Media tonelada de huesos

Carlos Seoane

El esqueleto de un adulto representa alrededor del 12% del peso total corporal, por lo tanto, el esqueleto de una persona de 70 kilogramos pesa entre 8 y 9 kilos, esto considerando que, en su composición existe un 30% de agua en un cuerpo con vida. Lo que significa que para poder conformar un cargamento de media tonelada de huesos deshidratados o secos, tendríamos que apilar aproximadamente 85 osamentas en perfecto estado. Ahora pensemos cuantos huesos calcinados y pulverizados se necesitarían para acumular ese mismo peso.

La lección de anatomía viene a colación para poder visualizar los hechos que acontecieron por años en el ejido de La Bartolina, perteneciente al municipio de Matamoros en Tamaulipas a 30 kilómetros del cruce fronterizo con Brownsville, Texas, y que acorde a la información disponible, su población no supera los 250 habitantes.

La Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas (CNB), a través de su titular reporta que en este sitio han sido hallados y recuperados alrededor de 500 kilos de restos óseos calcinados durante el último lustro. Esto solo puede ser descrito como una zona de exterminio similar a un campo de concentración de la Alemania nazi.

Según reportes periodísticos de El Mañana de Reynosa, este centro de destrucción y quema de cadáveres fue descubierto por elementos del Ejército y la Procuraduría General de Justicia estatal en abril de 2016, durante el mandato del expresidente Peña Nieto y próximo al final de la administración del gobernador tamaulipeco priista, Egidio Torre Cantú. Sin embargo, de acuerdo con información federal, el sitio fue operado por el Cártel del Golfo desde 2009. Empero, es hasta ahora que el macabro descubrimiento se hace público a nivel nacional.

Testimonios por parte del colectivo Madres Unidas por Nuestros Hijos, compuesto por familiares de personas desaparecidas en San Fernando, Matamoros y Reynosa, afirman que solo se ha excavado en menos de una cuarta parte de los 600 metros cuadrados del terreno en donde se han recuperado miles de huesos fragmentados y quemados; “En La Bartolina, donde pises, hay una muela, una cervical, una costilla, una mandíbula. Hemos encontrado cuerpos enteros y medios, cervicales con pelvis completas.”

Desde hace más de una década, Matamoros ha sido uno de los bastiones del Cártel del Golfo (creador de los Zetas). Localizada al extremo noreste de un estado que ha sufrido los embates del crimen organizado y del narco como muy pocos, La Bartolina y otras locaciones cercanas se convirtieron en campos de exterminio de los que nadie quiso saber y que los gobiernos priistas decidieron mantener ocultos ante el impacto negativo que ello hubiera acarreado en términos electorales y de imagen.

De acuerdo con cifras de la CNB, a principios del presente año se superó oficialmente la cifra de 82,000 personas desaparecidas. Y a este brutal número habría que sumar el enorme subregistro y a quienes fueron hallados sin vida que se encontraban desaparecidos. La triste realidad es que es imposible saber las cifras con certeza, ya que las fiscalías de todo el país (y de todos los colores de los partidos políticos) no realizan investigaciones y mucho menos actualizan la base de datos de la CNB. En Tamaulipas han desaparecido a 11,443 personas, de estas, 2,241 en Matamoros, un municipio con poco más de medio millón de habitantes.

Historias de terror de nuestro querido México que no dejan de suceder. Narcos y delincuentes sin códigos, reglas o siquiera unos gramos de ética criminal. Gobiernos que callan ante derrotas pasmosas que solo exhiben su ineficacia, corrupción e indiferencia. ¿De verdad no hay forma de evitar que las toneladas de huesos se sigan acumulando?

P.D. El jueves de la semana pasada, el presidente López Obrador afirmó que, si no terminaba de pacificar a México, no iba poder “acreditar históricamente” su gobierno. Estoy totalmente de acuerdo y lo peor es que este sexenio tiene ya la trayectoria para superar los brutales récords de homicidios dolosos de sus antecesores.

 

Consultor en seguridad y manejo de crisis.
Twitter: @CarlosSeoaneN
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios