El mundo lo entendió, ¿México cuándo?

Alejandro Moreno

Lo peor es cuando la matriz ideológica no te permite percibir la realidad como es. Hace tiempo que abandoné eso y me di cuenta de la importancia de los matices. La vida es porvenir, no es pasado…

José Mújica, expresidente de Uruguay

El gobierno de México muestra un comportamiento errático: hace dos meses que las otras naciones adquirían respiradores y confeccionaban planes de contingencia sanitaria, el gobierno mexicanorechazaba la magnitud del peligro y se daba el lujo de incurrir en subejercicios en el gasto público en el ramo de Salud; hoy, que las naciones ajustan planes económicos para apoyar el sector productivo, México busca comprar respiradores (que ya no hay), confeccionar planes de contingencia (cuando la pandemia ya está cobrando vidas) y se prepara para hacer frente a un enemigo que ya entró al país, se familiarizó, se multiplicó y nos ataca desde nuestro propio ser. Y el gobierno dice que el plan económico “ya lo iremos viendo en un mes”.
 
En un mes, cuando las otras naciones estén reactivando su economía, México estará estacionado en la más nefasta crisis de salud y económica de su historia debido al virus, sí, pero sobre todo a las malas decisiones gubernamentales que antecedieron a la pandemia y que no se modificaron un ápice durante su más cruento brote.
 
El gobierno estadounidense suspendió las ejecuciones hipotecarias y los desahucios, al tiempo que ha presentado un plan de más de 1 billón de dólares que busca enviar directamente cheques de mil dólares a los ciudadanos más vulnerables para impulsar el consumo y así también beneficiar a las empresas.
 
El primer ministro canadiense Justin Trudeau creó un programa de compra de hipoteca asegurada de 50 mil millones de dólares y otro de apoyo crediticio de 10 mil millones de dólares para apoyar a las empresas. Se dispondrá de un monto de 55 mil millones de dólares en aplazamientos de impuestos para empresas y familias y un paquete de ayuda de 27 mil millones de dólares para trabajadores y hogares de bajos ingresos.
 
Reino Unido anunció que garantizará 400 mil millones de libras (15% de su PIB) en préstamos respaldados por el gobierno a empresas afectadas por la pandemia, suspenderá el pago de hipotecas por tres meses, inyectará miles de millones en ayudas directas y subvenciones a empresas pequeñas, aplicará exenciones tributarias por un año, el gobierno pagará 80% del salario si el personal se ausenta y las empresas lo mantiene y permitirá retener temporalmente 30 mil millones de libras de impuesto al valor agregado.
 
En Francia el plan económico de emergencia incluye la entrega inmediata de recursos a trabajadores y empresas, la implementación de garantías fiscales para préstamos y medidas específicas para proteger a las empresas amenazadas.
 
Alemania sorprendió al tomar distancia del dogma de la disciplina presupuestaria, anunciando la concesión de crédito ilimitado a todas las empresas mediante garantías de la banca pública a los empresarios para evitar las quiebras. El plan también contempla el aplazamiento en el pago de impuestos.
 
El pueblo de México exige que su actual gobierno esté a la altura de sus necesidades y no de proyectos faraónicos, que están succionando gran parte del presupuesto que se necesita en hospitales, equipo médico y en un plan económico que salve empresas y por ende empleos. La realidad es ésta y de ella depende el futuro de México.
 
Presidente Nacional del PRI.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios