El avión del gobierno al servicio de Morena

Carlos Loret de Mola

La aeronave de la militarizada Guardia Nacional, matrícula XC-PFM, es como Aero-Morena

Un avión de la Guardia Nacional transportó a altos funcionarios federales a un acto convocado como “asamblea informativa” de Morena para promover la consulta de revocación de mandato del presidente López Obrador. El orador principal fue el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, convertido en una copia pirata de López Obrador y despojándose del disfraz de conciliador que le había permitido tender puentes muchos sectores del país. Sorprendió la presencia del comandante de la Guardia Nacional, el general Luis Rodríguez Bucio, atendiendo el mitin en uniforme militar, y compartiendo templete con Mario Delgado, el dirigente nacional de Morena.

Usar un avión del gobierno para un mitin partidista viola la ley. De hecho, no ha sido un solo mitin. La aeronave de la militarizada Guardia Nacional, matrícula XC-PFM, es como Aero-Morena. Su bitácora de vuelos puede consultarse en la plataforma FlightAware. Exhibe que aterriza en los lugares donde se han realizado actos de Morena a los que ha acudido el secretario de Gobernación: Hermosillo y Torreón para promover la revocación de mandato el 2 de abril; Ciudad Juárez para un mitin con cientos de simpatizantes de Morena el 1 de abril; Zapopan (zona metropolitana de Guadalajara) para una reunión con morenistas de Jalisco el mismo 27 de marzo y de ahí al aeropuerto de Silao para un cónclave del partido en Guanajuato capital; Mérida, Campeche y Villahermosa el 26 de marzo.

Oficialmente, algunos de estos mítines de Morena se han convocado con la fachada de ser “asambleas informativas” para explicar la reforma energética del gobierno. Pero el propio secretario Adán Augusto López confesó este fin de semana en Hermosillo que cuando va a estos actos “la verdad es que no voy a hablar de la reforma eléctrica, vamos a apoyar al Movimiento”. Y lo va a apoyar en avión de las fuerzas de seguridad mexicana.

El avión de campaña del secretario de Gobernación para hacer proselitismo es un Gulfstream modelo LP GIV-X (G-350) y tiene un polémico historial. Era de la Policía Federal. Se repintó de gris para volverse de la Guardia Nacional. Y formó parte del lote de aviones oficiales que el presidente prometió vender dizque por austeridad. Hicieron todo un montaje de entrega de aeronaves propiedad de Banobras para ofrecerlas en venta junto con el avión presidencial. El avión presidencial era el primero de la lista. El avión al servicio de Morena era el tercero, con un valor asignado de 130 millones de pesos.

Como fracasaron en la venta de aeronaves, las pasaron al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado para que las subastara. Tampoco ha sucedido. Todo ha sido propaganda mañanera. El sospechoso tejemaneje de esas subastas fue expuesto en esta columna el pasado 15 de marzo bajo el título: “El negocio sucio de vender aviones del gobierno”.

SACIAMORBOS

El mitin del fin de semana fue la unción del subsecretario de Seguridad federal, Ricardo Mejía, como el candidato de Morena al gobierno de Coahuila. Mejía empezó su carrera en el PRI, luego fue diputado de Movimiento Ciudadano acusado de vender el padrón electoral, en el 2018 coordinó en Guerrero la campaña del panista Ricardo Anaya y ahorita ya es de Morena. Cuentan que hace casi veinte años no vive en Coahuila: ubican su domicilio entre Acapulco y la Ciudad de México.


[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios