El balance de la Consulta Popular

Carla Humphrey

Este domingo 1 de agosto deberá ser recordado como un día histórico para la democracia de nuestro país, pues a nivel federal tuvo ocasión la primera Consulta Popular, ejercicio de participación ciudadana en la que las y los ciudadanos pudieron responder la siguiente pregunta aprobada por la Suprema Corte: 
  

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?” 

  
Esta Consulta Popular en la que la ciudadanía tuvo la oportunidad de manifestarse por un “Si” o por un “No”, dejará reflexiones para todas y todos los actores involucrados, en especial para el Instituto Nacional Electoral (INE) quien fue responsable de la planeación, organización, desarrollo y difusión de este ejercicio democrático. Entre las reflexiones más sobresalientes destaco las siguientes: 

* El éxito de cualquier ejercicio ciudadano debe estar acompañado de una planeación estratégica y presupuestal acorde a las necesidades de cualquier mecanismo de democracia directa. 

* Es necesario revisar la conveniencia de que un ejercicio como el desarrollado el domingo pasado, se haya efectuado tan inmediatamente después de la jornada electoral más grande que haya registrado nuestro país, es decir, en menos de dos meses y cuando el proceso electoral sigue en curso. 

* La falta de uso de la tecnología para que las y los ciudadanos puedan emitir su opinión, tales como urnas electrónicas o el voto a través de internet, sin ninguna duda hubiera marcado un precedente importante para que el INE pudiera transitar al uso de las tecnologías y, al mismo tiempo, potenciar el ejercicio de los derechos de la ciudadanía. 
  
La Consulta Popular logró importantes aportaciones que fortalecen nuestro sistema electoral y, ahora, participativo. Apunto los más representativos: 

* El INE dio cumplimiento a lo mandatado por el artículo 35, de la Constitución Política, así como con lo previsto en la Ley Federal de Consulta Popular. 

* El INE logró la instalación de 57,070 de las 57,077 mesas receptoras de opinión que equivalen al 99.99% de las programadas, gracias a la ciudadanía que fungió como funcionarios y funcionarios de estas mesas. 

Esta participación debe ser considerada significativa toda vez que, en entidades federativas en las que también se desarrollan ejercicios similares en el mismo año de la elección, han mostrado porcentajes de asistencia menores. Un ejemplo de ello, es el ejercicio de presupuesto participativo de la Ciudad de México, en el que la población puede opinar sobre diversos proyectos de servicios y obra pública que sus propios vecinos someten a consideración y son votados para ver cual o cuales logran mayor votación y la alcaldía, por mandato legal, está obligada a ejecutarlos. Así, en el proceso electoral de 2018, la ciudadanía de la Ciudad de México alcanzó una participación del 70.44% del listado nominal, mientras que, en ese mismo año, pero en la consulta del presupuesto participativo registró una participación del 3.80%. 


* El INE logró que más de 285 mil ciudadanos y ciudadanas fungieran como funcionarios de las mesas receptoras de opinión instaladas a lo largo y ancho del país, lo que demuestra el compromiso de las y los mexicanos con nuestra democracia.  

* Hubo casi 64 mil solicitudes y 40,147 observadoras y observadores acreditados, es decir, más que para el proceso electoral. 
  
Asimismo, el INE realizó un Conteo Rápido que, de acuerdo con resultados coincidentes de sus cómputos al 99.5%, la opinión ciudadana fue del 97.7% para el “Si”, por un 1.5% para el “No” y el porcentaje de participación fue de un 7.09%, es decir, 6 millones 648 mil 561 personas emitimos ayer nuestra opinión. 
  
La ciudadanía debe apropiarse de estos mecanismos para incidir en los temas trascendentes de interés nacional que a todas y todos nos competen, así como para consolidar una democracia moderna y participativa en beneficio de nuestro país. 

 

Consejera electoral del INE
 

TEMAS RELACIONADOS
INE
Guardando favorito...

Comentarios