Se encuentra usted aquí

La foto del recuerdo

Dicen que no es cómo se empieza, es cómo se termina. Frase fácil de aplicar en el futbol mexicano.
La foto del recuerdo
17/09/2019
23:05
-A +A

Dicen que no es cómo se empieza, es cómo se termina. Frase fácil de aplicar en el futbol mexicano.

De los ocho equipos clasificados a la Liguilla hasta ahora deberán sacar una foto a la posición en la tabla; otros más como Pumas, Cruz Azul, Chivas, Monterrey y Toluca tendrían que revisarla con detenimiento y analizar por qué en estos momentos están fuera de la llamada Fiesta Grande.

Los que siguen soñando Necaxa, Querétaro, San Luis, Monarcas, pero me voy a detener en dos impensados; sí y porque nadie se imaginaria que después de nueve fechas los Rayos de Memo Vázquez o los Gallos de Vucetich estarían en primero y segundo de la general.

Dos conjuntos de presupuesto y formas discretas. Con planteles para competir en la media tabla. No es coincidencia que los dos cuadros son dirigidos por estrategas de mucha experiencia, tanto Víctor Manuel Vucetich, como Guillermo Vázquez, saben que deberán mantenerse en ese nivel y cerrar con lo mejor para aspirar al torneo definitorio. ¿Les alcanzará para llegar a Liguilla? La respuesta es: sí.  

Lo afirmo y tomo como referencia nuevamente a las cabezas y su gran recorrido. Para ser campeones lo dudo, aún veo tres o cuatro equipos más fuertes y jugando mejor, como el León y Santos Laguna, además de los eternos favoritos Tigres y América.

Estos dos ejemplos son fruto del trabajo en el colectivo, la idea de un sistema bien definido y la correcta elección de las piezas. Jugadores de batalla a los que se les ubica en la posición ideal en el caso de los Gallos. En el equipo de Aguascalientes parece que su departamento de visoría en el tema de extranjeros es de los mejores, así como encontraron en Brian Fernández el torneo pasado, aparece en este apertura otro argentino: Maximiliano Salas.

Algo para destacar de los dos directores técnicos es su capacidad para resolver de gran forma las bajas de piezas importantes.

Una muestra de que equipos bien dirigidos con presupuestos menores pueden jugar bien, un ejemplo para los llamados grandes, para los que invirtieron fortunas y en el corte de caja están con menos puntos de los planeados y con funcionamientos muy cuestionados.

Seguramente en unos meses las aguas regresarán a su nivel y en la Liguilla estarán sólo de paso, pero por ahora los pequeños, los inesperados tienen la foto del recuerdo la que nos indica que algo hicieron bien y nos recuerda que sólo con nombre y la cartera hace mucho no se compite en el balompié azteca.

Comentarios

 
 

NOTICIAS DEL DÍA