Se encuentra usted aquí

Gasolina, ¿abasto en riesgo?

12/11/2019
03:37
-A +A

Read in English

Para las principales potencias económicas asegurar su futuro energético es una prioridad en su proyecto de nación.

En Estados Unidos, por ejemplo, la gasolina, diesel y turbosina almacenada en 2016 equivalía a 27 días de abasto, además de que cuenta con grandes reservas de petróleo crudo en depósitos subterráneos. En Italia, en ese mismo año, sus reservas representaban 56 días de consumo y en el Reino Unido, 31.

En México, en 2016, los combustibles almacenados —conocidos como inventarios— solo alcanzaban para tres días de suministro a los usuarios.

Desde 2016 la cifra de inventarios de gasolina en México prácticamente no se ha modificado.

A principios de 2019, cuando se presentó la crisis de desabasto por el combate gubernamental al huachicol, los datos que se conocieron fueron en el sentido de que la gasolina, diesel y turbosina almacenadas solo servirían para enfrentar de dos a cuatro días de consumo en el país.

Después de esa experiencia, se apostó a consolidar los volúmenes de combustible almacenado, que alcanzó su nivel máximo en agosto al alcanzarse 13 días de abasto en los inventarios. Esos datos positivos, sin embargo, corren el riesgo de mermar nuevamente.

EL UNIVERSAL da a conocer hoy que el gobierno federal utilizó la tercera parte de los inventarios de gasolinas para compensar la caída en la producción de combustibles registrada en el último trimestre y evitar un desabasto. La producción de gasolinas Magna y Premium pasó de 264 mil barriles diarios a 165 mil barriles en tres meses, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Energía.

En países como Estados Unidos el propósito de mantener enormes inventarios es contar con reservas ante eventuales crisis internacionales y hacerles frente sin afectar las actividades productivas. México debería adoptar políticas similares y no tocar los inventarios si no existe una emergencia energética global.

Hacer uso de las reservas de gasolina, ahora que comenzaban a aumentar, puede revertir la capacidad nacional de encarar futuras crisis por falta de combustible. Es un tema al que México debe dar toda la relevancia por simple cuestión de prevención. ¿Qué pasaría si el país se paraliza varios días por falta de combustible? La situación escalaría al nivel de seguridad nacional. Hay que tomarlo en cuenta.

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN