A la derecha de Biden

Carlos Loret de Mola

A la reunión virtual fueron convocados los que definirán la política del gobierno de Biden hacia el de López Obrador

Una mujer ocupó el tercer asiento a la derecha del presidente de Estados Unidos, durante su llamada con el mandatario de México. En la cabecera de la mesa en la Casa Blanca se sentó Joe Biden. A su derecha, junto al secretario de Estado Blinken y el asesor de Seguridad Nacional Sullivan, portando cubrebocas, estaba Roberta Jacobson, exembajadora de Estados Unidos en México y actual coordinadora del gobierno federal para la Frontera Sur.

Está claro que a esa reunión virtual fueron convocados los que definirán la política del gobierno de Biden hacia el de Andrés Manuel López Obrador. Y está claro que una voz de primerísima importancia será la de Roberta Jacobson. El retrato que puede hacer ella del régimen obradorista puede descubrirse a partir de una entrevista que le hice para Latinus en julio del año pasado, a propósito de la amable visita que hizo el presidente de México a Donald Trump, entonces habitante de la Casa Blanca.

Le pregunté cómo iba a tomar Biden que López Obrador hubiera ido a tenderse a los pies de Trump y ser usado hasta de spot de campaña para conquistar el voto latino. Me contestó: “Joe Biden entiende la importancia de México… él no va a dañar la relación por una cosa personal o política como esto. Pero el tono de la relación es muy importante también… se deja un tono muy malo y eso va a afectar… (López Obrador) fue utilizado por la campaña (de Trump), y él ha permitido ser utilizado por la campaña en una manera que debió saber desde antes”.

Lee también En lo que AMLO sí cedió ante Biden

Roberta Jacobson lamentó que, como parte de la gira de AMLO a Washington, en plena contienda electoral, el gobierno mexicano no haya solicitado una reunión con Biden o con los demócratas, por mínimo equilibrio diplomático: “eso es una cosa que nadie va a olvidar”. Tampoco hubo una reunión con la comunidad mexico-americana en ese viaje, y destacó que ella no recordaba una visita de un presidente mexicano en el que no se reuniera con la potente comunidad migrante.

Jacobson hizo notar las graves similitudes entre Trump y López Obrador: “los dos presidentes son anti-institucionalistas. A ellos no les gusta el Poder Judicial, la Legislatura. Cualquier cosa que pueda frenar u obstaculizar su voluntad política, ellos realmente la tratan como inconveniencia. Yo creo que es algo muy importante y muy dañino para ambos países, presentar un presidente como único… Además, creo que no toleran de una manera cívica, democrática, a la oposición: o están conmigo o están en mi contra”.

SACIAMORBOS


También en México hay un Bartomeu. El presidente del club de futbol Barcelona, Josep Maria Bartomeu, fue recientemente detenido, acusado de haber usado dinero del equipo para contratar a una empresa que atacara desde cuentas falsas en redes sociales a los futbolistas que le eran incómodos. Jugadores como Messi, Piqué, Xavi y Puyol fueron sus víctimas. Aquí en México, en un importante medio de comunicación, un ejecutivo hacía lo mismo. Detonaba campañitas en redes en contra de algún periodista del mismo medio, que expresaba opiniones en contra de los políticos a los que quería proteger. Oscuros procederes.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios