Peña Nieto, Calderón y Fox, los lores de Palacio Nacional

Arlequín

Por Arlequín

Una de las millones de cosas que debemos agradecer a la Cuarta Transformación es haber quitado el trato solemne y la disciplina del silencio que existía entre el Presidente en turno y los exmandatarios, sus antecesores, que al salir del cargo se convertían un poco en momias mudas, se guardaban en algún lugar del país o del mundo.

Ahora, varios de aquellos que se sentaron -y quien lo hace ahora-, en la Silla del Águila en Palacio Nacional han dejado el aburrido comportamiento sobrio y se han vuelto dicharacheros, exhibicionistas y hasta bocones. Algunos de ellos son ya firmes seguidores de la doctrina política del fernandezdenorañaismo. Mire usted...

“Calderón declaró la guerra, le pegó un avispero a lo tonto... Cuando declara la guerra a la delincuencia organizada, va a Michoacán, a Apatzingán y va vestido de militar. Se pone un chaleco que hasta le quedaba grande. Parecía el comandante Borolas”, dijo el Presidente López Obrador sobre su acérrimo enemigo político Felipe Calderón Hinojosa.

¿A poco a usted no lo parece un gran avance de la democracia que ahora un Presidente en funciones le ponga apodos y estatequietos a un expresidente? Si algo tiene de bueno la 4T es esa posibilidad de que un mandatario se pitorrée de sus antecesores.

¿Usted cree que en la Primera Transformación, o como antiguamente se le llamaba: la Independencia, el padre de la Patria, el cura Miguel Hidalgo, andaba con albures y remoquetes o con chipote con sangre -sea chico o sea grande-, contra la mafia del poder de la corona española?

¿O cree usted que en la Segunda Transformación -antes conocida como la Reforma-, el Benemérito de las Américas, Benito Juárez, se burlaba de la Iglesia o de los conservadores (los originales, no los actuales)? Nooooo...

Acaso en la ahora mal llamada Revolución Mexicana, que debe ser identificada de manera correcta como la Tercera Transformación, ¿hubo recordatorios a la madre o bullying de Francisco I. Madero contra Porfirio Díaz? ¡Noooo, por favor! En aquellas épocas aburridas, en las que no existían mañaneras y mucho menos las benditas redes sociales, sólo mandaban a los expresidentes al exilio y a morir de viejos a Europa. Qué desperdicio...

Pero regresemos con aquello del “comandante Borolas”.

mexico_elections_pan_103373073.jpg

Felipe Calderón, acérrimo rival de López Obrador en las elecciones de 2006, ha sido abogado, panista, diputado, secretario de Estado, jefe máximo de las Fuerzas Armadas... ¡De todo, menos callado!

A eso de las 11 de la mañana del 15 de septiembre, día del Grito, Calderón se preguntaba en Twitter cómo sería la primera arenga ante el Zócalo de López Obrador, jefe máximo de la Cuarta Transformación:

“¿En serio ya se creen epopeya que se echarán vivas a sí mismos? ¿Habrá un viva Bartlett? ¿O, viva el crimen organizado, que también es pueblo?”, tuiteó Calderón Hinojosa.

¡Y pum! Manuel Bartlett, cuyo patrimonio es investigado por la Secretaría de la Función Pública, que le responde con un tuit de a chipote con sangre:

“Gracias Felipe por mencionarme en tu inteligente tuit. ¡Salud Capitán Borolas!”, dijo el director de la CFE siguiendo la línea y enseñanzas de su jefe, ni más ni menos que el Presidente.

El pleito siguió y este Arlequín bien portado no sabía si separarlos, servir de referí o echarles agua o, de plano, prepararse unas palomitas para ver el show, que pintaba mucho mejor que la fallida pelea entre Alfredo Adame y Carlos Trejo:

“¿En cuál de sus 47 casas se encuentra? Sabe usted que, además de ser #midinosauriofavorito, es usted el hazmerreír y la vergüenza de la Cuarta Transformación del PRI. Es un lastre para el Presidente. Mejor déjelo gobernar y vuelva Ud. a los bienes raíces”, reviró Calderón, cual fajador de arrabal.

¡Que a nadie le quepa duda que los expresidentes se llevan bien pesado!

Otro que tiene la mano pesada, o más bien el twitter desenfundado es Vicente Fox, expresidente, panista, expanista, refresquero, promotor de la cannabis y también rival de López Obrador, pero en los tiempos del desafuero.

conferencia_con_vicente_fox_conferencia_de_fox_91082767.jpg

“Qué solito y poca cosa se veía López en el balcón de Palacio”, tuiteó Fox. “Lo que hace la soberbia y el poder, un palacio para él solito”, agregó y remató contundente el exmandatario:“Triste figura, nadie que lo acompañe” .

Creo que este Arlequín no se pasaba un rato tan entretenido, ameno y emocionante desde el 2004, cuando los videoescándalos...

Y si eso fuera poco, hay que ver el revuelo que un par de pelucas en el lugar y la hora correcta pueden provocar. El expresidente Peña Nieto fue captado con su novia, la modelo Tania Ruiz, en un restaurante de Nueva York… Ambos enfundados con coloridas pelucas para (no) llamar la atención.

pelucas_tania_ruiz_enrque_pena_nieto.jpg

Si bien Peña Nieto sigue el código del silencio expresidencial -como el silencio propio de momia-, una orgullosa tradición del PRI; sus fiestas, viajes, bailes y ahora disfraces dicen mucho, pero mucho más que mil tuits y retuits, hablan mucho más que el silencio del ritual expresidencialista.

La actual pareja del priísta, Tania Ruiz, compartió divertida, en sus stories de Instagram los memes que abundaron en las redes sociales con sus disfraces... Como si ya estuviéramos en pleno Halloween. ¡Son la pareja del momento! Ellos felices, felices, felices…

Me canso ganso: “Me encanta sacar sonrisas. Bendiciones a todos”, escribió la modelo Tania, el nuevo amor de Enriquito. ¿Ya ve usted? Es la diferencia en esta naciente Cuarta Transformación, pura gozadera. Y si eso es ahora que empieza la 4T, imagínese la diversión dentro de unos años con los lores que alguna vez despacharon en Palacio Nacional.

Comentarios