Carta dirigida al dizque presidente de Cuba (Otro dictador más en México)

Carlos Alazraki

Prólogo 1:

Sra. Sheinbaum:

Si el odio de su padre putativo hacia Cristobal Colón era tan grande y como imitación, también de usted, ¿por qué no quitaron la estatua cuando su papi era Jefe de Gobierno y usted secretaria de no sé qué?

Y por último:

¿También va a quitar la otra escultura de Colón que está en Avenida Buenavista?

Porque de lo que si estoy SUPERSEGURO es que NO VA A QUITAR la escultura que su enemigo inmediato Ricardo Monreal puso de los PALADINES DE LA DEMOCRACIA Fidel Castro con el Che Guevara en el parque de la Colonia Tabacalera.

Y hablando del socialismo retórico…
 
Mi nada estimado Sr. Díaz-Canel:

Una aclaración:

Amo al pueblo cubano.

Amo a su país.

Amo sus costumbres.

Amo su comida. 

Amo sus mojitos.
 
Amo sus playas.

Y detesto a sus dictadores Fidel y Raúl.

A usted no lo respeto en lo más mínimo.

Y le explico por qué:

Porque usted es otro muñeco del Partido Comunista que su jefe máximo Raúl Castro puso como títere para dizque disfrazar el comunismo con cara de socialismo del Siglo 21.

Raúl lo escogió porque usted es joven, inteligente, comunica la imagen de la nueva Cuba y sobre todo porque es MUY OBEDIENTE.

Pero por favor no se crea eso de ser presidente.

Porque la verdad mientras viva Raúl, usted no lo será.

Usted es otro títere de los regímenes de las dictaduras. 

Igual que el ignorante de Maduro, pero menos ignorante que esa basura de dictador. 

  Y si no me cree, ahí está la muestra de la terrible represión que le hizo a su pueblo “amado“ cuando hace un par de meses protestaron por la falta absoluta de libertades. 

Una vez aclarado el tema, no entiendo a qué vino a México.

Nosotros estamos celebrando más de 200 años de nuestra independencia.

Más de 200 años de libertad de tránsito, libertad de expresión y de libertad democrática.

Palabras que usted ni conoce ni conocerá mientras viva, Raúl.

Por ejemplo, usted nació y vive en un régimen totalitario.

Usted no tiene ni la más remota idea de lo que estamos celebrando.

Es más, NUNCA ha disfrutado de lo que significa la palabra LIBERTAD

Sigo…

Usted aceptó la invitación de nuestro presidente sin darse cuenta de que simplemente lo usó como usa a cualquier miembro de su gabinete.

Le explico:

Nuestro presidente es un EXTRAORDINARIO POLÍTICO Y UN SHOWMAN MUY TALENTOSO.

¡EXTRAORDINARIO!

Él, trabaja muy poco.

Él se concentra en COMUNICAR DURANTE SU SHOW MAÑANERO.

En ese show, el presidente ataca a quien quiere atacar con razón y sin razón.

En ese mismo show, el presidente defiende lo que QUIERA defender.

Y en ese show diario de dos horas de promedio, el presidente dice verdades NO COMPROBADAS con un promedio de UNA HORA Y 13 MINUTOS.

O sea….

UNA HORA 13 MINUTOS DE MENTIRAS TRAS MENTIRAS Y DE CUENTOS Y MÁS CUENTOS.

En ese entorno, el presidente decidió invitarlo para justificar ante sus adorados fieles, el odio que sus adversarios le tienen.

Nada más.

Por eso lo invitó.

Para usarlo.

Para mandarle mensajes a Biden, a Almagro de la OEA, a los neoliberales, y a toda la prensa que no esté de acuerdo con él, que ÉL es el que manda, y que ÉL no le tiene miedo a nadie.

Pero hay un problema, Sr. Díaz-Canel:

Nuestro presidente sigue sin darse cuenta de que ÉL es el hazmerreír de todos los países primermundistas.

Es una pena que un país tan chiquito y querido como Cuba, le haga de comparsa para que nuestro presidente se luzca y se sienta bien. 

¡POBRE LATINOAMÉRICA!
 

 

Comentarios