Manejo de crisis y la Línea 12 del Metro (I)

Carlos Seoane

Posterior al trágico evento de la Línea 12 del Metro en mayo del año pasado, el gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum Pardo, anunció la contratación de la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV) para llevar a cabo un peritaje independiente y así poder contar con un reporte profesional y especializado que describiera a detalle las fallas que provocaron el desplome de una trabe en el tramo Olivo y Tezonco, mismo que provocó la muerte de 26 personas y dejó lesionadas a varias docenas más, algunas de gravedad y con secuelas permanentes.

"Es una empresa de mucho prestigio en ingeniería forense, en evaluación forense", dijo la jefa de Gobierno en aquellos días haciendo énfasis en que esta organización era especialista en análisis e investigación de fallas y gestión de riesgos. Sin embargo, ahora anuncia que el contrato con los noruegos será rescindido y que procederá legalmente en su contra después de haber llevado a cabo dos informes técnicos y un análisis causa-raíz sobre el desplome.

Vale la pena hacer notar que DNV fue fundada en 1864. Cuenta con 11,795 empleados y más de 100 oficinas distribuidas en los cinco continentes y en su último reporte anual de resultados reporta ventas por dos mil doscientos sesenta millones de dólares.

Sheinbaum Pardo dijo el miércoles pasado que el último reporte, el análisis causa-raíz, era “deficiente, mal ejecutado, con problemas técnicos, tendencioso y falso” y que serviría a los intereses de la oposición. Esto, ya que - obviamente - debe discrepar respecto a las conclusiones alcanzadas en los primeros dos informes técnicos que atribuían el desplome, mayormente, a deficiencias en el diseño y construcción de la obra.

No hay que ser Sherlock Holmes para deducir que este último documento debe de hacer mella en el tema del mantenimiento (responsabilidad del gobierno actual). Es muy probable que, aparte de señalar problemas en su construcción, también describa un evidente descuido al no haber brindado un mantenimiento adecuado en tiempo y forma.

Hasta aquí, la estrategia de la jefa de Gobierno ha versado en desacreditar a DNV a través de dichos comunes, amenazas y de no dar a conocer el 3er informe, pero Sheinbaum hace implícito en su discurso que en las conclusiones de este último documento existió una presunta intervención de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). “Es un caminito que está ligado a “mexicanos por la corrupción” y a un presunto “conflicto de interés que nosotros detectamos en el momento en que se comienza a desarrollar el tercer reporte, porque entre otras cosas aparece un abogado que ha litigado contra el presidente”. Ella acusa que DNV está respondiendo a los intereses de las cúpulas contrarias al Gobierno.

Si analizamos con detenimiento lo dicho por la Dra. Sheinbaum, podríamos entonces deducir lo siguiente: Un grave problema de infraestructura en la Ciudad de México, conocido por todo mundo desde hace años, habría sido aprovechado y utilizado para atacar al gobierno local mediante una empresa noruega de elevado prestigio, misma que fue manipulada o corrompida por una pequeña ONG mexicana dedicada a la investigación periodística, todo esto con el objetivo de afectar negativamente a la 4T.

La jefa de Gobierno, al no poder asignar culpas o responsabilidades a gente que no pertenezca a su movimiento, ya que la Ciudad de México ha sido administrada desde hace 24 años por la izquierda y por mucha gente que actualmente pertenece al partido en el poder, ha decidido emprender un sinuoso camino cuesta arriba violando múltiples preceptos de manejo y comunicación de crisis.

De eso hablaré en la segunda parte de esta entrega mañana martes.

POSTDATA – Acabo de publicar mi libro - precisamente - acerca de manejo de crisis “¿Qué podría salir mal? Prevención, gestión y recuperación en tu empresa ante una crisis”. Lo pueden conseguir en físico en librerías Gandhi y en versión digital en Amazon y Apple Books.

POSTDATA II – Con esta publicación cumplo dos años de escribir esta columna semanalmente. Ha sido un camino de gran aprendizaje y de un enorme gozo en el cual nunca se me ha dicho que quite o que agregue una sola palabra a mis artículos. Mi profunda gratitud para El Universal por mantener abiertas las puertas a la libertad de expresión.

 

*Consultor en seguridad y manejo de crisis
Twitter: @CarlosSeoaneN

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios