Se encuentra usted aquí

¿En dónde está el principal acusado de huachicol?

04/12/2019
02:35
-A +A

Eduardo León Trauwitz ha sido señalado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador como el gran huachicolero del sexenio de Enrique Peña Nieto. Primero fue parte de las escoltas del presidente y después, Trauwitz fue ascendido a Subdirector de Salvaguardia Estratégica de Pemex desde donde, según los señalamientos de trabajadores de la empresa, lejos de hacer su principal encargo —acabar con el robo de combustible— fue el mejor cómplice y aliado del huachicoleo.

Por ello, en abril de este año, Trauwitz fue llamado a comparecer en una audiencia inicial por un proceso iniciado en su contra por robo de hidrocarburos. León Trauwitz no se presentó, pero sus abogados sí y aclararon a la juez que su cliente estaba enfermo. La segunda vez la defensa supo que la acusación ya no era solamente por robo de hidrocarburos, también se le acusaba de delincuencia organizada, lo que no amerita enfrentar el juicio en libertad.

Si Trauwitz se hubiese presentado a esa segunda audiencia, seguramente estaría en Almoloya ahorita, me comentaron fuentes enteradas del caso. Unos días después, la Fiscalía General de la República giró una orden de aprehensión en su contra, pero para entonces Trauwitz ya no estaba en México.

Desde mayo de este año, el ex general se encuentra en Canadá tramitando su petición de asilo político aduciendo ante las autoridades de aquel país que es un perseguido político. Y las autoridades mexicanas, que saben que Trauwitz está en Canadá, poco pueden hacer al respecto porque el expediente que tienen en su contra está tan mal armado, que de presentarse ante las autoridades canadienses, seguro culminaría con la exoneración del ex general.

Así, en tiempos de la 4T, cuando Andrés Manuel López Obrador ha hecho de la corrupción su principal bandera y del huachicoleo su lucha emblemática, el señalado como el gran huachicolero está a punto de lograr una salida cual Napoleón Gómez Urrutia de este sexenio.

Los argumentos de Trauwitz para justificar ante las autoridades canadienses que es un perseguido político son que él, lejos de haber apoyado y lucrado del robo de combustible, ideó un mecanismo para cortarlo de tajo modificando la estructura dentro de Pemex que permitía que el área de logística contratara empresas para tapar los ductos pinchados mediante la instalación de un capuchón. Este mecanismo costaba un dineral y esos montos se los repartían entre el contratista y el sindicato en detrimento de Pemex. Además, permitían a los huachicoleros quitar el capuchón unos cuantos días después para poder seguir succionando y robando el combustible.

Además de su cercanía con el expresidente Peña Nieto, el argumento de Trauwitz es que el cambio de logística acabó con un jugoso e ilegal negocio que hoy lo tienen en la mira.

Así avanza (es un decir) la lucha contra la corrupción y el huachicoleo.

Apostilla:

El presidente Andrés Manuel López Obrador declara que el neoliberalismo ha sido la gran tragedia de nuestro país y sin embargo es el protector número uno de una de sus premisas más importantes: el libre comercio. Qué bueno. No es queja. Lo que llama la atención es que en aras de mantener el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, el TLCAN, AMLO ha estado dispuesto incluso a sacrificar la soberanía del país. Ha tenido que ser el sector empresarial el que le muestre lo dañino que sería aceptar todas las premisas que piden los estadounidenses en aras de que el legislativo de EU ratifique el T-MEC. Aun cuando el acuerdo es de suma importancia para México, bien haría AMLO en voltear a ver cómo le ha pagado al presidente de Brasil creerse el amigo cercano que puede enfrentar las bravuconadas de Trump. El lunes Bolsonaro se enteró por Twitter que Estados Unidos le va a imponer aranceles a sus exportaciones de acero y aluminio.
 

@AnaPOrdorica

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN