Se encuentra usted aquí

Carta dirigida a Marcelo Ebrard (Adiós democracia. Ahora ya somos socialistas)

14/11/2019
03:51
-A +A

Canciller Ebrard: En primer lugar y antes que empiecen mis reclamos, le diré que como mexicano soy un simpatizante absoluto de otorgar asilo político a los líderes extranjeros que han sido perseguidos por haber luchado por la libertad y la democracia en sus países.

Para mí, estos héroes serán siempre bienvenidos a mi país. Pero en el caso de nuestro nuevo y distinguido dictador invitado Evo Morales no estoy seguro.

Le explico el porqué: porque para mí y para muchos latinoamericanos más Evo Morales es un dictador que hizo trampas en esta última elección, cuando quiso ampliar su periodo de presidente otros cinco años más. Estamos convencidos de eso.

Trampas muy parecidas a la que los senadores de Morena hicieron en la votación de hace siete días para escoger a la nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la señora Rosario Piedra.

Y hablando de mentiras, permítame recordarle algunas mentiras de los dos:

En primer lugar, la mentira más burda e infantil que dijo, fue cuando reconoció el triunfo legítimo de su “amigo” el dictador, tal y como lo reconocieron Cuba, Nicaragua y Venezuela”.

Otra mentira que dijo, fue que Evo había sido víctima de un golpe de Estado. No me haga reír. Una cosa es un golpe de Estado y otra cosa es correrlo de su país por hartazgo de su pueblo.

¿A poco no se dio cuenta de las marchas de protesta que realizaron más de 2 y medio millones de bolivianos?

Otra: No me diga que ya se le olvidó que cuando Evo perdió el juicio legal en el que ya no podía volver a postularse, Evo le ORDENÓ a los ministros de la Suprema Corte que LEGITIMARAN su decreto en el cual podía volver a contender a la presidencia porque ese era un derecho de cualquier ciudadano boliviano.

Entonces canciller Ebrard, dígame una cosa: ¿Están cobijando a un DICTADOR TRAMPOSO con 13 años en el poder? Sí o no. Ustedes los morenistas ¿piensan hacer lo mismo? Sí o no.

¡Por supuesto que lo están! Pero en fin, ya para qué discutir. Evo ya llegó y que Dios lo perdone.

¡Ah! ¡Se me olvidaba! Por favor dígale a Evo que no mienta diciendo que nuestro presidente le salvó la vida trayéndolo a México. Porque tampoco es cierto. Porque si el ejército se lo hubiera querido echar, se lo hubiera echado en un dos por tres.

Sr. Ebrard: La verdad, usted me tiene muy confuso: No estoy entendiendo su forma de actuar. Me acuerdo que cuando fue Jefe de Gobierno, NUNCA habló como un socialista demagogo como ahora lo está haciendo. No sé qué le pasó. No sé si es bipolar o hipócrita.

No sé si de verdad cree lo que dice o lo que dice es para hacerle la barba al presidente para que no lo descarte como posible precandidato a la Presidencia de nuestro país. Pero lo que sí sé, es que nuestra política exterior es un verdadero desastre. Somos “gatos” de los gringos. Usted tiembla de miedo cuando su jefe Donald Trump le marca a nuestro presidente.

Se alía con los países MENOS DEMÓCRATAS Y MÁS SOCIALISTAS en nuestro continente en lugar de aliarse con los más demócratas. Felicita a Evo en una elección ABSOLUTAMENTE FRAUDULENTA.

Le reclaman a España y se pelean a lo idiota con ese maravilloso país hermano. Y para el colmo… tratan a Evo como un héroe. Con su discurso, me queda claro una sola cosa: Que en menos de 15 meses seremos socialistas. Que en menos de 15 meses dejaremos de ser demócratas. Que en menos de 15 meses se apoderarán de la Suprema Corte de Justicia y del Instituto Nacional Electoral para controlar los tres poderes de la Unión. Que en más de 15 meses por primera vez en este sexenio chairos y fifís estaremos de acuerdo.

Así es, en más de 15 meses, chairos y fifís estaremos lamentando el por qué elegimos a López Obrador.

Pobre México.

Y a la Sra. Sheinbaum: Después de leer la última encuesta de Investigaciones Digitales, ya entendí por qué está usted evaluada con 39.1% de aprobación.

[email protected]

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN