Fortalezcamos juntos nuestro Sistema de Salud

Alejandro Moreno

No hay tiempo qué perder. El Sistema Nacional de Salud afronta el mayor reto que haya tenido desde que fue creado hace 77 años durante el gobierno del presidente Manuel Ávila Camacho, sin embargo, lo hace tras haber sido objeto de repetidos subejercicios y haber sufrido el desmantelamiento de su capital humano, encontrándose en un estado vulnerable y de incapacidad para atender todos los casos graves que lleguen a presentarse por el Covid-19.

Por tal razón, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha acudido al llamado de las y los mexicanos y de inmediato puesto a su servicio la mitad de su financiamiento durante los cuatro meses que se prevé persista la contingencia, en aras de aportar a las soluciones que en estos momentos se requieren y que representan salvar vidas.

Así como lo hicimos en el año 2017, tras los sismos que azotaron al centro del país y ante los cuales el PRI donó la totalidad de su financiamiento para destinarlo a la reconstrucción y a la atención de damnificados, aportación que es verificable y contable, hoy de nueva cuenta da un paso decidido al frente en solidaridad con la sociedad.

Financiar la compra de equipo y material para realizar las pruebas que forzosamente se requieren para atender la emergencia; abastecer de medicinas que prevengan y curen los síntomas del Covid-19; adquirir instrumentos como respiradores y unidades de cuidado intensivo, así como contratar equipo médico y de enfermería que cuenten con las herramientas necesarias de protección para realizar su trabajo, son los fines de los recursos que el PRI ha reasignado.

Y lo hará a través de un fideicomiso que lo integren representantes de la sociedad civil nombrados por la institución pública con mayor reconocimiento y aprecio social, después del Ejército mexicano, como lo es el Instituto Nacional Electoral (INE).

Ello nos brindará la certeza de que los recursos llegarán a donde más se necesitan y no a construir trenes, aeropuertos o refinerías faraónicas que no tienen ningún valor en momentos que la vida e integridad de los mexicanos enfrentan un verdadero peligro.

Asimismo, el PRI cede a las autoridades sanitarias la totalidad de los espacios que en radio y televisión le corresponden, con el objetivo de brindar a la población la información sobre las acciones que se requieren en cada una de las fases de la contingencia.

El PRI solicita que por cada peso y espot que aporten los partidos políticos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público realice una contribución paritaria al fideicomiso, con el objetivo de multiplicar su capacidad de acción y beneficiar a más mexicanos.

El miedo e incertidumbre de los mexicanos no pueden ser atendidos con confrontación, caprichos ni proyectos personales, sino con acciones de Estado que prioricen la seguridad humana. Esa es la obligación de todo gobernante.

Presidente Nacional del PRI

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios