Así de fácil

Álvaro López Sordo

Hoy, Santiago Ormeño tiene gol. Lleva ocho en lo que va del torneo, y en toda la temporada 2020-21 acumula 15 anotaciones

No sé a ustedes, pero a mí esta moderna manera de sobre analizar y complicar todo me parece inexplicable. Tal vez, porque soy un tipo de gustos comunes y corrientes. La cerveza me gusta fría, por más que un hipster me asegure que en distintas partes de Europa se toma al tiempo. Cuando voy a la playa, no lo hago para experimentar la interconexión sensorial que existe entre los humanos y el océano, voy por el simple placer de estar echado al sol panza para arriba. En el futbol, me gusta que mi delantero central meta goles.

Por supuesto, si en mi club o Selección tenemos la fortuna de contar con un eje de ataque que roce la perfección técnica como lo hicieron Hugo Sánchez, Romario, Marco van Basten o Ronaldo Nazario, mejor aún. Pero tampoco estoy peleado con tener un Chicharito. Su manera de jugar nunca me ha gustado, aunque —en su plenitud— para mi gusto debía ser siempre titular en la Selección, porque el tipo la metía. Así de fácil.

Puedes leer: "Wrestlemania 37, regresan los aficionados a la fiesta de la WWE"

Mientras que en la FIFA y en International Board no haya un ataque de locura total, este juego se gana con goles. Por ende, aunque Oribe Peralta siempre fue más futbolista que Hernández, el surgido en Chivas tenía bien ganado su lugar, porque —en el negocio de anotar— nadie en este país lo superaba.

Hoy, Santiago Ormeño tiene gol. Lleva ocho en lo que va del torneo, y en toda la temporada 2020-21 acumula 15 anotaciones. El del Puebla es el único mexicano metido en la pelea por el título de goleo (Henry Martín parece haberse rezagado ya), y ni así es considerado para ser probado en la Selección Azteca.

Ojo, no estoy diciendo que ya le den una de las 23 camisetas para Qatar 2022. Pero, ¿sin Jiménez y ante las bajas de Henry Martín y Alan Pulido, no merecía ser llamado? Martino fue muy claro al respecto, y al Tata es imposible cuestionarlo por el buen desempeño de su equipo, en términos generales.

Te puede interesar: "Afición de los Rangers de Texas abarrotan el Globe Life Field"

Pero, al cuadro nacional ya le pasó lo impensado, todos los número ‘9’ convocados se lastimaron al mismo tiempo, y José Juan Macías (con más talento, pero hoy menos goles que Ormeño) estaba en el Preolímpico. Y por eso jugamos dos partidos sin centro delantero.

Seguramente, Ormeño no cumple con todas las características del ariete ideal y tampoco las que le llenan el ojo a Gerardo Martino. Pero, insisto, el tipo tiene gol y hoy, sin Raúl Jiménez, a la Selección Azteca le hacen falta los goles, tanto como una cerveza helada a cualquier adulto tirado panza para arriba ante el abrasador sol en una playa mexicana.
Adendum. Knut está insoportable, su Cruz Azul —según sus propias palabras— “ya espantar”.

[email protected]
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios