Se encuentra usted aquí

El caos a la vista de todos

La transformación de estos lugares para hacerlos seguros y transitables debe considerarse un asunto metropolitano, que involucre la participación de los gobiernos capitalino y mexiquense
27/08/2019
01:26
-A +A

Read in English

Autoridades de la zona metropolitana de la Ciudad de México tienen perfectamente ubicadas las áreas con problemas de inseguridad, ambulantaje, pobreza, movilidad, crecimiento anárquico, etc. Intervenir para modificar esos escenarios es cuestión, entonces, de disposición y de interés, principalmente.

Un sitio que reúne varias de esas características es el paradero de Indios Verdes. Todos los días 950 mil usuarios recorren sus estrechos andadores para abordar alguna de las 6 mil unidades de transporte, la línea del Metro, la línea del Metrobús o la del Mexibús; a ellas se sumarán en algunos meses otra ruta del Mexibús y el nuevo Cablebús con lo cual el número diario de usuarios aumentaría a un millón 500 mil. También hay que considerar más de mil comerciantes informales... Ingredientes perfectos para el caos.

El gobierno de la Ciudad de México elabora un plan para poner orden en el lugar. En pasadas administraciones se han hecho promesas similares para remodelar otras zonas donde confluye el transporte público, algunas se han cumplido otras siguen sin concretarse. Aquellas áreas que tienen las problemáticas más graves –Cuatro Caminos, Pantitlán, Indios Verdes– permanecen sin ser atendidas de manera integral.

Anteriormente se apostó a proyectos público-privados para remodelar esas áreas. Ese esquema recibió críticas de algunas organizaciones, pues consideraban que únicamente se privilegiaba la explotación comercial de los paraderos. En época de austeridad no debería desecharse ese tipo de alianzas, con la condición de que la autoridad asuma un rol claro en favor de los usuarios del transporte público y no de los grandes capitales.

La transformación de estos lugares para hacerlos seguros y transitables debe considerarse un asunto metropolitano, que involucre la participación de los gobiernos capitalino y mexiquense.

Aunque se encuentran en la Ciudad de México, la participación del gobierno del Estado de México se vuelve indispensable. Los principales usuarios y unidades de transporte provienen de los municipios vecinos.

El rescate de zonas como Indios Verdes significará una mejor calidad de vida para cientos de miles de personas. Se trata de dar seguridad, instalaciones suficientes y rapidez en su trayecto a quienes se quejan todos los días de las condiciones de esos paraderos, pero no tienen el tiempo para organizar movilizaciones en demanda de un mejor servicio. El caos, sin embargo, está a la vista de todos... y no solo en Indios Verdes.