Carajo, que no son sobornos, son aportaciones

Arlequín

Perdón, querida lectora, querido lector, por el carajo inicial, pero la verdad es que cualquiera se desespera cuando los conservadores no entienden, o dicen que no entienden, que las cosas ya cambiaron, que no son iguales, que el triunfo de la Cuarta Transformación ya no está a discusión. Los conservadores han sido vencidos por las fuerzas liberales que encabeza el benemérito de Macuspana.

Los conservadores no pueden aceptar que como una vez ya sucedió con un pastorcito de Oaxaca que llegó a la presidencia de México, un hombre cuya cuna estuvo en un pequeño poblado de Tabasco haya llegado con el fruto de su esfuerzo, y unas que otras aportaciones millonarias a construir un movimiento revolucionario que acabó por derrotar a una de las mafias político-económicas más poderosas y corruptas del mundo.

pio.jpg

La ceguera de los conservadores les impide ver las diferencias que existen entre el actual líder moral de la autollamada Cuarta Transformación, y los corruptos neoliberales que lo antecedieron en la silla del águila.
Aquí algunas pequeñas, pero muy grandes diferencias entre el actual libertador de la patria y sus antecesores.

Con Enrique Peña Nieto había un atajo de pillos recibiendo sobornos de una firma brasileña para utilizarlos en la campaña  presidencial. Con AMLO lo que hay es dinero que un buen hombre, que nada tenía que ver con el gobierno de Chiapas ni con Manuel Velasco, entregaba como “aportaciones” al hermano del Presidente para apoyar su movimiento.

premio_nacional_de_la_juventud_2016_06_116262654.jpg

Ahora, le preguntó ¿qué compara usted a unos lavaperros de poderosos senadores panistas que reciben sucios sobornos por parte del criminal Emilio Lozoya, con Francisco I. Madero, Leona Vicario, Eva Cadena, Pio López Obrador y David León? Son cosas muy diferentes, pues ellos buscaban o recibían aportaciones para una revolución. No se haga, que no le queda.

Muy claro se ve que en las maletas del caso Lozoya lo que hay son sobornos y que en los sobres de dinero que recibió Pio López Obrador son aportaciones, como años antes recibió el prestigiado profesor René Bejarano, operador de AMLO, quien fue videograbado con fajos de billetes que metió en un portafolios con todo y ligas. Ya vio la diferencia estos no son PORTAFOLIOS, son MALETAS, MALETAS. ¿Ya ve como no son iguales?

Con Felipe Calderón (2006-2012) eran balazos, los militares disparaban con todo y contra todos, incluyendo a civiles. Ahora con AMLO son abrazos que hacen hoyos en los cuerpos de civiles y que quedan documentados en video.

f_calderon_dep_75320577.jpg

Recuerde que Calderón sacó al Ejército a las calles a hacer labores de seguridad pública. Y aunque AMLO también los tiene combatiendo el crimen, también los puso a hacer aeropuertos, trenes, hospitales y una docena más de tareas. No es lo mismo.

Con Caderón, Genaro García Luna protegía al cártel de Sinaloa, que encabezaba Joaquín “El Chapo” Guzmán y con AMLO ya no se protege a este cártel. Recuerde que si el Presidente ordenó soltar a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, fue para no hacer enojar a los violentos criminales de esa organización delictiva que se ponen muy locos cuando se meten con los hijos de su patrón, que aunque está guardado en una cárcel de Estados Unidos, sigue mereciendo respeto.

Y es, precisamente, por respeto que AMLO estrechó la mano de doña María Consuelo Loera, madre de Joaquín y amorosa abuela de Ovidio. ¿Acaso usted recuerda que Fox, Calderón o Peña hayan tenido una atención con la venerable madre de El Chapo? Ya vio que diferencia de trato. Caballeros debían de ser.

El innombrable Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), este oscuro personaje firmó con un presidente republicano, George Bush, un neoliberal Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en cambio Andrés Manuel López Obrador puso en marcha con un presidente republicano, Donald Trump, el Tratado México-Estados Unidos- Canadá, un acuerdo comercial, pero que a diferencia del anterior no es neoliberal, sino humanista, revolucionario y casi socialista. Ya lo ve, totalmente diferente.

a8-gortari_63029861.jpg

Y ya que estamos con Carlos Salinas, también hay otra gran diferencia; ambos tienen hermanos incómodos pero uno de ellos, el de AMLO, es Pío; mientras el otro, el del Salinas, es Impío. Gran diferencia.

Fue también en la época de Carlos Salinas que Manuel Bartlett se encargó de tirar el sistema para impedir un triunfo de la izquierda, y con AMLO don Manuelito es un honesto funcionario que, con el sudor de su frente, ha logrado amasar una considerable fortuna y hacerse de unas 23 casas, así como formar una familia de prósperos empresarios que reciben contratos del gobierno, desde luego, sin ningún tipo de beneficios por su parentesco.

En fin, para que no quede duda que existe una verdadera transformación, hoy en la 4T Bartlett se ha transformado y pasó de ser un priista acusado por la izquierda de un fraude electoral a dirigir la Comisión Federal de Electricidad. No me diga que eso no es una gran diferencia.

Por último, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña vivieron en la fastuosa residencia oficial de Los Pinos. AMLO, en cambio, vive austeramente en un palacio, en el Palacio Nacional.

Si después de todos los anteriores ejemplos usted no se convence de que hay grandes diferencias entre los anteriores regímenes neoliberales y la 4T, ya no habrá nada que lo pueda convencer de que estos políticos no son iguales a los de antes, aunque todos son los mismos personajes de antes, pero ya transformados. Desde luego que no es sencillo entenderlo pero reflexiónelo, por favor.

ME CANSO GANSO.- DOS TÍTULOS PARA UNA NUEVA SERIE

Primer capítulo: En 2015 un operador de un gobernador cercano al entonces presidente Peña Nieto entrega paquetes de dinero al hermano de AMLO.

Segundo capítulo: El operador del gobernador graba en audio y video  las entregas, para lo que se pueda ofrecer más adelante.

Tercer capítulo: El operador se convierte en funcionario de mucha confianza  y cercanía del hoy presidente AMLO.

Cuarto capítulo: aparecen en el momento más oportuno para el expresidente Peña Nieto los videos de la entrega del dinero. ¿Cómo se llamó la serie?  ¿“El traidor de Palacio” o “El Caballo de Troya de la 4T”? Usted elija entre estos dos títulos o proponga uno mejor.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios