#VisitMexico

Alonso Cedeño

La pandemia ha impactado negativamente al 85% de los sectores económicos, sin embargo en el 10% de ellos sus efectos pueden ser catastróficos, ahí se encuentra el turismo.  
 
A nivel internacional, y desde los años 90 se ha considerado una buena práctica para la promoción del turismo, el establecimiento de una oficina de promoción de los destinos, conocidas en el argot como DMO (Destination Management Office). México no fue la excepción creando el Consejo de Promoción Turística, conocido como CPTM y cuya identidad digital se vinculaba a @visitmexico, @PROMOTURMX y www.promotur.com.mx. Inclusive los estados y varias ciudades, conforme avanzaban en el número de visitantes y profesionalización de su industria fueron creando sus propias oficinas de promoción, muchas de ellas con figuras jurídicas como fideicomisos o fondos mixtos, donde los propios empresarios generadores de una parte de los recursos a través de las contribuciones adicionales, tales como el impuesto turístico del 2% y 3% pudieran opinar y fiscalizar su aplicación. Cierto que en algunas de estas oficinas esto pudo derivar en dispendios e inclusive abusos o desvíos, pero cierto también que la promoción funcionaba y aun con gritos y jaloneos México avanzaba en los rankings de países más visitados.  
 
Una vez que ganó el presidente López Obrador en el mundo del turismo se especulaba sobre quién sería el designado para manejar @visitMexico, esperando que el perfil fuera ideal para administrar la promoción del país, en una industria que es la cuarta generadora de ingresos al país. Pocos imaginaron que estaba condenada a la desaparición. Primero como entidad, luego como función y recientemente, aunque esperemos que sea temporal como un gran activo digital.  
 
Entendamos la importancia de la página visitmexico.com. Según el ranking del sitio especializado ALEXA, es la página mas visitada de turismo del país y está entre las 2,000 con más tráfico. Existen más de 1350 sitios dirigiendo a dicho sitio. El dominio fue registrado en Febrero 17 de 2003 por el Consejo de Promoción Turística de México y se mantuvo así hasta el 3 de Abril de 2019, cuando cambia por un registro privado usando una máscara para evitar conocer el dueño de los derechos: “PERFECT PRIVACY, LLC”. 
 
Para entender lo sucedido, a decir de Juan Carlos González, quien se presenta como director de Visit México en el año 2019 después de algún tipo de concurso donde a su empresa Braintivity le es asignada la tarea de la promoción turística del país sin contraprestación alguna y con la obligación de realizar acciones de promoción por montos específicos. Para coordinar la transición de activos tecnológicos designan a Sergio Loredo  quien se ostentaba con un cargo dentro de Braintivity y al mismo tiempo dirigía una empresa llamada TECNOCEN, cuyo registro digital se remonta al año 2009. Después de ciertos diferendos, a principios de este año Sergio deja la relación laboral con Braintivity y solo permanece como proveedor de los servicios de hospedaje y mantenimiento de la página. En los últimos meses existen diferendos sobre pagos y contratos entre ambos particulares que resultan en que hace unos días la página de “la guía turística de México” como se autodefine el sitio web, desapareció del aire para dejar una leyenda “Suspendido por falta de PAGO”.  
 
En términos jurídicos el registro del dominio no implica una propiedad sino más bien un tipo de concesión, por lo que los litigios al respecto podrán ser largos y tortuosos, más si como dicen los particulares involucrados no existían contratos que tutelaran la relación entre ellos. Situación inaceptable cuando se trata de activos propiedad de todos los mexicanos. Según www.worthofweb.com el sitio de visitmexico.com vale no menos de un millón de pesos. 
 
Para el día de hoy por la tarde está convocada una manifestación bajo el HT #TurismoPrioridadNacional buscando presionar a los particulares a dirimir estas diferencias pero también a la autoridad a mantener controles más estrictos sobre las ventanas que ofrece México para promocionarse y las herramientas que en esta época tan turbulenta son indispensables para salvar una industria que enfrenta la tormenta perfecta. ¿O acaso también habrá caído “como anillo al dedo” para terminar de extinguir todo rastro del CPTM?.  

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios