El Instituto para Devolver al Pueblo el Penacho

Arlequín

No es la pandemia, no es la inseguridad y la violencia; no es la economía, no es acabar con la corrupción, como la del Instituto Para Robar al Pueblo lo Devuelto. Ni siquiera es investigar los viajes fifís del extraviado subsecretario para América del Norte, quien seguramente por un error se quedó dormido en el mullido sillón de primera clase del avión, y en lugar de bajarse en Washington se pasó un poco y acabó en Hong Kong.

arle_0.jpg

Todas esas cosas son minucias, nimiedades, que pueden atender los eficientes funcionarios de la autollamada Cuarta Transformación… al Presidente le pagamos, poquito ciertamente, para que atienda los temas torales, los principales, los importantes, los prioritarios, los que cambian la vida de los mexicanos, los que recogerán los libros de historia, no estas pequeñeces.

Los esfuerzos del Presidente se concentran en temas de Estado, por ejemplo:

Que Austria regrese, o al menos nos preste el penacho de Moctezuma, para lo cual en breve será anunciada la creación del Instituto Nacional para Devolver al Pueblo el Penacho (el INDPP). El anuncio se hará una vez que esté lista la bodega, en Iztapalapa, donde será resguardado a su llegada al país, y que será cuidada por el Ejército, la Fuerza Aérea, la Marina, la Guardia Nacional y  un velador con un celular que sí tenga crédito, para evitar que el hábil y conspicuo ladrón de bodegas de Iztapalapa, que anda suelto, y lo mismo roba medicamentos contra el cáncer infantil, que piezas de museo. ¡No se vaya a birlar el imperial plumaje! Por el bien de todos, primero el penacho.

penacho_de_moctezuma.jpg

Otro tema vital:

Que el Reino de España y el Estado Vaticano pidan perdón por el genocidio cometido hace más de 500 años durante La Conquista. El rey Felipe VI y el Papa Francisco tendrían que tomar ejemplo de la nobleza y humildad del presidente López Obrador, quien ha deslizado que México pediría perdón a China por la matanza de 303 chinos a manos de las tropas de Madero en 1911. Ahora ya estamos tan bien con los chinos que hasta nos venden cubrebocas y vacunas.

papa_rey_espa.jpg

Además, ya entrados en solicitudes, el presidente AMLO también se echó sobre los hombros la tarea de que el Santo Padre ordene que la Iglesia Católica haga un “acto de contrición histórica” y reivindique a los sacerdotes independentistas Miguel Hidalgo y José María Morelos.

Y si usted ya se cansó de ver cuántas cosas hace el Presidente, siéntese, pues aún hay muchas otras que muy pronto podrían ocupar el tiempo presidencial. Por ejemplo:

Enviar una carta a Donald Trump y exigir que nos pidan perdón por la intervención (1846-1848) y que nos devuelvan los estados de California, Nuevo México, Arizona, Nevada, Utah, Colorado y  una parte de Wyoming, así como todos los penachos y artículos que se hayan llevado.

us-vote-trump-rally_118120994.jpg

¡Y con Francia, la cosa está más canija! Los Galos tienen que pedir perdón por las dos intervenciones a México, la de 1838-1839 y la de 1862 a 1867. Deben disculparse por las muertes de mexicanos que su ambición imperialista ocasionó. Y aquí no pueden los franceses aplicar la Gatellada de que “las personas que fallecieron, fallecieron”. Ah, y además de pedir perdón, deben de darnos acceso a algunos códices y manuscritos de los siglos XVI y XVII que dan cuenta de la historia de nuestra nación, esto para que demuestren que su solicitud de perdón y su arrepentimiento son sinceros, de corazón y que lo están haciendo con buen modito.

Y ya en asuntos más contemporáneos y menos trascendentes, aunque sí prioritarios, el gobierno de Países Bajos debe de pedir perdón por el clavado que se tiró el jugador holandés Arjen Robben, y que ocasionó que el  árbitro Pedro Proença, de Portugal (nación que ahora que sale a cuento también debiera pedir perdón), marcara el penal que dejó fuera del mundial a la Selección Mexicana en el Mundial de Brasil 2014. El holandés y el portugués acabaron con el anhelo de millones de mexicanos que soñaron con pasar a cuartos de final y que la escuadra mexicana pudiera jugar el ansiado quinto partido de un  mundial de fútbol.

files-fbl-ger-bundesliga-bayern_munich-frankfurt_101477951.jpg

Ya con las disculpas de Países Bajos y con que en Moscú pida perdón por el descarrilamiento de la Montaña Rusa de Chapultepec en 2019, que costó dos vidas; o con el retiro de algunos monumentos de indeseables de avenidas y glorietas, y con el cambio del nombre de algunas calles, como la de Porfirio Díaz en la Colonia del Valle, la Cuarta Transformación estará hecha. Ya los otros temas sanitarios, económicos y de salud, se irán resolviendo, pero primero lo primero.

ME CANSO GANSO.- EL ARLEQUÍN ESTÁ INDIGNADO

¡No se vale. Cuánta injusticia hay en el mundo! Uno aquí quemándose las pestañas para defender cada semana a la bienaventurada Cuarta Transformación y a su líder máximo, y ni un lazo, ni un guiño.

Esta columna cumple hoy 101 entregas en las que ha tratado de explicarle a usted los beneficios de la 4T y la grandeza de los actos heroicos y patrióticos de cada uno de sus protagonistas, y ni un solo cariñito del titán de Macuspana.

Ayer, AMLO presentó un análisis del trato que le dan medios y columnistas, trato que, asegura, lo han convertido en el Presidente más atacado en los últimos 100 años, pero se concentró en los malcriados, en los que lo maltratan un día sí y otro también, y para los que siempre le dan un trato justo y comedido, como es el caso de este Arlequín, ni una pequeña felicitación. ¡Caracho, cuánta ingratitud!

ME CANSO GANSO II.- LA AUSTERIDAD VIAJA EN PRIMERA CLASE

Que está malo de las rodillas, que es la cara de México en el exterior, cualquier pretexto es bueno para que el subsecretario Jesús Seade viaje en primera clase y con buenos viáticos a costillas del pueblo que tanto cuida la autollamada 4T.

010jesus-seade-1.jpg

Quizá si los viajes fueran solo a Estados Unidos y Canadá, que serían destinos muy lógicos para el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, el problema sería menor, pero cuando los asientos VIP y los miles de dólares son para ir a Hong Kong, donde casualmente vive su familia, don Jesús deja muy mal parada la honradez, la pobreza franciscana y la lucha anticorrupción, que son pilares sobre los que, se dice, está sostenida la 4T. Y el presidente viajando siempre en clase turista. Ya no hay pudor, diría la abuela de este Arlequín.

Comentarios