Se encuentra usted aquí

Desinformación y hackers

19/11/2019
01:49
-A +A

Read in English

Del ataque cibernético a Petróleos Mexicanos, la empresa más importante del país, cada día se conocen nuevos detalles, pero desde fuentes externas. Por parte del gobierno federal la información que fluyó fue a cuentagotas y de manera lenta.

El comunicado oficial —24 horas después de que se comenzó a difundir el tema— señaló que la petrolera fue víctima de “intentos de ataque” cibernéticos, que fueron neutralizados aunque afectaron solo a 5% de los equipos de cómputo. Las operaciones cotidianas, agregó la compañía, transcurrían con normalidad.

Conforme pasaban los días, trabajadores de Pemex reportaban que no podían utilizar sus máquinas debido a que estaban secuestradas por el ataque ocurrido el domingo 10 de noviembre. El plagio cibernético no había sido neutralizado.

Fue una agencia de noticias extranjera la que dio a conocer que los llamados hackers o piratas informáticos solicitaron a la empresa 5 millones de dólares para liberar sus sistemas.

Un exfuncionario de la petrolera que participó en la puesta en marcha del plan Transformación Digital de Pemex, que inició en 2017, estima que 60 áreas, entre direcciones, subdirecciones, gerencias, unidades de control interno y oficinas de auditoría interna, estarían entre las afectadas por el ataque. Explica también que la red informática abarca prácticamente todas las áreas estratégicas de la petrolera y que el efecto de un ataque puede propagarse a todas. De acuerdo con información publicada en estas páginas, gobiernos anteriores y el actual han incumplido con asignar recursos suficientes para los programas de seguridad informática.

¿Operan en estos momentos al 100% los equipos de computación de Pemex? El viernes pasado aún se conocían reportes de afectaciones en la sede central.

¿Se perdió información privilegiada? ¿Qué área resultó la más afectada? La empresa petrolera quedó a deber información sobre las afectaciones, pero principalmente sobre lo que está haciendo para evitar que vuelva a presentarse un caso de ese tipo.

El sector energético es un área vital para cualquier nación. En México la importancia es mayor por tratarse de una empresa del Estado. Es incluso cuestión de seguridad nacional. Los hackers dieron un golpe, ¿vendrán otros?

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN