¿Alerta en la CDMX?

Editorial EL UNIVERSAL

La tranquilidad que por algunos años fue característica de la Ciudad de México, mientras regiones enteras del país veían correr la sangre producto de la escalada de inseguridad, se truncó en el sexenio pasado cuando irrumpieron grupos criminales como el cártel de Tláhuac o la Unión de Tepito. La violencia ascendía sin que la autoridad lo aceptara; desde su perspectiva nunca hubo delincuencia organizada en la capital del país.

Con la llegada de una nueva administración los problemas de inseguridad no han acabado, pero tampoco se evaden. Datos de la propia Secretaría de Seguridad Ciudadana señalan que el Cártel Jalisco Nueva Generación ha tenido un crecimiento exponencial. En noviembre de 2019 su presencia estaba limitada a dos células en las alcaldías Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc. Para julio de este año se ha identificado la presencia de la banda en al menos seis demarcaciones de la capital.

Con la actividad de bandas locales parece inminente una feroz disputa entre los grupos por el territorio. El asesinato de una persona a las afueras de una panadería en el Centro Histórico se encuadra en la lucha entre bandas rivales y resurge la amenaza de que las calles capitalinas se vuelvan escenario de la batalla.

El camino avanzado de contención de la inseguridad y de desmantelamiento de cárteles luce ahora igual que al inicio, con un nuevo enemigo a la vista.

En medio vuelve a quedar rebasada la estrategia que han seguido los gobiernos federal y locales desde hace más de una década y que escasos resultados ha logrado. La decapitación de bandas criminales elimina de manera momentánea la violencia, pero solo en tanto se da la reorganización de sus integrantes o mientras hace su arribo un grupo externo, como se registra en la Ciudad de México o como sucedió en Guanajuato tras la detención de José Antonio Yépez Ortiz, El Marro.

El gobierno de la Ciudad de México ha llamado a las cosas por su nombre y ha rectificado en materia de seguridad cuando ha sido necesario. Con la identificación plena de que el cártel más poderoso del país se encuentra operando en la capital, deberá cambiar lo que sea requiere y adoptar las estrategias convenientes para frenar un grupo que tiene enorme capacidad de fuego y de corromper... antes de que sea demasiado tarde.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios