Unas cachetadas de AMLO a Trump

Arlequín

Por Arlequín

¿Se imagina usted lo peligroso que sería que soldados de Estados Unidos anduvieran por el territorio mexicano cazando narcoterroristas? ¿Se imagina agentes de la CIA ubicando blancos que más tarde la fuerza aérea estadounidense bombardeará para acabar con del cuartel general de “El Mencho”, o del “El Mayo Zambada”? Sin duda, un infierno.

mayo-mencho.jpg

Pero no se preocupe, la 4T tiene la solución para impedir que esto suceda... Y la salida está más cerca de lo que usted se imagina, querido conservador.

Desde luego que deshacernos de ese tipo de lacras no estaría nada mal, pero la medicina importada de Estados Unidos para cortar ese tipo de malas hierbas ha demostrado ser muy amarga y con efectos secundarios aún más mortíferos que los de la propia enfermedad.

Por fortuna, la medicina que puede utilizar el presidente Andrés Manuel López Obrador es simplemente cambiar la actual política de amor y paz y de intercambio romántico de elogios con el presidente Donald Trump y pasar a la política de las cachetadas.

No, no se me emocione mi querido fifí amante de las guerras, se trata de poner a don Donald solo dos cachetadas bien dadas por parte del Presidente y su muy brillante y eficiente gabinete de seguridad.

afghanistan-us-trump-thanksgiving_107541123.jpg

La primera bofetada: que el secretario de Seguridad, el nunca bien ponderado Alfonso Durazo, comience a desquitar su austero, pero digno, sueldo y capture, o recapture, a Ovidio Guzmán. Solo para quitarle el chincual (inquietud) a Trump de mandar, como lo ofreció, a un ejército… El suyo desde luego, a borrar del mapa al ejército del Cártel del Pacífico, que tanto ha amedrentado a las autoridades mexicanas al grado de haber logrado la liberación del narcojunior, orgullo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El segundo cachetadón, en la rojiza mejilla de Trump, será que el mismo Durazo detenga y presente ante el Ministerio Público a los asesinos de las mujeres y niños miembros de la comunidad mormona de los LeBarón que fueron masacrados a principio de este mes en los límites de Sonora y Chihuahua, México.

a06i2275_107420361.jpg

Ya ve como la solución está en manos de la 4T y de nadie más. ¿Quién en su sano juicio en México o Estados Unidos estaría dispuesto a apoyar una medida de intervención militar en territorio mexicano, cuando este gobierno, que no solo es eficiente sino cristiano y humanitario, es capaz de impedir que los malos siembren el terror?

Qué mejor, y más mexicana, receta que esta. Una vez capturados y encausados penalmente los acusados, la 4T podrá decir en perfecto inglés: “Mr. Trump, we don't need bladders to swim” (Sr, Trump, nostros no necesitamos vejigas para nadar), o en lenguaje de estos tiempos antineoliberales, “este ganso nada sin ayuda, sin flotis”.

Así que Presidente, para protegernos de la generosa y desinteresada ayuda que nos ofrece el vecino, y evitar que se le abra la puerta a una intervención, solo tiene que exigirle a su secretario de Seguridad que haga su trabajo, que capture a Ovidio y que entregue a la justicia a los asesinos de la familia Lebarón. ¡Eso nada más!

Ya luego que el canciller, Marcelo Ebrard, negocie una extradición compartida para que los criminales mexicanos capturados sean juzgados en ambos lados de la frontera o, en el peor de los casos, que sean extraditados de inmediato a Estados Unidos. La medida incluso serviría para evitar que vayan a hacer agujeros al subsuelo nacional con el fin de escapar de la cárcel.

¡Señor presidente sálvenos de la intervención americana! Haga justicia para los mexicanos asesinados, para los estadounidenses muertos y los franceses secuestrados en México.

the_week_that_was_in_latin_america_photo_gallery_106981085.jpg

Recuerde que en la guerra y en el amor todo se vale: abrazos, balazos, regaños de abuelas, hágale como quiera, ¡pero hágale!, antes de que los soldados que patrullen las calles de algunas ciudades mexicanas solo hablen en inglés.

Además, considere también que llegó el tiempo de que le recuerde a Trump que le debe varios favores, y uno de ellos muy grande, como fue el de haberle blindado la frontera, haberle construido en territorio mexicano un muro de 25 mil soldados y policías que impiden que los migrantes centroamericanos lleguen a importunar a la frontera sur de los Estados Unidos.

No permita, Presidente, que Trump agarre a México como piñata electoral y que quiera ganar votos presumiendo que viene a limpiar el tiradero que hay en el país. Pida por favor, que su equipo de seguridad barra y escombre antes de que el outsourcing militar de Trump nos venga a hacer la operación limpieza y nos salga muy cara esa ayuda.

afghanistan-us-trump-thanksgiving_107540954.jpg

¡Dele esas dos cachetadas bien puestas a Trump!
 

ME CANSO GANSO:

DOS BUENOS HOMBRES “Me gusta mucho el Presidente (AMLO), me llevo bien con este Presidente, mucho, mucho mejor que con el anterior y en teoría este Presidente tiene tendencias socialistas, pero creo que es un buen hombre… Le he ofrecido que nos deje entrar y limpiarlo todo, pero por el momento ha rechazado la oferta. En algún momento habrá que hacer algo”. (Donald Trump, presidente de Estados Unidos)

***En la imagen principal Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump. Fotos/Especial y Olivier Douliery / AFP

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios