Carta dirigida a Juana La Loca (Te juro que ya te entiendo)

Carlos Alazraki

El presidente dijo que dejaba su testamento para que continúe la 4T. Igualito a los testamentos de Chávez, Hitler, Mussolini, Fidel Castro etc. etc.

Estimada Juana: Con todo mi cariño te escribo mi Carta Semanal. Y la razón por la que te escribo, es que creo que ya me estoy volviendo loco al igual que tú. Fíjate que antes de decidir a quién escribirle esta Carta, pasaron tantos pensamientos por mi cabeza que no supe a quién dirigírsela. 

Es que esta semana y parte de la pasada han pasado tantas cosas tan absurdas, que nunca me pude enfocar en un solo tema. Lo que te voy a escribir son solamente pensamientos que están pasando por mi cabeza en este momento. No hay orden ni días específicos. 

Lo primero que me llega a la cabeza fue el catéter que le pusieron a nuestro presidente.

Fue una pésima comunicación. El de Comunicación Social decía una cosa, el secretario de Gobernación decía otra y lo increíble del tema fue que ningún doctor habló. ¡Te lo Juro! Ni siquiera el secretario de Salud que es su doctor y su brother. 

Luego de dormir en el Hospital Militar pero no dormir porque durmió en su Palacio, resulta que el presidente al 3er día ya estaba grabando un mensaje desde su escritorio. 

Y en lugar de descansar cinco días, ya salió en el tercer día a dar sus conferencias matutinas y… ¿está sentada, Juana? ¡¡¡LLEVA 3 DÍAS JUGANDO BEISBOL!!! Te juro que no estoy pacheco. Y cuando Kafka decidió revivir y venir a México a echarse un cafecito y leyó lo de nuestro presidente, obviamente se volvió ¡a morir! 

Pero eso no es todo… ¿Qué crees que pasó? Nuestro presidente salió en tv y dijo que en caso de morirse, dejaba su testamento para que continúe la 4T. O sea, igualito a los testamentos de Chávez, Hitler, Mussolini, El Cardenal Richelieu, Fidel Castro etc. etc. 

Y yo me pregunté: ¿Dentro de esta locura, quién se cree el presidente? ¿Rico Mac Pato?, ¿Ricky Rickin?, ¿Alicio en el País de las Maravillas?, ¿Pinocho?, ¿Cachirulo y su Teatro Fantástico? La verdad no sé quién. 

Porque lo que sí sabía, era que cuando un presidente en funciones se muere, la Constitución es la que manda. 
Siguiendo con las locuras de nuestro presidente, me entero que nombra como embajador de México en Panamá a un historiador cuya especialidad es la de acosador sexual. 

Además de nombrar a este acosador, también nombra como cónsul en Barcelona y como agradecimiento por haberle entregado el estado en la última elección a una exgobernadora priista. 

Obviamente esta exgobernadora priista será en un futuro corto senadora de Morena.  Pero aquí no termina todo. 
Ahora resulta que el presidente cree que él es además ¡¡presidente y único dueño de Banamex!! Te lo juro Juana. Sin tener vela en el entierro, ÉL está poniendo las condiciones para la compra del Banco. 

Y, para terminar, te citaré textualmente lo que le dijo a la prensa en relación a la defensa de su candidato acosador a embajador en Panamá: “Sólo por la campaña mediática, por el linchamiento mediático, no se ponen a ver el daño que causan, no solo a él sino a sus familiares.”

Luego siguió con mucho bla bla bla y terminó con esta frase maravillosa: “Hay que cuidar si no hay pruebas, si no hay elementos, si se inventan cosas”. 

En ese momento, la Momia Azteca que estaba muy a gusto viendo las luchas en la televisión, escuchó a nuestro presidente y ¡pum! Se deshizo toda. Y justo antes de caer le preguntó a nuestro presidente: “Entonces, ¿la Sra. Robles y la Sra. Cuevas son inocentes, verdad?

En ese momento se ve a un personaje vestido de rojo y cuernos que andaba por ahí, y le contesta a la Momia Azteca: No, Momia. Ellas, con el senador Lavalle y el coordinador de senadores de Monreal en Veracruz son SIMPLEMENTE VENGANZAS DE LA 4T. Porque conmigo y la 4T, el Estado de Derecho… ¡vale y valdrá madres!

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios