La Consulta Popular del primero de agosto

Carla Humphrey

Luego de que el 22 de octubre de 2020, la Cámara de Diputadas y Diputados aprobara el decreto por el que se resolvió la procedencia de la petición de la Consulta Popular presentada por el Presidente de la República y se expidiera la convocatoria respectiva el 11 de noviembre de ese mismo año, el Instituto Nacional Electoral (INE), se dio a la tarea de integrar un sistema de planeación institucional que lleve a buen puerto la realización de dicha Consulta Popular.

Así, a principios de este mes el Consejo General del INE sesionó de manera extraordinaria para que, entre otros puntos aprobara por unanimidad, tanto el Plan Integral como el Calendario respectivo y los Lineamientos para realizar la Consulta Popular 2021 que se llevará a cabo el próximo primero de agosto, es decir poco menos de dos meses después de la elección concurrente federal y local del 6 de junio.

La Consulta Popular es mecanismo de participación de democracia directa, a través de la cual la ciudadanía ejerce uno de los derechos humanos en materia política mediante la emisión de su voto y constituye su expresión respecto a uno o varios temas de trascendencia nacional.

La pregunta aprobada por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para esta Consulta, en términos de lo previsto en el artículo 26, fracción II, de la Ley Federal de Consulta Popular quedó definida como sigue:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

La Consulta dispuesta en el artículo 35 constitucional y con las Bases establecidas en la convocatoria respectiva establecen para el INE los siguientes aspectos:

* La organización, desarrollo y coordinación de la Consulta Popular;

* La difusión de la Consulta;

* La ubicación, conformación e integración de Mesas Receptoras;

* La jornada de la Consulta Popular;

* El escrutinio y cómputo y,

* La declaración de validez de los resultados.

Para estar en condiciones de atender la Consulta Popular, el INE solicitó a la Cámara de Diputadas y Diputados, recursos adicionales para que fueran considerados en la aprobación del Presupuesto de Egresos para este 2021. No obstante, el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación consideró una reducción de 870 millones de pesos a lo originalmente solicitado por el INE.

Por ello, el Consejo General del INE, como parte de las medidas de racionalidad y disciplina presupuestaria consideró que las economías que se identifiquen serán canalizadas para atender dicha Consulta ya que no cuenta con un presupuesto autorizado para su realización.

Ahora bien, para la organización de la Consulta el INE definió que será un órgano auxiliar del Consejo General, en este caso, las Comisiones Unidas de Capacitación y Organización Electoral, la instancia responsable de acordar y definir los puntos operativos de dicha Consulta, entre los que destacan, por ejemplo, que en cuanto a la ubicación de las Mesas Receptoras de la Consulta Popular (MRCP) se tomará como base las casillas electorales aprobadas para la jornada electoral de 2021, así como cada MRCP podría recibir la opinión de hasta 1,500 electores.

Asimismo, podrán participar las y los ciudadanos acreditados como observadores y observadoras electorales en el presente proceso electoral; se contratarán a las personas que realizaron funciones de Supervisor/a Electoral, Capacitador Asistente Electoral y se buscará la participación de las personas que fungieron como funcionarias de casilla.

Con la finalidad de ahorrar recursos humanos, materiales y financieros, el cómputo se realizará el mismo día de la Consulta una vez concluida la jornada para la recepción de las opiniones ciudadanas.

Un aspecto novedoso y que estará abierto para este ejercicio, es que el Consejo General autoriza a las Comisiones Unidas de Capacitación y Organización Electoral a hacer uso de instrumentos de votación electrónica.

El INE tendrá su primera experiencia en este tipo de ejercicios de participación ciudadana, para el domingo 1 de agosto la ciudadanía asista a las Mesas Receptoras a emitir su opinión que, independientemente del resultado que se obtendrá, el involucramiento de la población resulta fundamental para el fortalecimiento de nuestra democracia.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios