El soñador de Palacio Nacional

Arlequín

“Tenemos nuestra consciencia tranquila, yo tengo un tribunal, que es el que me juzga, y ese tribunal es mi conciencia. Si no tuviese mi conciencia tranquila, pues no podría yo gobernar el país, no podría yo, bueno, ni siquiera descansar. No podría yo dormir, pero tengo mi conciencia tranquila”, dijo el pasado martes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Échese ese trompo a la uña. Sin duda el de la autollamada Cuarta Transformación es un gobierno de avanzada, pues mientras que para juzgar a los expresidentes de México se requiere de consultas populares que costarán algunos cientos de millones de pesos, por su parte, en la intervención de la Suprema Corte y del Poder Legislativo, el actual Presidente ya tiene integrado su propio tribunal. Eso es modernidad y no payasadas.

amlo_conferencia_06112020_119712577.jpg

Ahora que estamos a punto de llegar a los 100 mil muertos por la pandemia, usted ya se puede explicar cómo es que el Presidente puede dormir tranquilamente y sin zozobra. Su tribunal lo ha declarado inocente. Así, mientras los pasquines inmundos, los intelectuales orgánicos, los científicos neoliberales y muchos de sus adversarios opinan que la estrategia para contener la epidemia ha sido equivocada, su imparcial tribunal ha dado su veredicto y puesto fin a toda discusión.

No hay duda que se tomó la decisión correcta, por lo que el Presidente tiene la conciencia tranquila y puede dormir a pierna suelta. ¿Cuántos mandatarios en el mundo pueden presumir de haber domado la pandemia en una cuantas semanas?, sinceramente pocos, muy pocos, quizá es por eso tienen insomnio y grandes ojeras.

Y si usted es de los que creía que el mandatario no puede dormir bien sabiendo que los índices de homicidios dolosos se mantienen en los mismos niveles que los del neoliberal, corrupto e ineficiente gobierno del expresidente -y presunto traidor a la patria- Enrique Peña Nieto, pues ahora ya sabe que sí, que sí pude dormir pues el tribunal, su tribunal, lo ha declarado inocente. Su conciencia está tranquila y puede dormir.

pena_nieto_denuncias.jpg

En todo caso, el problema que cargaría el Presidente es de Alfonso Durazo, quien era el encargado de bajar los índices de violencia y en dos años no tuvo mayores éxitos. Así que para seguir con la conciencia tranquila, y poder seguir durmiendo bien, el Presidente dejó ir a Durazo a buscar la gubernatura de Sonora, -por lo menos el fracaso será estatal y no nacional- y, ahora sí, dejó la seguridad en manos de alguien de confianza, quien ahora estará encargada de hacer lo que Durazo no pudo, al tiempo que parte de su responsabilidad será dar resultados para que el Presidente pueda descansar y tener sus merecidas horas de sueño.

durazo_icela.jpg

¿Ahora se explica usted porque el Presidente no perdió el sueño cuando aparecieron los videos en los que uno de sus funcionarios estrella le entregaba sobres de dinero en efectivo a su hermano, Pío López Obrador, para apoyar la campaña presidencial? Pues desde luego que pudo seguir durmiendo bien luego de que su tribunal lo juzgó y exoneró. Él nunca tocó un peso de esos dineros, en todo caso, es problema de su hermano Pío y del exfuncionario David León, quienes traían sus enjuagues, pero él, con la conciencia muy tranquila, pudo dormir a gusto y seguir gobernando el país de la manera tan acertada como lo ha estado haciendo.

david_pio.jpg

¿A caso usted se imaginó que el Presidente se la pasó sin pegar los ojos aquella noche del otoño de 2019, luego de que ordenó dejar en libertad al narcotraficante Ovidio Guzmán, hijo del también narcotraficante y asesino Joaquín “El Chapo” Guzmán? Desde luego que no, él esa noche se fue a la cama absuelto por su tribunal, con la conciencia rechinando de limpia, pues ese día él no falló, en todo caso fallaron los miembros del Ejército que capturaron a Guzmán, sin reparar que en esas tierras quien manda es el Cártel de Sinaloa y no el gobierno federal. Esa noche el Presidente descansó, pues evitó que los señores del narco cumplieran sus amenazas de hacer una matazón.

Y ahora repasemos el juicio más reciente que tuvo que enfrentar el tribunal presidencial. Todos los adversarios y críticos se lanzaron contra el Presidente por no haber felicitado a Joe Biden por su triunfo en las elecciones de Estados Unidos. Dijeron que era una mala señal pues daba la impresión de que AMLO apoyaba la versión de su amigo el presidente Donald Trump de que le habían robado la elección, que hubo fraude electoral y un complot en su contra.

biden_amlo.jpg

Y, en este caso, el mandatario paciente, tolerante y didáctico como es, tuvo que perder parte de su valioso tiempo para salir a explicar que no iba a llamar a Biden hasta que quedara claro que ganó la elección, hasta que se contara voto por voto y casilla por casilla. Tuvo que ilustrar a los ignorantes de que México tiene una política de no intervención, y de que el propio presidente Benito Juárez dejó claro que el respeto al derecho ajeno es la paz.

Desde luego que tras la lección de historia y explicación presidencial, su tribunal particular no tenía de otra que declararlo no culpable. Y, en este caso, cómo no tendría la conciencia tranquila el Presidente, si lo único que hizo fue ser agradecido y recíproco, ser amigo de sus amigos. Como no concederle a su gran amigo Donald el beneficio de la duda, si Trump se ha portado como un caballero con México y ha sido respetuoso de los migrantes mexicanos.

amlo_conferencia_06112020_119712568.jpg

En su visita a la Casa Blanca, el pasado 8 de julio, AMLO agradeció a Trump por ser “cada vez más respetuoso” con los mexicanos que viven en Estados Unidos y por no tratar a México como una colonia y respetar su soberanía. Así que usted cree que el mandatario mexicano hubiera podido dormir tranquilo esa noche si hubiese escuchado a aquellos que le dijeron que llamara a Biden para felicitarlo, ¡eso no se le hace a un amigo, no señor!

amlo-trump_143.jpg

Usted, Presidente, no haga caso de la gente, siga la corriente y duerma más. No atienda a las críticas, usted lo está haciendo bien, nadie podría hacerlo mejor, así que hágale caso a su tribunal, cierre sus ojitos y sueñe con los angelitos.

ME CANSO GANSO: Ni peleles, ni colonia

Bravo, esa es la actitud de un presidente con autoridad moral y amor por la patria. De pie hay que aplaudir las palabras del presidente López Obrador quien dijo que no habrá represalias por parte de Estados Unidos por no haber reconocido de inmediato el triunfo de Joe Biden, pues México no es pelele, ni colonia de ningún gobierno extranjero…

Bien dicho Presidente, ¿qué se creen estos estadounidenses?, que nuestros soldados les van a cuidar sus fronteras, que nuestras fuerzas armadas están en la frontera con Centroamérica para evitar que los migrantes crucen por México en caravanas hacia territorio de Estados Unidos. ¿O acaso creen que nuestro Presidente irá a Washington cada vez que sea necesario a llenar de elogios al Presidente de aquella nación? Ni lo piensen señoras y señores de los Estados Unidos, el presidente de México no es su pelele.

mexico_central_america_migrants_109505975.jpg

Foto fuerzas armadas en la frontera

ME CANSO GANSO II.- No hay gobierno que dure 100 años, ni pueblo que lo aguante

Pese a la solicitud expresa del presidente López Obrador a sus fans de que cualquier felicitación por su cumpleaños, que se celebra hoy, se hiciera de manera telepática y no presencial, el amor de sus simpatizantes se desbordó anoche y, de plano, desobedecieron al festejado. Le llevaron a Palacio Nacional una serenata con todo y mariachis, y ya en Palacio, le cantaron “El rey”.

whatsapp_image_2020-11-12_at_10.27.12_pm_0.jpeg

“Que dure mil años, que dure mil años y que nos gobierne cien años más”, gritó un emocionado seguidor del mandatario que llegó desde el estado de México al guateque. Mucho amor, pero también mucha desobediencia, pues él pidió que no llevaran serenata y ya ha dicho hasta el cansancio que él no quiere reelección que él se va en el 2022 si el pueblo le revoca el mandato, y cuando mucho, en el 2024 al finalizar su mandato. ¡Ya, háganle caso al festejado!

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios