En la CFE, ¿oscuridad o luz?

Editorial EL UNIVERSAL

A una semana de la falla en el suministro de energía eléctrica, las dudas sobre el origen de la misma se hacen más oscuras en lugar de aclararse.

El lunes 28 de diciembre 10.3 millones de usuarios se quedaron sin energía eléctrica en al menos una decena de estados. El martes 29 directivos de la Comisión Federal de Electricidad argumentaron que el apagón se debió a un incendio en pastizales en la carretera federal Victoria-Monterrey y presentaron un oficio de Protección Civil de Tamaulipas para respaldar sus dichos. Horas después, EL UNIVERSAL dio a conocer que el documento presentado era falso, de acuerdo con la propia dependencia tamaulipeca, pues no tenía sellos, el número de folio no era real y la firma mostrada no correspondía con el firmante.

El miércoles 30 el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que un grupo que quiere la debacle de la CFE hacía “un escándalo” por el apagón. El jueves 31 aceptó que se hiciera una investigación sobre la autenticidad del oficio del Protección Civil. Finalmente, este martes 5 de enero, una semana después de que se señaló como falso el documento, la CFE reconoció que el oficio que presentó sobre el incendio en el pastizal es apócrifo.

Desde ayer la dirección de la CFE comenzó a plantear otra explicación para el apagón: “El exceso de permisos otorgados en la administración pasada para más de 21 mil megawatts [de energías] renovables”. Un argumento que parece más una postura ideológica contra energías alternativas, que una idea convincente.

La promesa que se hace ahora es que se investigará el origen del oficio falso. ¿Se debe anticipar, entonces, que una persona tomó la decisión de engañar a los directivos de la CFE, por lo tanto al jefe del Ejecutivo y al país en general?

Lo que se espera de los gobiernos es que actúen con honestidad, transparencia y con el interés genuino de servir a la ciudadanía. Esto puede ser la gran diferencia entre países con mejor calidad de vida y aquellos que cada vez acumulan más rezagos.

En México los distintos gobiernos, de todas las corrientes partidistas, no han podido —¿ni querido?— ser congruentes entre su discurso y sus acciones.

Aclarar la causa real en la falla del servicio eléctrico puede definir la ruta por la que se decantará este gobierno.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios