Un Exorcista en Palacio Nacional

Arlequín

Por Arlequín

Se solicita a cura con experiencia en sacar demonios de cuerpos inocentes. Requisitos: que se levante muy temprano y esté en la oficina a eso de las cinco de la mañana; que esté convencido de que estamos viviendo una Cuarta Transformación; que no mienta, no sea corrupto, no sea conservador o fifí; que no jure el nombre de AMLO en vano y, lo más importante, que lo ame por sobre todas las cosas. Así debería de decir un cartel grande en la Puerta Mariana del Palacio Nacional, desde luego, con la infaltable frase al calce: “inútil presentarse sin estos requisitos”.

Se trata de una empresa nada menor… se trata de exorcizar a las benditas redes sociales que han caído en manos de Satán. Así como lo acaba de leer (o “ler”, diría el ex secretario de Educación Aurelio Nuño). El príncipe de las tinieblas, Belcebú, el chamuco, o como se le conoce en la 4T, el demonio, se apoderó de las redes sociales. Recuerde que ya varias veces el líder máximo de la Cuarta Transformación ha dicho que la mentira es el demonio, que el dinero es el demonio y pues… ahora, el diablo se volvió digital y corrompió las benditas redes sociales.

Aquellas inocentes y angelicales cuentas blancas de Twitter o Facebook que tanto apoyaron la llegada de la 4T, y que con la espada desenvainada defendían al líder máximo de los ataques de la mafia del poder, hoy están poseídas por el demonio, ¡ay nanita!

Y dígame si no se trata de un bullying cibernético el que le están haciendo al presidente Andrés Manuel López Obrador con miles de tuits y memes, solo porque sin licitación de por medio, sino por adjudicación directa -al puro estilo priista- se le compraron unos cuantos ventiladores a León Bartlett, hijo de don Manuel y porque los vendió al gobierno muy por encima de su precio en el mercado.

Primero, los Bartlett ya están sanitizados. Les han hecho pruebas para detectar corrupción y conflictos de interés, que han salido negativas. Recuerde que la doctora Irma Eréndira Sandoval llevó a cabo una rigurosa investigación y determinó que don Manuel era digno de entrar al reino de la 4T, pues estaba más limpio que un hospital Covid del IMSS.

lopez_obrador_110797771.jpg

Segundo, ahora están muy escasos los ventiladores. Muchos países quieren comprar estos equipos médicos y don León, antes que nada un hombre de negocios, eso sí muy honesto y solidario con el país, en vez de llevarse a otro lado sus aparatos, prefirió venderlos a sus compatriotas. ¿Qué los dio caros? Pues sí, pero él qué puede hacer… si ya ve usted que el dólar está por las nubes. En todo caso, que los memes se los hagan al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, que es el que trae un desorden financiero, pero Bartlett junior, es un simple vendedor de equipos al gobierno.

entrevista_arturo_herrera_112857008.jpg

A don León la 4T le ha dado en los últimos meses 18 contratos por un monto de 278 millones de pesos. De los 18, 11 han sido adjudicaciones directas, es decir, sin licitación. ¿Qué culpa tiene el inocente bebé Bartlett de vender justo las cosas que necesita el IMSS, el ISSSTE, la Defensa, la Marina, y otras dependencias? Él, como en botica, tiene de todo y de todo vende.

Pero de una cosa puede usted estar seguro. Esos contratos los ha ganado por algo -evidentemente no por vender más barato que los demás- y quizá se los ha llevado porque aunque la competencia es buena, él es mejor, pero nunca, óigalo bien, nunca por apellidarse Bartlett, este León no es de esa condición.

pt_47411746.jpg

¿Por qué tantos tuits, por qué tantos memes, si se trata de un negocio, caro, pero legal? La única explicación a estos ataques arteros a los Bartlett, es que el diablo neoliberal está infiltrado en las redes sociales. ¿Se necesita o no de los servicios de un exorcista, de un padre Karras?

Otro ejemplo de la posesión diabólica, de las otrora benditas redes sociales, es la sorna con la que tratan al doctor y poeta Hugo López Gatell. Se agarraron de las redes para darle una felpa al rockstar de la 4T por aparecer en la portada de una revista del corazón, y compartir páginas con fifís nacionales y extranjeros y hasta con la realeza… sin embargo, recuerde que él todos los días da una conferencia en un palacio, pero no olvide que su sangre es morena a toda prueba.

conferencia_lopez_gatell-2_112590773.jpg

Y superficiales, como son las hoy malditas redes sociales, se fijan en la frivolidad, pero no toman en cuenta que el doctor Hugo cuida en esta pandemia de 127 millones de personas, y que las cifras que da todos los días de contagios y muertes son mejores que las de algunos de los países más desarrollados del mundo, y son infinitamente menores que las de Estados Unidos. Pero, por alguna razón, la gente en las redes duda de las cifras del poeta de la 4T, no recuerdan que él es parte de esta transformación, que tiene como una de sus máximas principales: no mentir.

Ante esta posesión diabólica hay voces que le dicen a AMLO que compre bots, o que pague usuarios multicuentas, para responder las críticas de los periodistas y de los opositores, pero la honestidad del presidente, que es lo que él más estima, le impediría pagar para usar este tipo estrategias que están echando a perder las redes sociales.

Que diferencia de las redes de antes, aquellas que hasta hace poco solo aplaudían todo lo que AMLO hace por el país, y que eran las justicieras que le caían a palos a todos los críticos del amado líder que está transformado a México y que, por la vía del humanismo, el cristianismo y la honestidad, lo está limpiando del neoliberalismo y la corrupción que dejaron las décadas del PRIAN.

Y para estas alturas, seguro,  ya se habrá usted preguntado quién o quiénes han metido al demonio en las redes. La respuesta es tan obvia que hasta un diputado electo por la tómbola de la 4T la puede intuir…

Desde luego que son los conservadores, los neoliberales, los empresarios, la mafia del poder, la prensa fifí y, por supuesto, Felipe Calderón. Todos ellos invierten cuantiosas fortunas para comprar granjas enteras de bots, y miles de usuarios múltiples, para hacer ver mal a este gobierno que hace las cosas requetebién.

09_fch_82723286.jpg

Así que urge que un buen exorcista se haga cargo del caso pues el golpe de Estado al que tanto se refiere el presidente, podría venir desde esas malditas redes sociales, que hasta hace muy poco tiempo eran benditas, libertarias y bolivarianas. Vade retro Satanás. 

ME CANSO GANSO: PALABRAS DE LA 4T

En otra de las gustadas entregas del Pejebulario, aquí le van dos más a la lista.

Infodemia: Virus de noticias falsas que circulan en las redes.
Ej. Las cifras que presenta cada noche el doctor López Gatell, en segundos se convierten en una infodemia.

Tapadera: Persona o institución que encubre un acto de corrupción.
Ej. La doctora Irma Eréndira Sandoval es la tapadera de la familia Bartlett.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios