Crimen y corrupción política

Editorial EL UNIVERSAL

¿Por qué no se reduce la ola criminal que viven varias regiones a lo largo y ancho del país? Las estrategias que se han adoptado al menos desde 2006 –cuando se decidió que el Ejército auxiliara en tareas de seguridad pública– no han logrado la erradicación del fenómeno criminal. En el mejor de los casos los actos delictivos se mitigan para resurgir en corto tiempo.

Para el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, una explicación se encuentra en la corrupción política. En un foro organizado por EL UNIVERSAL, consideró que mientras no se combata a los malos políticos —que desde el poder protegen a grupos delictivos, como cárteles, empresas fantasmas o factureras— “las organizaciones delincuenciales van a seguir funcionando”.

En esta edición se presenta un ejemplo de lo que alude el funcionario: el país ha perdido miles de hectáreas boscosas debido a la tala ilegal, pero en las comunidades afectadas aseguran que la autoridad nada hace por detener la devastación ecológica. No hay seguridad, ni control de los territorios donde ocurre el ilícito.

Los delitos —en ese y otros ejemplos— se cometen sin que alguien sea sancionado. Para el titular de la UIF, ahí se encuentra otra de las razones por las que el crimen prevalece: la impunidad es el gran problema. Se requiere que los responsables de delitos sean castigados por los tribunales para que el crimen deje de operar.

Los altos índices de impunidad son documentados incluso por organizaciones internacionales. Hace unos días World Justice Project presentó el Índice Global de Estado de Derecho 2021 y ubicó a México en el lugar 113 de 139 naciones analizadas, con una caída (14 lugares) en el rubro “Ausencia de corrupción”, en el que ocupó el sitio 135, solo por arriba de Uganda, Camerún, Camboya y República Democrática del Congo.

El panorama para el país comenzará a cambiar cuando las bandas delictivas empiecen a registrar que sus acciones son sancionadas y que no encontrarán más complicidades desde el poder (sean gobiernos, jueces o legisladores). Solo así se resolverán muchos de los grandes problemas que enfrenta el país: cuando se erradique la corrupción política.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios