El papá del Carrusel de Cash

Carlos Loret de Mola

Dos eran sus choferes, otro era el que mandaba los periódicos a los estados y hacía la logística, uno más es su amigo y otro su secretario particular

Todos los perfiles conducen al mismo alto funcionario. Dos eran sus choferes, otro era el que mandaba los periódicos a los estados y hacía la logística, uno más es su amigo y otro su secretario particular.

Mujeres y hombres que participaron en el Carrusel de Cash para mover más de 40 millones de pesos en efectivo formándose una y otra vez en una misma sucursal bancaria y hacer las operaciones hormiga en cuestión de minutos, tienen un jefe en común: Gabriel García Hernández, operador electoral y financiero de López Obrador, senador de Morena, y quien arrancó el sexenio con oficina en Palacio Nacional como encargado de repartir todos los programas sociales.

En la operación Carrusel de Cash, dinero que supuestamente sería para los damnificados del sismo terminó en las campañas de Morena. Participaron más de treinta personas que se volvieron funcionarios del gobierno, entre ellos el secretario particular del presidente, Alejandro Esquer, y su oficial mayor, Denis Vasto. Así lo reveló una investigación de Latinus y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, que recogió EL UNIVERSAL.

Los caminos de todos los involucrados conducen a Gabriel García:

Su chofer es León Felipe Vidauri Alfaro, el que más dinero en efectivo movió: 3.7 millones de pesos. Su otro chofer, Santiago de la Huerta Cotero, sacó 2 millones en cash. A Guillermo Genaro Polanco lo tenía para repartir, a los estados del país, el periódico oficial de Morena, Regeneración, y luego se ocupó de organizar la logística. Él fue por 3.1 millones. Su amigo Camilo Oviedo Bautista, vinculado a movimientos por 2.6 millones de pesos, estaba de jefe de Unidad y actualmente es el número dos de Conafor. Francisco Javier de la Huerta es su secretario particular, y se desempeñó como jefe de los superdelegados y “servidores de la nación”. Su nombre aparece en el manejo de otros 2.6 millones de pesos.

Sólo cito algunos de los nombres más relevantes, pues prácticamente los 34 que participaron en la operación Carrusel de Cash a favor de Morena durante la campaña política de 2017-2018 y obtuvieron de premio cargos en el gobierno federal, están vinculados a Gabriel García. Lo aquí expuesto es una combinación de documentos y revelaciones de fuentes oficiales con acceso de primer nivel a Palacio Nacional.

Hasta la publicación de esta columna, los funcionarios de más alto rango que aparecían relacionados directamente con el Carrusel de Cash eran el secretario particular del presidente, Alejandro Esquer, y la oficial mayor de Palacio, Denis Vasto. Ahora sumamos a Gabriel García Hernández, quien en los primeros tres años del sexenio tuvo una relevancia política quizá mayor que los anteriores, pues se encargaba de repartir los miles de millones de pesos de los programas sociales y manejaba a los casi 20 mil “servidores de la nación”, operadores electorales primero de Morena y luego del gobierno. Fue despedido porque nunca pudo hacer padrones de beneficiarios transparentes, porque la Auditoría Superior detectó 100 mil beneficiarios fantasmas y porque estas dos cosas dificultaron la operación electoral de Morena: el descalabro en la Ciudad de México se lo achacaron a él.

El círculo de esta trama cerca cada vez más al presidente: Esquer, García, Vasto. ¿Alguien sigue pensando que él no es responsable de nada? 

 

Comentarios