Toledo, el topo infiltrado 

Arlequín

En el mundo del espionaje se les conoce como “topos”. Estos personajes son agentes que logran infiltrarse en las filas del enemigo y, desde ese lugar, surten a su bando de información sobre las estrategias y movimientos del contrario.

Pues mala tarde, dentro de la bienaventurada Cuarta Transformación, que llegó para salvarnos de las garras del neoliberalismo y la corrupción. Hay un cochino topo, que digo cochino, un malvado topo al servicio de los conservadores.

"Yo quisiera compartir con ustedes lo que yo he vivido y he observado en estos 10 meses, porque efectivamente la 4T, como tal, como un conjunto claro y acabado de objetivos, no existe, no existe. Por el contrario, este gobierno de la 4T está lleno de contradicciones y esto se expresa concretamente en luchas de poder al interior del gabinete…”.

No querida lectora, no querido lector, estas no son palabras de un líder conservador, de un militante de oposición, de un neoliberal, o de un miembro de la mafia del poder. No, esto lo dijo un miembro de la 4T, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Manuel Toledo.

conferencia_matutina_amlo_115493570.jpg

Y no se necesita ser un John Ackerman o premio Nobel de Ciencias para darse cuenta que don Víctor no es un miembro de la honorable 4T, sino un vulgar, hábil y conspicuo topo de las fuerzas conservadoras, de los malévolos fifís. Es un infiltrado, un espía que por un descuido suyo –se filtró una conversación privada  que sostuvo con su equipo- quedó puesto en evidencia.

Ahora que todo iba de maravilla en el país, cuando la pandemia ha sido domada, la economía va requetebién y hay paz y seguridad en las calles, aparece este infiltrado que quién sabe cuánto daño haya podido hacer al estar más de un año dentro del gabinete de la 4T.

La revelación de las conversaciones de este espía deja claro que su misión era dar seguimiento a distinguidos, honorables y honestos miembros del gabinete, para luego mancharlos con una campaña de desprestigio que afecta al actual gobierno. Lo bueno es que todos sabemos que quienes integran esta patriótica transformación no mienten, no roban y no traicionan y que, al contrario, son inmaculados.

Mire que decir que el jefe de la oficina de la Presidencia, el buen Alfonso Romo -empresario mexicano que de manera altruista dejó de hacer millones para trabajar para la 4T-, ha tratado de favorecer a una firma cervecera y a una minera para que puedan operar sin cumplir con las leyes ambientales… Eso sí ya va más allá del espionaje, eso raya en un intento de desestabilizar el movimiento revolucionario de AMLO.

alfonso_romo_09_62486688.jpg

Don Poncho es solo uno de los objetivos de este topo, quien también acusa de defender intereses de consorcios privados a su tocayo, el mismísimo secretario de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, y crítica a la camarada Rocío Nahle, la patriótica y revolucionaria secretaria de Energía.

srios.jpg

Pero recuerde que el pueblo no es tonto y que tonto es Toledo si piensa que el pueblo le va a creer sus intrigas. De cualquier modo y para que no haya duda de que la 4T es más pura que el agua de los manantiales de Tehuacán, y que todo son intrigas de un topo, usted  puede estar seguro de que la campeona nacional de la lucha anticorrupción, Irma Eréndira Sandoval.

ministra_de_funcion_publica_primer_caso_de_covid-19_en_el_gobierno_mexicano_113075423.jpg

Tenga usted por seguro que doña Irma va a investigar a fondo a los funcionarios señalados por su compañero de gabinete, y verá que no va a encontrar nada, como sucedió en el caso de Manuel Bartlett, a quien le adjudicaron una cuantiosa fortuna inmobiliaria, que al final del día resultó ser de una señora con la que ha vivido 20 años, pero con la que él no tiene nada que ver y menos en cosas de dinero o propiedades, cada quien los suyo.

conferencia_cfe_101384400.jpg

Primero fue la BOA, el Bloque Opositor Amplio, ahora es un infiltrado. El caso es que los conservadores no tienen descanso y tratan a toda costa de golpear a este gobierno que no ha hecho otra cosa que darles felicidad y programas sociales a sus hijos más desvalidos.

La experiencia del topo Toledo deja claro que el gobierno revolucionario de la 4T tiene que pasar a todos sus miembros por un detector de mentiras, un polígrafo, para que se conozcan sus verdaderas intenciones, pues, dicha sea la verdad, muchos de los miembros del gabinete no huelen a pueblo, siguen viviendo en mansiones, incluso algunos tienen 23 inmuebles en barrios lujosos y otros tienen casas más austeras, pero seis de un jalón.

Una vez que un topo aparece, lo mejor es remover un poco la tierra para ver si no hay más. ¿Cuántos topos más hay en la 4T? ¿Usted sospecha de alguien?

ME CANSO GANSO: DOS GOLPIZAS FAMOSAS

Esta semana dos golpizas brutales se viralizaron. La primera, en la que un grupo de ciudadanos que viajaban en un trasporte colectivo muelen a golpes a un asaltante que, momentos antes, en compañía de un cómplice armado -que huyó-, intentó asaltar a los pasajeros.

La otra, la que el secretario de Medio Ambiente le propinó a la Cuarta Transformación, y que incluyó una  buena vapuleada al gobierno federal y a varios miembros del actual gabinete. En ambos casos, los golpeados fueron desnudados –analogía, cortesía de don Arturo Herrera-.
 

TEMAS RELACIONADOS
4T

Comentarios