Las “pluris carnales” de Viggiano y Moreno

Alejandro Aguirre Guerrero

El PRI de Alejandro Moreno se cae a pedazos, y a decir de distintas voces al interior del partido, en buena medida por las acciones de Carolina Viggiano, su Secretaria General, quien no sólo se benefició con una candidatura plurinominal para su persona, sino que incluyó a su esposo, Rubén Moreira. 

Me hacen saber que los sectores más representativos del tricolor, como la CTM, la CROC, la FSTSE, el Movimiento Territorial, la Unidad Revolucionaria, e incluso, los propios gobernadores priístas, se ofendieron al conocer el listado de candidatas y candidatos plurinominales, donde destacaron amigos y familiares de Moreno y Viggiano. 

Cuentan quienes estuvieron en las mesas de negociación, ahí, hasta altas horas de la noche, en la propia oficina de Alito, que la insistencia por darle una “pluri” a la expanista, Eufrosina Cruz Mendoza, exacerbó en repetidas ocasiones los ánimos de varios, pues nadie olvida que en el 2016 pidió votar contra el PRI y su candidato en Oaxaca, Alejandro Murat. 

Agazapada por el momento, se prepara una revolución al interior del tricolor para buscar debilitar a Alejandro Moreno, y en especial a Carolina Viggiano. La idea es, de acuerdo a fuentes enclavadas en las oficinas de Insurgentes Norte, evitar que las “plurinominales carnales”, (como les llaman), se asocien tácitamente a AMLO en San Lázaro. 

Hombres y mujeres con influencia en el actual CEN tricolor colocaron a sus familiares más cercanos, al mero estilo priísta de todos los tiempos: el exgobernador de Tlaxcala, Mariano González, afianzó a su hijo en una candidatura; lo mismo hizo el exmandatario de Oaxaca, José Murat, imponiendo a su hijo y cuñada, mientras que el gobernador de Campeche, Carlos Miguel Aysa, empujó a su vástago, por mencionar sólo algunos casos. 

La molestia al interior del PRI es tanta que, apenas se supo de la lista de pluris plagada de hijas, hijos, hermanos y hasta cuñadas de los amigos de Moreno y Viggiano, varios grupos acordaron reunirse para enfrentar al Presidente del partido, quien ha dicho a sus conocidos más cercanos que se observa como candidato de la alianza opositora para el 2024, o bien, como el “bat emergente” de AMLO.

Sin embargo, en el tricolor saben que la mano que mueve los hilos no es la de Alito, sino la de Viggiano; de hecho, me comentan que el mayor número de candidaturas plurinominales las colocó la oriunda de Hidalgo, ganando en varios momentos la pulseada a su Presidente. 

En el PRI hay coraje contra Alejandro Moreno, pero saben que la culpa es, mayoritariamente, de Viggiano. Se está armando una “revolución”, y en breve podría darse a conocer. Veremos qué ocurre. 

Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios