Malos, y peores

Álvaro López Sordo

No hay que darle vueltas: Chivas y Cruz Azul son los grandes fracasos de este torneo. Y, aunque suene raro, es lo mismo, pero no es igual

No hay que darle vueltas: Chivas y Cruz Azul son los grandes fracasos de este torneo. Y, aunque suene raro, es lo mismo, pero no es igual. Las circunstancias que rodean a cada eliminación son distintas y, bajo ningún concepto, se pueden catalogar de la misma manera. Y el caso del Club Deportivo Guadalajara es peor que el de los cementeros.

Seguramente, ante lo escandaloso del marcador, habrá quien crea que lo de La Máquina es más grave. Es evidente que es mucho peor irse con cuatro goles en la mochila que con la “gallardía” de haber caído en los penaltis. Pero no es lo mismo caer ante el plantel más caro del país, que frente a uno inferior en todos los aspectos, menos uno: el futbolístico. Porque el humilde Puebla jugó mucho mejor que las Chivas a lo largo del semestre.
 

Ahora, cada momento es distinto. En Cruz Azul, por fin se liberaron de la presión que generaba la sequía de títulos de Liga. Los de La Noria son el campeón, y aunque haya sido un torneo decepcionante, sus aficionados se van con otro sabor de boca. En Chivas, hace bastante tiempo que las indisciplinas y las decisiones de su directiva acaparan las portadas por encima de lo que pasa en la cancha.

Chivas, en la etapa de Ricardo Peláez, invirtió entre 50 y 60 millones de dólares en refuerzos. El plantel entero del Puebla no cuesta eso. Pero los Camoteros terminaron en mejor posición en la tabla y eliminaron al Rebaño Sagrado. Y el problema de las Chivas no es de ahora: El Guadalajara vive penando en nuestro futbol desde hace varios años. Y ha quedado claro que el problema no es de entrenadores, es institucional.

Puedes leer: "Canelo Álvarez, con un riesgoso reto para enfrentar a Ilunga Makabu"

En 1970, Chivas tenía ocho títulos de Liga. El América, uno. En 51 años, el Guadalajara levantó el trofeo sólo cuatro veces, las Águilas le dieron la vuelta y le robó el sitio del club más ganador. Cuatro campeonatos en cinco décadas, infinidad de entrenadores, y en Verde Valle aún creen que el problema se arregla cambiando de entrenadores como quien cambia de calzones.

Algo está muy mal en Guadalajara y, si no hacen un análisis real y exhaustivo, esa podredumbre permanecerá. Es increíble que hasta los pobres Pumas (y no lo digo de manera peyorativa, sino descriptiva, por la precaria situación económica de los felinos) hayan alcanzado Liguilla. Pero, como dice el dicho: “No hay peor ciego, que el que no quiere ver”.
Adendum. Knut está feliz con el repechaje. Tenía varios días con insomnio y el Santos vs Atlético de San Luis le solucionó el problema.

[email protected]

 

 
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios