Se encuentra usted aquí

Cartas dirigidas a las Sras. Sheinbaum y Ana Guevara (ahora sí…)

Introducción: Esta es la primera vez que escribo 2 cartas en mi columna. Era tan difícil decidir a quién escribirle mi Carta Semanal, que decidí hacer este “experimento compartido”. Espero lo disfruten.
15/08/2019
02:19
-A +A

Introducción: Esta es la primera vez que escribo 2 cartas en mi columna. Era tan difícil decidir a quién escribirle mi Carta Semanal, que decidí hacer este “experimento compartido”. Espero lo disfruten.

CARTA 1:

Sra Sheinbaum:

Por puro accidente, tuve la desgracia de cruzarme con un anuncio suyo en las redes sociales. El tema de ese video era el anuncio de la “Jefa de Gobierno” de nuestra ciudad sobre la continuidad de la Fórmula 1 en el 2020. En ese anuncio, usted comentaba que la carrera iba a traer grandes beneficios económicos a nuestra ciudad. También comentó que el Gran Premio continuaba gracias al esfuerzo económico de los empresarios de nuestra ciudad. Y terminaba su anuncio diciendo que ustedes no iban a invertir un peso porque no lo tenían o algo así. En pocas palabras…. Haciendo CARAVANA CON SOMBRERO AJENO…

Y para mis lectores que tuvieron la buena fortuna de NO ver ese anuncio, ¿dónde creen que lo filmó? ¡¡¡En los andenes del Metro!!! Nuestra “Jefa de Gobierno” iba disfrazada de gente humilde con unos pantalones y saco que de verdad daban pena. Y como publicista que soy, no pude evitar imaginar el diálogo entre la casa productora y sus EXTRAORDINARIOS ASESORES DE IMAGEN.

Me imaginé la siguiente conversación: Asesor a Ud: “Claudia, te recomiendo que filmemos en los andenes del metro”.

Productor: “¡¡Wowwww!! ¡Qué gran ideota!!” dijeron todos en la junta. “¡Claro! y la vestimos humilde para que parezca del pueblo”.

Asesor: “¡Es una gran ideota! Ya ves Claudia que tu imagen ha bajado bastante”.
Al día de hoy, sigo pensando ¿porqué lo filmó ahí? También me pregunté ¿para qué? Mi respuesta fue la misma: ¡PO-PU-LIS-MO!

Sin embargo, checando el video de hace 6 meses en el que anunciaba la cancelación del evento, me di cuenta que ese video lo grabó en su oficina. Y otra vez, la misma pregunta…. ¿Pero porqué en el metro? Y por último: En el primer video usted dijo que no se hacía el Gran Premio porque ese dinero se iba directamente a la construcción del famosísimo y extraordinario Tren Maya. Sin embargo, en este segundo video, usted nada más dijo que no tenían dinero para invertir en esos eventos, callándose lo del Tren Maya.

En pocas palabras: Como es su costumbre, nos volvió a MENTIR. Y por cierto Sra. Sheinbaum: ¿A qué chilango nos importa el Tren Maya?

CARTA 2:

Ana Querida:

Te escribo con el mismo cariño de hermanos que somos. Esta vez, me tienes muuuyyyy confundido y sacado de onda. Neta, neta, no te entendí porqué este lunes pasado le diste una medalla de agradecimiento a nuestro presidente. Me queda claro que porque se te dio la gana. Sin embargo, ¿de verdad crees que nuestro presidente se la merecía? Muchos mexicanos creemos que no.

Tú mejor que nadie sabe que la preparación de nuestros atletas no inició hace 6 meses. Tú mejor que nadie sabes que esta preparación se inició en el gobierno de Peña. Y tú mejor que nadie sabe que esa medalla —en el último de los casos— se la merecía el antiguo director de Conade. (Aunque no necesariamente).

Además, también sabías y te quejaste públicamente que redujeron 50% tu presupuesto anual. También viste que nuestros pobres atletas desfilaron en pants, porque no tenías lana ni para los uniformes. Y también fuiste testiga de los $40,000 que le van a dar a cada medallista de oro en lugar de los $300,000
que Peña les dio en los Panamericanos de Guadalajara. Y a pesar de todo esto, le diste SU MEDALLITA. Y te diré algo neta: No quisiera pensar que se la diste para hacerle la barba.

P.D. Sra Sheinbaum: Han pasado 13 semanas del terrible asesinato a mi colaboradora Ely Gutiérrez. Como prueba de su ineptitud, el día Lunes muchas mujeres protestaron enfrente de PGJ por las violaciones, asesinatos e inseguridad que vivimos en nuestra ciudad. Y usted, con su enorme sensibilidad en lugar de mostrar simpatía hacía esas mujeres, salió con el disparate de que hubo provocación. ¡Pobres Señoras! ¡Pobre Ely! ¡Pobre familia Gutiérrez! y ¡Pobre Ciudad de México! ¡En manos de quién estamos!

[email protected]