La pelea López-Gatell vs Irma Eréndira Sandoval

Arlequín

Una más de las muchas bondades de la Cuarta Transformación es que dentro del gobierno hay una pelea de talentos. Así es, querida lectora, querido lector, cuando se tiene un gabinete lleno de eruditos se genera una sana competencia para ganar el título del mejor funcionario y, desde luego, quien sale ganando es el ciudadano, es decir usted.

Aunque para muchos los dos principales contendientes de la 4T, para continuar en el 2024 con la obra que arrancó en 2018 el presidente Andrés Manuel López Obrador, son la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y el canciller Marcelo Ebrard, pues sin duda son los más visibles, pero agraciadamente, no son los únicos, hay algunos otros que comienzan a brillar con intensidad.

sheinbaum_ebrard.jpg

La caballada está nutrida, y aquí nos referiremos a dos personajes. Cualquiera de ellos podría ser un digno sucesor de AMLO para consolidar la Cuarta Transformación, e incluso arrancar con la Quinta Transformación 5T (si ya hay tecnología 5G, por qué no una 5T).

Estoy seguro que aunque ellos son muy discretos y austeros, usted ya se imagina de quienes le estoy hablando. Así es, se trata de la doctora Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, que en los hechos es la implacable e incansable guerrera anticorrupción de la 4T; y del doctor Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, que en los hechos es prácticamente el secretario y el gladiador que combate en México (por el momento, quizá luego lo haga en todo el mundo) la pandemia de Covid-19.

arlequin_principal.jpg

La doctora Sandoval y el doctor López-Gatell, libran una guerra, pero no sucia o por debajo de la mesa, sino una batalla de eficiencia, para demostrar quién es la o el funcionario más valioso del gobierno de la 4T, una lucha nada fácil pues los dos tienen lo suyo. Esa batalla, no es por la vulgar ambición del poder, sino por lograr que al término del mandato de AMLO -que algún día triste e inexorablemente tendrá que llegar- alguno de ellos tome la estafeta y siga luchando para que siempre los pobres sean primero.

amlo_19_nov20_120102517.jpg

Los dos tienen méritos suficientes y, en ocasiones, momentos de lucidez admirable. Por ejemplo, esta misma semana la doctora Sandoval dijo que la crisis por el Covid-19 vino como anillo al dedo a la Cuarta Transformación ya que por décadas, en el periodo neoliberal, las emergencias se convirtieron en terreno fértil para la corrupción estructural”.

Vea usted como en una sola idea –muy brillante, por cierto- la doctora demuestra todo lo que se requiere para ser la sucesora del padre de la 4T. Primero, retoma las palabras del maestro, palabras que le valieron al Presidente insensibles críticas de sus adversarios y de los pasquines inmundos de la prensa conservadora. Más adelante, demuestra que ella domina el tema insignia de la Cuarta Transformación, que es el de la lucha contra la corrupción, que dicho sea de paso se ha terminado en solo dos años, al menos en los altos niveles del gobierno, como bien lo presume con orgullo el propio mandatario.

¿A poco usted no ve en la doctora Sandoval una mujer con la talla de primera presidenta de la República Mexicana? No solo ha sido implacable con la corrupción, sino que ha demostrado sus talentos como una excelente administradora de recursos económicos, pues pese a que nunca ha recibido grandes salarios ha logrado hacerse de varias casas y terrenos.

sandoval.jpg

Además, varios de los funcionarios de la 4T -uno de ellos el distinguido director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett-, pueden dar testimonio de que las investigaciones anticorrupción de la doctora Sandoval les han caído como anillo al dedo, pues mientras los conservadores lo acusaban de tener decenas de inmuebles sin declarar e incurrir en conflicto de interés, la imparcial y expedita investigación de la secretaria Sandoval dejó claro que don Manuel es inmaculado, y que alguien con intereses políticos buscaba golpear el proyecto de la 4T desacreditando al honesto Bartlett.

manuel_bartlettre_0.jpg

Y no menos brillante es el caso del doctor Hugo López-Gatell, subsecretario, o mejor dicho secretario sin corona de Salud, quien no solo ha sido el encargado de domar la pandemia de Covid-19, sino que ha logrado evitar que los mexicanos entremos en pánico por el avance de la epidemia que tiene temblando a muchos gobiernos y ciudadanos en otros países en el mundo.

El doctor López-Gatell ha jugado un excelente juego psicológico. Primero dijo que cuando mucho habría 6 mil muertos por la pandemia en México, luego le subió a 12 mil 550, luego a 30 mil, luego a 60 mil…,  y así, pian pianito, vamos llegando a los 100 mil. ¿Usted qué hubiera preferido? ¿Qué de golpe el doctor le hubiese dicho que el número de fallecidos sería de 100 mil para arriba? Al final del día llegaríamos a la cifra que se tenga que llegar, pues como el propio doctor ha dicho “los que fallecieron, fallecieron”.

lg27oct_armandomtz.jpeg

Pero espere, ahí no acaba la inteligencia del doctor López-Gatell, sino que sigue dando tranquilidad al pueblo, pues él como gran científico, sabe que son ciertos los cálculos de algunos de sus colegas que dicen que el número de muertes podrían rondar hasta las 250 mil. Pero qué gana con salir y darle esos datos a usted que ya tiene suficiente estrés con el desempleo, la crisis económica, el crimen y la violencia que están imparables. Él no le va a echar a usted más carga al costal de las preocupaciones.

¿A poco a usted no le gustaría tener un Presidente que se preocupara por la salud mental y la tranquilidad de su pueblo?

La doctora Sandoval y el doctor López-Gatell son dos joyas de la 4T, pero no son las únicas. Dentro del gabinete hay varios talentos, hasta ahora ocultos, pero que cualquier tarde de estas  deslumbrarán con alguna genialidad. La caballada para el 2024 está gorda.

ME CANSO GANSO.- El pez por su boca…

-“Es pertinente, pues, exponer con toda claridad que vamos a atender y a respetar a todos. Que vamos a gobernar para todos, pero que le vamos a dar preferencia a los vulnerables y a los desposeídos. Por el bien de todos, primero los pobres”: Andrés Manuel López Obrador, durante su discurso de toma de posesión como presidente de la República, el 1 de diciembre de 2018.

amlo_baston_75944865.jpg

-“Tuvimos que optar entre inconvenientes, no inundar Villahermosa y que el agua saliera por el Samaria, por las zonas bajas…, desde luego, se perjudicó a la gente de Nacajuca, son los chontales, los más pobres, pero teníamos que tomar una decisión” Andrés Manuel López Obrador, durante un recorrido en helicóptero por las zonas inundadas en Tabasco el pasado domingo 15 de noviembre.
¿Primero los pobres?

amlo2.jpg

Comentarios