No hay planeta B

Armando Pineda Osnaya

Los últimos cuatro años han sido los más calurosos de la historia del planeta y desde 1990 las temperaturas invernales del Ártico aumentaron 3 °C. El nivel del mar está subiendo y el calentamiento global impacta a través de cambios atmosféricos, la contaminación del aire, las olas de calor y la pérdida de cosechas de la agricultura.

Cada año, el mundo produce aproximadamente 300 millones de toneladas de residuos plásticos (40 kilos por persona) y sólo el 14% se recicla. Cada año 8 millones de toneladas de desechos plásticos llegan a los océanos, ya hay más de 150 millones de toneladas de desperdicios plásticos acumulados, en el 2050 habrá más plástico que peces en el océano. Cada minuto se compran en el mundo un millón de botellas plásticas, 20.000 por segundo y sólo 7% de éstas se reciclada en nuevas botellas. Cada segundo más de 200 kilos de plástico se arrojan al agua, el 70% se va al fondo y el 15% se queda flotando. En 65 años, de 1950 a 2015, la producción de plástico pasó, de 2 a 407 millones de toneladas de plástico. En algunas playas de la isla de Hawái, hasta el 15 % de la arena es un granulado de microplásticos. Hay 5 grandes islas de basura en el mundo, dos en el pacífico, dos en el atlántico y una el en índico, con una superficie de entre 700 mil y 2 millones de kilómetros cuadrados, es decir de una superficie tan grande como todo el país que tiene una superficie de un millón 973 mil kilómetros cuadrados. La contaminación ya llegó al ser humano, se han encontrado en el cuerpo humano nueve de los microplásticos más buscados, por ejemplo, el propileno, proveniente de envases de leches y jugos, y el PET, del que se hacen la mayoría de las botellas de plástico (i), ello explica en parte el aumento de enfermedades modernas como el sobre-peso, el cáncer, la hipertensión y la diabetes entre otras.

No sabemos cómo frenar por completo la contaminación, lo que sí podemos afirmar es que no habrá solución mientras continuemos bajo el actual modelo económico neoliberal globalizado.
El modelo neoliberal no puede ofrecer una solución porque la voracidad de las empresas y de los bancos ha secuestrado a sociedad. Los gobiernos fomentan el aumento sin límite de las ganancias aún a costa de la vida humana y del planeta, rescatan bancos, aceptan residuos tóxicos, hacen acuerdos internacionales en prejuicio del empleo y del ingreso local y sólo actúan contra el cambio climático si ello favorece primero a los mercados, es decir, sólo se limpia el planeta si ello genera ganancias. En los últimos 40 años de neoliberalismo, aumentó más de 100% la cantidad de basura marina, solo en la capa superficial. Por otro lado, los gobiernos restringen los salarios, elevan la inseguridad laboral con el trabajo flexible y reducen los programas sociales.

Necesitamos un modelo económico no contaminante, que no promueva el aumento sin límite tanto de las ganancias como de la producción. No requerimos grandes aumentos de producción de mercancías porque las necesidades humanas están plenamente satisfechas con la tecnología y la inversión existente. Requerimos un modelo que ofrezca mayores empleos y mejores salarios sin contaminación y ello sólo es posible si se invierte en actividades como los servicios educativos y de capacitación, servicios deportivos, recreativos, culturales y la atención a la salud entre otros. Hacer rentable la inversión en estos servicios requiere elevar la presencia de la población en los mismos. Para ello hay que reducir la jornada laboral y subir el salario por encima del aumento de la productividad y del costo de la vida. En Japón algunas empresas han reducido la jornada laboral a 4 días a la semana con el mismo salario y ello lejos de perjudicar elevó la producción 40% (ii). Es posible aún reducir la jornada laboral a 3 días a la semana. Este nuevo modelo no afectaría las utilidades de las empresas por el contrario, abriría nuevos espacios de inversión y la población podría realizar actividades que por el trabajo o por falta de tiempo y/o de dinero no ha podido llevar a cabo. Permitiría además que pequeñas comunidades sean autosustentables y sus habitantes no tengan que trasladarse a grandes ciudades para trabajar, educarse, comprar o realizar cualquier otra actividad.

i https://www.infobae.com/tendencias/2019/08/03/ahogados-por-el-plastico-l...

ii https://www.pagina12.com.ar/229307-en-japon-redujeron-la-semana-laboral-...
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios