Algunos datos del Informe

Alejandro Hope

Si quieren propaganda, lean el Informe. Si quieren algo más cercano a la realidad, vayan al anexo estadístico: allí encontrarán algo más parecido a la verdad

Los informes de gobierno son y han sido siempre documentos inútiles. Sirven para fines de propaganda, no para tener una discusión sensata sobre el estado que guarda la administración pública.

Tienen, sin embargo, algo bueno: los anexos estadísticos que los acompañan. Allí se pueden encontrar muchos datos que serían de difícil acceso de otro modo. Les comparto algunos:

1. La Guardia Nacional no tiene 97,000 elementos, como aseguró el presidente López Obrador en su mensaje de ayer en la mañana. Su estado de fuerza es de 36,064 integrantes, de acuerdo al anexo estadístico del Informe (p. 57). Aun sumando a personal que todavía es contabilizado como policías federales, se llega a un total de 41,813 elementos ¿De dónde saldrían los 55,000 que faltarían para llegar a la cifra que dio el presidente? Pues son soldados y marinos que están comisionados en la GN y que el propio gobierno reconoce que no son parte de la nueva corporación.

2. El gobierno estima, con base en información de la Secretaría de Salud y el INEGI, que se registrarán 40,863 muertes por homicidio en 2020 (p. 218, anexo estadístico). Si se cumple el pronóstico, eso implicaría un incremento de 9.5% con respecto a 2019 y de 11.3% con respecto a 2018 (la tabla cita una cifra errónea para ese año). En total, se acabarían sumando 78,178 víctimas de homicidio en los dos primeros años de la actual administración federal.

3. En 2019, se erradicó menos amapola que en cualquier año desde 2007 (p. 62, anexo estadístico). La superficie erradicada fue apenas la mitad del total de 2018. Esto parecería confirmar lo que los investigadores de Noria Research han escrito sobre la crisis de la amapola, producida por la sustitución de heroína por fentanilo en el mercado estadounidense. Los datos preliminares de erradicación en 2020 apuntan a que este año será similar.

4. La deriva punitiva del gobierno obradorista ya está teniendo consecuencias en las prisiones del país. Después de cuatro años de caída, el tamaño de la población penitenciaria aumentó por segundo año consecutivo, llegando a 210,287 internos en el sistema penitenciario nacional (p.52). Eso implica un incremento de 4.6% con respecto al año previo. Este crecimiento está directamente conectado a la expansión en la lista de delitos que detonan prisión preventiva oficiosa: los procesados —no los sentenciados— son la categoría de internos que está aumentando: pasaron de 75,267 a 85,268 en un año. A este ritmo, vamos a tener en un año sobrepoblación carcelaria a nivel del sistema, algo que no se ha visto desde 2016.

5.Obras son amores y falta de presupuesto es desdén. En varias ocasiones, el secretario Alfonso Durazo ha presumido el llamado Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, un esfuerzo interesante y bien articulado para reformar a las policías municipales. Habría que aplaudir esa iniciativa, salvo porque no le han dedicado un centavo. Literalmente: le asignaron al programa 700 mil pesos (no es un error de dedo) en 2020, pero al 30 de junio se había erogado exactamente cero pesos con cero centavos (p. 56).

En resumen, si quieren propaganda, lean el Informe. Si quieren algo más cercano a la realidad, vayan al anexo estadístico: allí encontrarán algo más parecido a la verdad.

[email protected]: @ahope71

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios