Se encuentra usted aquí

11/10/2019
00:12
-A +A

De los creadores de “Mejor Preocúpate Rosario”, este otoño llega a las salas de cine en todo el país “La boda maldita”.

Y como en todos los churros hollywoodenses, se cuenta la historia de cómo a los asistentes de una fiesta, sobre la que cayó una maldición, van muriendo uno a uno a manos de un asesino cuya identidad se conoce al final de la película.

En este caso, se trata de una boda que es organizada por una mafia del poder que en otras épocas maltrató a un hombre misterioso, que ahora regresa para cobrar venganza y contrata a un personaje, también ofendido por esa mafia, para deshacerse de ellos.

La cinta cuenta con las actuaciones de muy relevantes artistas. En los papeles estelares de la primera parte del filme están:

Jason Santiago, como “El vengador”. Hombre que usa una careta de portero de hockey para cubrir su rostro, y que con una espada en la mano derecha, y una calculadora en la izquierda, va haciendo rodar una a una las cabezas de los asistentes a la boda.

Edward Blackberry como “El ministro”. Se trata de un juez al que Jason Santiago acorrala en una bóveda repleta de billetes y, antes de poder dar una explicación de cómo llegó a ese lugar, todo ese dinero rueda su cabeza.

Johnny Colado como “El abogado”. Johnny es un abogado y prestamista muy amigo de uno de los principales integrantes de la mafia del poder. Él es el anfitrión de la fiesta maldita. Y cae a manos de Jason Santiago.

Sin embargo, el mayor horror está por venir en las secuelas de esta película, pues, ya observado el descabezadero de la primera, varios de los asistentes a la fiesta están a la espera de que les llegue su hora en “La Boda Maldita II. Sé lo que dijeron en la mesa”. En ese terror viven:

Henry P. Grandchild, el papel de “El expresidente”. Él es un frívolo expresidente de una corporación y parte de la mafia del poder al que odian tanto Jason Santiago como el personaje misterioso que lo contrató.

Charles Romero de los Campos, “El líder”. Personaje que controla la firma petrolera de la cual la mafia obtiene jugosos recursos para mantenerse en el poder y vivir como magnates, llenos de lujos con yates, aviones propios y viajando por todo el mundo.

Julio Churches, “El cantante”.  Encarna a un viejo cantante extranjero que, muy cómodo, convive con los miembros de la mafia del poder y es el encargado de amenizar la boda. A él Jason quizá no lo tiene en la mira, pero de cualquier modo el arte no perdería nada si también su cabeza rodara. Estos tres personajes han visto lo que sucedió en la primera parte de la película y viven con el miedo de que el hombre misterioso le pida a Jason que vaya por ellos, y que cualquier día y en cualquier lugar salga de la nada el hombre de la careta de hockey y corte sus cabezas.

Es importante que usted, como un detractor de la 4T, tenga muy claro que los nombres y las situaciones de esta trama no son reales, y que cualquier parecido con la realidad es coincidencia.

Seguro su retorcida mente neoliberal estará pensando que este guión no es más que el plagio de una historia real. Que algo parecido está pasando con algunos de los asistentes a la boda de la hija del afamado abogado Juan Collado, pero no es verdad, eso también es coincidencia pura. 

Para que eso que usted sospecha tuviera siquiera algún asomo de realidad, tendría que tratarse de una venganza, y que el hombre misterioso no fuera otro que el presidente Andrés Manuel López Obrador cobrando cuentas pasadas a sus enemigos políticos.

Y es justo ahí cuando es imposible que se trate de una historia de la vida real. Usted bien sabe –no se haga que no le queda- que el Presidente es un hombre al que no lo mueve la venganza; que además ha declarado amor y paz; que no tiene enemigos, sino puros adversarios, y que nunca usaría el poder para revanchas.

Recuerde que él no es igual a los políticos neoliberales y conservadores de los gobiernos anteriores. No olvide que él ya no se pertenece, que su amo es el pueblo y que no tiene tiempo para perderlo en desquitarse de los que algún día lo atacaron.

Así que usted siéntese cómodamente, compre sus palomitas y disfrute de la película.  

ME CANSO GANSO: ORÍLLENSE A LA ORILLA: "¿Qué le digo a los corruptos desde aquí? Ríndanse, los tenemos rodeados" (Presidente Andrés Manuel López Obrador, 10 de octubre de 2019).

ME CANSO GANSO II: PUEBLA, DE GÓBER PRECIOSO A GÓBER DIVINO "Yo gané (la elección) me la robaron, pero los castigó Dios”. (Miguel Barbosa, gobernador de Puebla. 9 de octubre de 2019. En referencia a la gobernadora Martha Erika Alonso y su esposo el senador, Rafael Moreno Valle quienes murieron al desplomarse el helicóptero en el que viajaban).

la_boda_maldita_.jpeg
Foto: Especial