Cifras discordantes

Editorial EL UNIVERSAL

El informe que presentó ayer el Inegi sobre defunciones registradas en el país durante 2020 revela que no fueron 148 mil 629 mexicanos los que murieron por Covid-19, como reportó la Secretaría de Salud al cierre correspondiente al año pasado, sino que en realidad se atribuyen a la enfermedad hasta 201 mil 163 defunciones.

Por lo anterior, una de cada cuatro muertes por Covid en México fue reportada el año anterior como suscitada por otra causa o quedó fuera de las estadísticas por haberse producido en los hogares o en otros sitios (como cárceles) y no en los hospitales.

Si bien se reconoce que las cifras manejadas por Salud no buscan llevar un registro fidedigno del impacto de la pandemia en México, sino más bien servir para tener comprensión de las tendencias y el comportamiento que manifiesta ésta, para poder anticipar consecuencias y movilizar recursos hacia su atención inmediata, las polémicas estadísticas se presentaron inicialmente como los datos oficiales reconocidos por el gobierno.

Se reconoce también como motivo de la discrepancia el retraso o la desigualdad tecnológica, que hizo que clínicas y sanatorios distantes o en zonas rurales reportaran de forma tardía los casos atendidos y los decesos.

El impacto directo en México de la pandemia de Covid también refleja en un dato estremecedor: 2020 fue el primer año en que se excedió en la historia de nuestro país la cifra del millón de defunciones totales por diversas causas, en las que por sí solo el virus fue causante reconocido de más de 201 mil, aunque podría estar detrás del excedente total de 326 mil 279 de muertes adicionales no esperadas para 2020.

El total de fallecimientos suscitados el año pasado representó un 43.5% más de lo esperado según las proyecciones hechas para un año “normal”, en el que se consideraban hasta unas 749 mil 500 muertes producidas por las causas habituales de años anteriores, incluidos accidentes mortales y hechos violentos, prospecciones que además ya consideraban el crecimiento poblacional.

Sin embargo, la diferencia entre las cifras de Salud y del Inegi confirman el drama que significó para al menos 50 mil personas morir de Covid. No lo hicieron en hospitales, sino en sus casas. Asimismo, deja en claro que una buena parte de las muertes no consideradas por Covid, sí lo fueron al estar relacionadas con decesos causados por sus secuelas o por el agravamiento que esta enfermedad supuso para otras patologías concomitantes o preexistentes como la diabetes, la neumonía o el cáncer.

Se debe aprender de lo ocurrido el año pasado para en este 2021 dar atención digna y oportuna a quien lo requiera.

Comentarios