Se encuentra usted aquí

¿Víctimas o victimarios?

En el futbol mexicano, los estrategas son expertos en mudanzas
¿Víctimas o victimarios?
21/08/2019
00:00
-A +A

Motivadores o estudiosos de la táctica, la guillotina no discrimina y no importa cuál sea su metodología de trabajo, a todos les llega la hora. El director técnico es una especie de piel dura, de carácter áspero y con las maletas hechas siempre en la puerta.

En el futbol mexicano, los estrategas son expertos en mudanzas. Tras cinco fechas en este Apertura, ya hay dos despedidos y varios en la mira. El semestre pasado se rompió el récord de torneos cortos, con 10 cesados.

Los entrenadores deben estar preparados para las caprichosas decisiones por los malos resultados y deben ser conscientes de esto. Tienen  claro que su profesión es grata y muy gratificante cuando están en la cima, los triunfos los vuelven ídolos y hasta rockstars de la noche a la mañana, pero en un abrir y cerrar de ojos son los villanos de la película, los culpables de todos los males; y es entonces que hay que empezar de nuevo.

Varias preguntas han rondado mi cabeza por este tema ¿Por qué se les acaba la chamba tan rápido?, ¿por qué si no funcionaron o sólo por ciertos momentos, los vuelven a contratar? Caso Sánchez Solá y sus múltiples historias con Puebla. Antes de empezar, ya sabíamos el desenlace, pero también Javier Torrente, quien no dio resultados en el León en 2017 y dos años después llegó a Morelia para cosechar tres puntos.

También hay casos de directivas inestables y que se han convertido en devoradoras de directores técnicos, como la del Veracruz. Si no, pregúntele a Siboldi, Olmos,  Vázquez, Luna, Reinoso y Marini, colección interesante desde el Apertura  2016.

Si revisamos la lista de 42 técnicos que se quedaron sin trabajo desde el Apertura 2016, encontraremos varios nombres repetidos, pero con distintas instituciones. Tomás Boy, José Cardozo, Rafa Puente Jr., Enrique Meza, Víctor Manuel Vucetich e Ignacio Ambriz. ¿Son víctimas o victimarios? Son presa de sus palabras y discursos enredados o la Liga MX, con torneos cortos, no da tiempo para trabajar.

Existen técnicos capaces, pero que han ido y venido sin encontrar realmente un proyecto en el que puedan encajar. Al parecer, sólo son marionetas momentáneas de directivas que no tienen un plan definido a corto, mediano y también a largo plazo. Gran parte de los equipos busca la estabilidad de la media tabla o la sobrevivencia en la Primera División.

La culpa no es de los técnicos, ellos se protegen de distintas maneras y —al quedar sin chamba— algunos buscan estar a la vista de todos como analistas de televisión, para volver al aparador, exposición que —evidentemente— a muchos les ha funcionado, pero la culpa no es de ellos, porque simplemente aceptan las ofertas, ya que siempre lo que les apasionará es estar dentro del rectángulo.

Aunque, en un examen de conciencia a fondo de estos personajes, algunos deberían preguntarse si realmente están capacitados para la tarea y no simplemente estar pensando en tener las maletas listas para volver a empezar. 

@alexblanco23