INE: cumplir las reglas

Editorial EL UNIVERSAL

Las mismas reglas electorales que en 2018 le dieron el arrasador triunfo a Andrés Manuel López Obrador sobre sus contrincantes a la Presidencia de la República, son las que ahora éste y su partido parecen negarse a acatar, y que además lo han llevado a cuestionar la existencia y el actuar del organismo encargado de organizar los comicios en México.

Pero el gobierno debe recordar que el Instituto Nacional Electoral (INE) no hace las reglas, se trata de una institución planeada para llevar el registro de los mexicanos en edad de votar y actuar como árbitro en los procesos electorales. Su creación y permanencia es uno de los grandes logros de la democracia mexicana y garantizar su independencia y autonomía uno de los principales deberes nacionales.

En entrevista con este diario, Lorenzo Córdova, Consejero Presidente del INE, advierte sobre dos peligros antidemocráticos para el próximo proceso: la polarización y la intolerancia, externando una especial preocupación sobre la idea de presentar al árbitro de las elecciones como parte del problema.

Y es que en este sentido entre el mandatario y el INE ha habido varios roces, como el señalamiento hecho para que el jefe del Ejecutivo dejara de hacer propaganda a favor de su grupo político desde sus conferencias mañaneras, exhorto que no fue bien visto por el Presidente, quien lo denunció como un acto de hostigamiento y un intento de censura por parte del órgano electoral.

Pero el titular del INE reitera que su institución no está contra el Presidente o su partido, sino simplemente ejerce su deber al señalar a quien infringe la Constitución, por lo que en vísperas del inicio de la contienda electoral hace un exhorto a la vocación democrática de los contendientes y un llamado a ajustarse a las reglas del juego democrático.

Si al actual gobierno no le gusta la actuación del INE, o el de sus consejeras y consejeros, cabría entonces considerar una reforma a los reglamentos de ese órgano. No obstante, se debe defender el papel del INE que, con sus pros y contras, sus altibajos y sus matices, ha mostrado un buen desempeño y permitió en su momento romper con la denominada dictadura de partido único y sentar las bases para la alternancia en el poder.

Hoy es un factor fundamental para uno de los principales derechos ciudadanos, el de elegir en comicios a sus gobernantes y representantes. El ejercicio y la consolidación de la democracia en México no podrían entenderse sin el INE. Su trabajo lo avalan los gobiernos de distintas ideologías y procedencias políticas que han accedido al poder desde la creación del organismo electoral. Respetar su misión es un deber mínimo para cualquier mexicano.

TEMAS RELACIONADOS
INE
Guardando favorito...

Comentarios