El periódico favorito de AMLO

Arlequín

¿Está usted cansado de esos periódicos fifís que día a día critican al gobierno? ¿No está harto de esos esos diarios que solo se fijan en lo que se hace mal y que mienten diciendo que hay una severa crisis económica, o que faltan a la verdad publicando que la inseguridad y la violencia no cesan en el país? ¿No le aburre esa prensa que se la pasa poniendo en evidencia los negocios que funcionarios públicos y sus hijos hacen a costillas del gobierno o fijándose en cuántas casas y riquezas tienen los actuales funcionarios de la autollamada Cuarta Transformación o publicando las cifras oficiales de contagios y decesos por la pandemia de Covid?

Si su respuesta a las anteriores preguntas es afirmativa, no es el único que piensa así, sino que coincide con la visión del presidente Andrés Manuel López Obrador, que aunque es un hombre muy tolerante y respetuoso de la libertad de expresión, también tiene sus límites, y algunos medios lo sacan de sus casillas, en especial cuando publican a diario el número oficial de muertes por la pandemia, habiendo en el país cosas, que él considera, más importantes y dignas de ocupar las primeras planas de los periódicos que el fallecimiento de más de 55 mil mexicanos.

Hoy, con el afán de que el Presidente ya no se enoje tanto con la prensa, pues ya mucho tiene con transformar este país como para andar pasando corajes todos los días, este Arlequín periodiquero le tiene la solución al problema: crear un diario que se ajuste a la realidad de la autollamada Cuarta Transformación. Hacer un nuevo periódico, el periódico que AMLO amará.

Vamos en orden, primero lo primero. El nombre, desde luego que no podría ser otro que “El Mañanero”. Y una vez que ya se tiene el nombre viene lo fácil: observar la realidad nacional, ver la relevancia de los hechos que suceden y su impacto para todo el país, y así decidir cuál es la nota principal. De este modo, ya solo es cosa de utilizar el sentido común y acomodar la información.

arle-140820.jpg
Ilustración. Ani Cortés. El Universal

Siguiendo este criterio es muy sencillo hacer periodismo a la tabasqueña, aquí le va un ejemplo:
Sin duda la nota principal de “El Mañanero” debe ser esta: “Llegó el avión presidencial y avanza la venta de billetes de lotería para la rifa de la aeronave”.

Aunque en realidad el premio no es la aeronave, cualquiera de los 120 millones de mexicanos, siempre y cuando compre un billete con valor de 500 pesos, puede llevarse una cantidad de dinero equivalente a una parte del valor del avión. Así que no podrá usted decir que esta no es una gran noticia que impacte a todos los mexicanos.

La segunda nota: “Las autoridades de Estados Unidos detuvieron y acusaron al ex secretario de Seguridad Pública del sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna”.

calderon_garcia_luna.jpg

Desde luego que esta es una nota muy relevante pues da una muestra clara y contundente de la lucha contra la corrupción, aunque esa lucha sea del gobierno de los Estados Unidos, fuente de la investigación, país que lo  detuvo y el que lo llevó ante un juez acusado de ser un funcionario corrupto, que aprovechó su cargo para favorecer al Cártel de las drogas de Sinaloa.

Y aunque el gobierno mexicano nada tuvo que ver en el asunto, la relación entre los amigos Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador es tan, pero  tan,  buena que la lucha de uno es como si fuera de los dos. Trump es el brazo estadounidense de la 4T, algo así como “The Fourth Transformation”, que está  ayudando a que “México vuelva a ser Grande”. “Make México Great Again”, diría don Donald.

trump_amlo.jpg

La tercer nota de “El Diario que nunca cierra”, debiera ser: “Avanzan las obras del Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía”.

Esta nota aparecerá de lunes a domingo, y se irá actualizando día a día el estado que guarda la construcción de estas tres obras que cambiarán el curso de la historia de México. Cada tornillo puesto en estos tres proyectos quedará registrado en las planas de “El Mañanero” para que las generaciones venideras tengan un testimonio de cuando México se puso a la vanguardia mundial construyendo un tren de diésel, una refinería de combustibles fósiles y una terminal aérea que salvó a muchos patos de morir. 

La cuarta nota, si hay espacio, tendría que ser así: “Mueren 55 mil por la pandemia, pero Hugo López-Gatell, salva a millones de mexicanos”.


reporte_vespertino_hugo_lopez-gatell_en_puebla_115458260.jpg

La nota tendría que ser acompañada por una gráfica en la que con una raya pequeña se pongan el número de las víctimas de la pandemia y con una larga, muy larga, que salga de la hoja, los más de 120 millones que están sanos y salvos gracias al trabajo incansable de don Hugo, que además de salvarnos la vida es blanco de los ataques diarios de los conservadores.

En la sección de Finanzas la nota sería: “Vamos requetebién, ya tocamos fondo y ahora sí ni quien nos pare”: AMLO.

amlo-13ago.jpeg

Si esto se trata de levantar el ánimo del país. Es cierto que la economía se cayó casi 18.6 por ciento, que se han perdido millones de empleos, pero lo que no se ha perdido para nada es el optimismo. La cosa va a mejorar, el Presidente ya tocó madera y trae la cartera llena de estampitas, así que ya ha hecho lo necesario para salir del bache. Lo que queda es subir el ánimo de la población, de ese pueblo que no se deja vencer por cualquier pandemia, por cualquier crisis económica.

La sección de Espectáculos se deberá dedicar a las producciones que ha hecho, está haciendo y hará Epigmenio Ibarra. Todas y cada una de ellas están llenas de talento, calidad y desde luego patriotismo. Desde sus telenovelas hasta el muy objetivo documental-entrevista que le realizó al Presidente; sus trabajos no tienen desperdicio. Ni hablar, obras de arte modernas.

En la sección de Deportes la nota iría así: “Con costo de 70 millones se inaugura en Texcoco la primera academia de béisbol de la 4T”.

Esa nota, además de destacar que se está impulsando el deporte que más gusta a todos los mexicanos – o al menos el que más nos debe de gustar desde hace un par de años-, denotará que se está cumpliendo con la política de austeridad, pues imagine usted lo que esa escuela de peloteros hubiera costado de haberse construido en un municipio fifí como San Pedro Garza, en Nuevo León, o en un barrio popof como Polanco o Las Lomas.

Y a este rotativo soñado no podría faltar una robusta sección de opinión, con plumas críticas e independientes. A ver qué opina de esta lista de nuevas columnas y el Dream Team  de columnistas que las escriben.

“Chiquiti bum”, por John Ackerman
“A sus órdenes jefe”, por “El hombre del moño”
“Parches y mentiras”, por “El pirata de Palacio”
“Desde la primera fila, por “Suinsana distancia”
“De viaje con la 4T”, por Isabel Arvide

ackerman_arvide.jpg

Ya ve cómo es sencillo armar un diario que diga la verdad, que sea solidario con el gobierno y que registre con oportunidad y honestidad  la gesta heroica del hombre y su equipo que están haciendo la nueva Revolución Mexicana, o como mejor se le conoce la Cuarta Transformación.

Todo es cosa de buena voluntad, de no andar de criticones y sabelotodo, de confiar ciegamente en los políticos. ¿Cuándo han quedado mal los políticos? Y aún más, hay que confiar en estos políticos de la 4T, que aunque son los mismos de antes, dicen que no son iguales y han jurado no mentir, no robar y no traicionar.
¡Así que si quiere estar bien informado busque todos los días “El Mañanero”!

ME CANSO GANSO.- UN GRAN ORGULLO

Andrés Manuel López Obrador, 10 de agosto en la conferencia de prensa diaria: “Y tenemos que estar también muy atentos, porque tenemos a toda la chombada, a toda la zopilotada buscando tener elementos para cuestionarnos, porque ni esto los detiene; en vez de actuar de manera solidaria, quisieran que nos fuera mal. Ahí ven al Reforma diario o a El Universal, ‘Tantos muertos’, contando todos los fallecidos…”.

Los medios, don Andrés, deben ser solidarios con los ciudadanos, no con el gobierno. Y las críticas de un gobierno que se enoja cuando se informa, son para un medio, “un timbre de orgullo”. Usted disculpe las molestias…

Consulte aquí el número uno de El Mañanero
el_mananero.jpg

Comentarios