241 palabras

Carlos Seoane

En su tercer informe de gobierno, el presidente López Obrador dedicó 241 palabras al tema de la seguridad en nuestro país, empleando para ello poco menos de dos minutos de un total de 58 que duró su presentación. La totalidad de su mensaje consistió en 5,670 palabras, por lo que, solamente le correspondió un porcentaje de .04250 del total, ni siquiera la mitad de un punto porcentual. Esto nos puede dar una idea, ya sea de la importancia de la seguridad en la agenda nacional o de la falta de los ansiados resultados.

El mandatario utilizó esas 241 palabras para describir estadísticas de disminuciones e incrementos de diferentes actos delictivos, también mencionó que el gabinete de seguridad se reunía de lunes a viernes a las 6:00 AM para “tomar decisiones que permitan enfrentar los distintos delitos y garantizar la paz”. Eso fue todo.

En fin, los políticos harán política, hablarán de aquello que les hace ver bien y callarán o mentirán frente a lo que no. Pero lo importante es saber en dónde estamos parados y hacia dónde nos dirigimos en materia de seguridad, así es que dejemos que los números hablen y no las opiniones.

Acorde al Observatorio Nacional Ciudadano, el cual se abastece de datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el primer semestre del presente año cada 4 minutos se robaron un auto, cada 5 minutos un transeúnte fue asaltado, cada 6 minutos robaron o asaltaron un negocio, cada 9 minutos robaron una casa-habitación, cada 25 minutos se perpetró una violación y cada 35 minutos asaltaron a alguien en un transporte público. Y para rematar, cada 15 minutos se abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso y cada 12 horas una por secuestro. Todas estas cifras derivan de datos oficiales, ¿se imaginan los números si lográramos incorporar también la cifra negra?

Durante el presente sexenio, el mes con el menor número de asesinatos fue de 2,194 (diciembre 2020), mientras que el mes más violento ascendió a 2,585 homicidios (marzo 2020). Esto significa que alrededor de 80 personas pierden la vida diariamente en México derivado de actos con el conocimiento y la voluntad de matar a otros. Es importante mencionar que la cifra de homicidios culposos, aquellos que se cometen por descuido o negligencia, no están incluidos en estas cifras.

Esta es nuestra realidad y no se trata de politizar la fría estadística para echar en cara a nuestros gobernantes nuestro apoyo o rechazo basado en filias o fobias. Es clave dar seguimiento a estas (y otras tantas) cifras para contar con diagnósticos certeros de las condiciones de seguridad que atraviesa el país, ya que todos las padecemos. Sin esto, no se puede diseñar la estrategia y/o las políticas públicas para prevenir y contener la violencia.

Y es entonces que enfrentamos tres problemas; el primero, el gobierno federal sigue sin mostrar la menor señal de ajuste en su estrategia, su única apuesta es la Guardia Nacional y los programas sociales, el presidente ya lo ha dicho en más de una ocasión “no me harán cambiar de opinión”, y no parece que los recientes cambios en su gabinete vayan a favorecernos en este tema.

El segundo, prácticamente la mitad (15) de los 32 gobiernos estatales van a entrar en funciones en breve y aunque esto sea parte normal del ciclo político y de la vida democrática del país, la novatez de los nuevos gobernadores y de sus equipos, sumado a la clara intervención del crimen organizado en el proceso electoral en varias regiones del país, nos brinda un escenario indeseable.

El tercero y último, la profunda rivalidad política entre el partido gobernante y la oposición dificultará en extremo el trabajo en conjunto. De hecho, López Obrador se reunió el pasado 14 de junio solamente con los gobernadores de su partido para “afinar la estrategia de seguridad”, ¿así o más claro el mensaje?

El presidente utilizó el eslogan “hechos, no palabras” en los mensajes con motivo de su tercer informe. Lamento mucho que, al menos para la seguridad, los hechos hablen menos que las 241 palabras pronunciadas.

POSTDATA – Se me olvidaba mencionar, también dedicó 28 palabras a la Guardia Nacional, una de las joyas de la corona de la 4T.

 

Consultor en seguridad y manejo de crisis
Twitter: @CarlosSeoaneN
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios