La traición a AMLO

Arlequín

Traición, es una palabra dura, pero no hay otra que explique mejor lo que hizo Donald Trump a aquél buen hombre a quien hace solo unos meses llamaba “mi amigo el presidente López Obrador”.

arle_trump_amlo.jpg

¿De qué sirve llevarle miles de soldados mexicanos a la frontera con Guatemala para evitar que las caravanas de migrantes centroamericanos lleguen a territorio de Estados Unidos. ¿De qué sirve el sacrificio, haber ido hasta a Washington a hacerle el caldo gordo en su campaña por la reelección? ¿De qué sirve tanta prudencia para no responder a sus cotidianas majaderías hacia los mexicanos? Pues está visto que todo eso no sirve de nada…

chiapas-frontera-caravana.jpg

Que cierta es aquella frase que dice que “no hay nadie más confiable que un traidor”,  pues puedes confiar en que tarde o temprano te traicionará. Pues eso fue exactamente lo que le hizo Donald Trump a AMLO, una vil traición. Un día lo tiene como invitado en el Jardín de las Rosas de la Casa  Blanca, y al día siguiente se entera que sin pedir permiso su agencia antidrogas se metió a espiar, a intervenir comunicaciones y a investigar en territorio mexicano con el fin de detener al exsecretario de la Defensa Nacional, al general Salvador Cienfuegos.

Y lo peor, en una muestra infinita de desconfianza, ni siquiera le avisó unos minutos antes de la detención, sino hasta que ya tenía bien apergollado al general dentro de territorio estadounidense. ¡Vaya amigo!

general_cienfuegos.jpg

Además, ¿por qué la desconfianza?, pensarían que el gobierno de la autollamada Cuarta Transformación, que no hace otra cosa, desde que amanece hasta que anochece, que estar combatiendo la corrupción, le iba a avisar a Cienfuegos que la DEA le caería encima. Ni pensarlo, pues recuerde que la 4T no roba, no miente y no traiciona.

¿Y por qué no le pidieron al amigo AMLO que ordenara detener al general Cienfuegos en México y luego se los mandara en extradición? ¿Acaso creyeron que lo iban a proteger?, o ¿pensaron que le iban a aplicar la Operación Ovidio y tras detenerlo lo iban a dejar ir?

Por dónde le busque no habrá manera de encontrar una explicación que no sea la de que Trump es un traidor, un malagradecido. Ahí tienen al pobre presidente AMLO viajando incómodo en clase turista y haciendo escalas para poder llegar a Washington, e incluso le llevó a Trump un bonito bate de béisbol con aplicaciones de la cultura Huichol, y todo para que le salgan con esta chorrada.

010amlo-mensaje-eu-3bat_3.jpg

Políticos estadounidenses aseguran, que en privado, el presidente de Estados Unidos se refiere a AMLO como “Juan Trump”, pero una cosa es Juan Domínguez y otra… Juan Trump ¡Doblemente caracho!

¿No será que esos señores de la DEA están enojados con el líder máximo de la 4T por haber dejado ir a Ovidio Guzmán cuando ya lo tenían apergollado y listo para mandarlo a Estados Unidos, o que  acaso les molestó que AMLO saludara a la mamá de “El Chapo Guzmán”?

arle_1.jpg

Pues si eso enojó a los de la DEA, seguro les purgará que el presidente le haya ofrecido una disculpa al excelentísimo señor don Joaquín Guzmán Loera, por haberlo llamado “El Chapo”. Es muy seguro que esos policías estadounidenses no entiendan lo que es la caballerosidad y la prudencia, pues es de muy mal gusto poner apodos a las personas…

El Presidente es, ante todo, un caballero que no acostumbra apodar y estigmatizar a las personas. De cuando en cuando da algunos calificativos y asigna algunos apodos a periodistas que lo critican, o a sus opositores, pero son de puro cariño. Fifís, corruptos, zopilotes, vendidos, son muestras de afecto y de confianza que suele usar el Presidente, aunque algunos de piel muy delgadita lo toman como insultos.

Mire usted, querido lector, querida lectora, tomemos como ejemplo al expresidente Felipe Caderón, a quien el jefe máximo de la 4T puso el remoquete de Comandante Borolas… fíjese usted qué puntada, lo que es tener el alma blanca, pues luego de que Calderón le robó la presidencia en el 2006, AMLO todavía tiene cariño por el expanista y le demuestra su confianza poniéndole un apodo. ¡Eso es tener sentido del humor!

calderon_comandante_borolas.jpg

Pero regresemos al tema de las traiciones, pues aquí podremos ver de cerca lo que significa el humanismo de la 4T, lo que significa que el Presidente sea un admirador del Cristianismo.
Después de todas esas traiciones que han venido de parte de Trump y su gobierno, el Presidente no se enoja ni manda a Donald al rancho de Palenque, no señor, AMLO pone la otra mejilla.

Ayer mismo, en horas previas al debate presidencial estadounidense, el bondadoso presidente mexicano le agradeció a Trump “su comprensión y  su solidaridad” para tener un arreglo en el cumplimiento del acuerdo binacional en materia de agua. Esa es la bondad de la 4T y de su líder. El pueblo bueno, tiene al mando a un hombre bueno, eso es muy bueno. Es buenísimo para el pueblo bueno.

amlo_0.jpg

 

ME CANSO GANSO: AL CHAPO SE LE RESPETA

Suelta al muchacho, saluda a la madre y le ofrece disculpas al mero mero de la organización. ¿No son ya muchos cariños para la familia de un hombre que está sentenciado a cadena perpetua por encabezar una organización criminal del narcotráfico, un delincuente que bañó el país de sangre, que ordenó incontables asesinatos, y que él personalmente, tomó las vidas de varios seres humanos? ¿No son ya muchos abrazos?
 

ME CANSO GANSO II. LO QUE EN EL NEOLIBERALISMO ES INVESTIGACIÓN, EN EL MORENISMO ES CORRUPCIÓN

En días pasados la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, María Elena Álvarez-Buylla, fue la comidilla de miembros de la comunidad de científicos e investigadores pues, cumpliendo con la obediencia ciega que demanda la autollamada Cuarta Transformación, dio una patada al pesebre y criticó la operación de los hoy desaparecidos fideicomisos que según el propio presidente de la República eran un hervidero de corrupción y tenían que ser borrados del mapa. El problema es que doña María, en el anterior régimen neoliberal, antes de hacer ciencia revolucionaria recibió 17 millones 228 mil 714 pesos provenientes de fideicomisos con los que se financiaron varios de sus proyectos de investigación entre 2003 y 2015, es decir en regímenes panistas y priistas.

maria_elena_alvarez-buylla_ok.jpg

Ahora dice que: “señalar a una científica o científico por haber recibido recursos para apoyar proyectos de investigación y a los estudiantes y colegas que participan en ellos, sólo demuestra una gran ignorancia sobre el financiamiento a la ciencia”. ¿Qué no fue su jefe quien criticó a quienes recibieron recursos de estos fideicomisos? ¿Qué no fue su jefe el que dijo en su mañanera  que “quienes están defendiendo los fideicomisos pues están defendiendo a la corrupción (porque) estos fideicomisos no tenían ningún control”?  Ignorancia… ¿qué ya se llevan así de fuerte?

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios