¿No hay nuevos monstruos?

Carlos Seoane

Observo a través de Twitter un video tomado por dos hombres y una mujer desde el interior de un auto que va circulando en las afueras del municipio fronterizo de Miguel Alemán en Tamaulipas, a la distancia se divisan una serie de objetos alineados sobre el camino estorbando el paso. Conforme el vehículo avanza lentamente y con las luces intermitentes encendidas, los objetos cobran forma…son cuerpos humanos tirados sobre el pavimento. Las imágenes son impactantes, claramente se observan nueve cadáveres ensangrentados de sicarios que perdieron la refriega armada en contra de algún rival más poderoso.

El semanario Proceso reportó que se trató de un combate entre grupos rivales del Cártel del Noreste (CDN) y el Cártel del Golfo (CDG). Estas escenas, tristemente cotidianas en nuestro país, dan cuenta que nos falta mucho camino por recorrer antes de lograr la tan ansiada paz que se perdió desde hace tres lustros.

El periódico Reforma publicó en su primera plana del primero de julio hechos incuestionables acerca de las masacres (al menos 40 con casi 300 víctimas) ocurridas durante el presente año en 16 estados del país. Algunas ocurrieron en contra de la indefensa población civil, otras entre los criminales y las fuerzas del orden y otras bajo la consabida leyenda de “se matan entre ellos” como el evento descrito anteriormente.
Sin embargo, el Presidente declara en su informe a propósito del tercer aniversario de su triunfo electoral: “Lo que yo dije ayer y seguramente les dolió, van a tener que ponerse vitacilina, es de que el tiempo que llevamos, no se han creado nuevos cárteles, que nosotros heredamos estos cárteles”. Me encantaría conocer la definición de cártel para el gobierno de López Obrador.

Leo y vuelvo a leer la declaración y lo único que puedo entender al respecto es un deslinde de rendición de cuentas y responsabilidad siendo que todo es “heredado” y supuestamente ninguna nueva organización criminal de grandes dimensiones ha eclosionado en estos últimos 31 meses.

Una declaración como esta podía ser entendible durante el primer año de gobierno, pero a cuatro meses de cumplirse el 50% de su mandato constitucional, me resulta verdaderamente absurda, por decir lo menos.

El deterioro de las condiciones de seguridad fue brutal en el segundo trienio de la administración del expresidente Peña Nieto, situación que fue aprovechada y explotada hasta el cansancio en campaña por todos los candidatos en la elección presidencial del 2018. Para nadie era un secreto el aumento de la violencia criminal en el país y la renuncia de aquella presidencia a cumplir con sus responsabilidades en la materia.
Gran parte del voto ejercido a favor del gobierno actual derivó, precisamente, de ese crecimiento exacerbado de homicidios dolosos. Y, sin embargo, los resultados después de 31 meses de esta administración son muy pobres. Pero no tomen mi palabra por hecho, revisen ustedes mismos la estadística oficial y saquen sus propias conclusiones: http://www.informeseguridad.cns.gob.mx/files/homicidios_02072021_v2.pdf

La imagen es transparente y no deja lugar a duda, es un sube y baja que demuestra que lo que sea que se esté haciendo en materia de seguridad, dista de tener resultados efectivos. El día que exista una tendencia descendente continua (así sea modesta) por más de seis meses, lo celebraré y escribiré al respecto, por lo pronto, no hay espacio para dejar de lado la crítica.

El tiempo vuela, los ansiados resultados no llegan y el discurso no cambia. Me aterra pensar que el mayor logro en seguridad de este gobierno sea el presumir que supuestamente no nacieron nuevos monstruos durante su administración.

POSTDATA – Han transcurrido 64 días de la tragedia en la línea 12 del metro. Acorde a datos del gobierno de la CDMX no hay todavía una sola persona bajo investigación. Pero siendo que el multimillonario Carlos Slim pagará la rehabilitación y reparaciones “sin costo para el gobierno”, todo apunta a que la impunidad reinará -una vez más- en donde claramente deberían existir responsabilidades de carácter penal…ojalá me equivoque.
 

*Consultor en seguridad y manejo de crisis
Twitter: @CarlosSeoaneN

Comentarios