Se encuentra usted aquí

El esfuerzo de hacer bien las cosas

No es casualidad el trabajo que desde hace años realiza el Grupo Orlegi
El esfuerzo de hacer bien las cosas
27/11/2019
00:30
-A +A

Sin escándalos, sin hacer ruido, sin los reflectores, sin necesidad de llamar la atención, manejándose con cordura, siendo congruentes, buscando la innovación y buscando el equilibrio entre el negocio y lo deportivo, así se conduce el mejor equipo del Apertura 2019.

No es casualidad el trabajo que desde hace años realiza el Grupo Orlegi. Las bases son tener un proyecto deportivo fundamentado en el trabajo de fuerzas básicas y una extraordinaria visoría para la contratación de los jugadores extranjeros de calidad. La mezcla perfecta desde hace muchos años: jugadores de calidad formados en cantera y foráneos que marcan diferencia.

Pero la parte más importante es quién hace que los talentosos rindan en lo colectivo y, en este caso, el análisis que se hizo de Guillermo Almada funcionó a la perfección. El director técnico al que apodan el  Guardiola Uruguayo y sus agradables ideas de juego han llevado a la cima nuevamente a los Guerreros, con la bandera de la presión alta, intensidad al máximo, trasladar el balón lo más rápido posible, jugando mano a mano tanto a la ofensiva, como a la defensiva.

Leer también: Liguilla Apertura 2019; ¿Dónde y cuándo ver?

Desde el día uno, sabía lo que pretendía de sus jugadores. El motor de su equipo: Brian Lozano, una pieza fundamental; por mucho, el mejor jugador del torneo. Fernando Gorriarán, grata sorpresa en el medio campo, muy sólido.

Una idea de juego atractiva que requiere de mucho sacrificio, hasta de los más talentosos, con esa presión toda la cancha y —por supuesto— la propuesta siempre ofensiva. No es casualidad que de los invitados a Liguilla son el equipo más goleador, con 40, pero jugar de esta manera puede traer consecuencias. De los clasificados, son la segunda peor defensa, con 25 tantos permitidos. La Liguilla es un torneo diferente, dicen que se debe jugar de otra manera. Dudo mucho que el estratega sudamericano cambie su estilo y, si lo hace, traicionaría su forma de juego. Es verdad que se juega a 180 minutos y un poco más, pero la mística que nos regaló Santos durante todo el torneo debe continuar. El cuadro más regular del Apertura tiene que seguir en la línea de siempre buscar la portería rival.

La directiva es la que pone el ejemplo desde hace varios años, atreviéndose a hacer cosas diferentes y eso ya ha tenido recompensas.

Leer también: ¿Quiénes son los Toledo?, familia que podría adquirir al Puebla

Estos Santos entran a la Liguilla sin temor de ser etiquetados como favoritos, no porque no exista la presión, sino porque saben que existe un trabajo basado en el lema de La Comarca Lagunera: “La tierra de los grandes esfuerzos”. Son años de planeación, de desarrollar jóvenes mexicanos talentosos, de tener grandes instalaciones, un estadio moderno y generar que se mire a la región con otros ojos.

A pesar de esta notable historia de trabajo, los verdiblancos saben que esa gran temporada sabrá a muy poco si no son campeones.
La única duda es el desconocimiento de Liguilla para Almada, quien entendió el torneo a puntos. Ahora, hay que jugar a goles. 

@alexblanco23
 

Suscríbete a nuestras redes sociales:   Youtube    Facebook    Twitter Instagram