Aversión a la autonomía

Alberto Aziz Nassif

Desde hace tiempo AMLO ejerce una severa crítica en contra de los organismos autónomos. Le molestan, los quiere desaparecer del mapa institucional del Estado mexicano. La semana pasada le tocó su turno al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). ¿Qué hay detrás de esta aversión presidencial?

Una parte importante de las luchas democráticas en las últimas tres décadas se ha materializado en instituciones que cumplen funciones de Estado. El largo tránsito de un régimen autoritario a otro relativamente democrático, se fue plasmando en avances y retrocesos de reglas; en generaciones de reformas que surgieron con limitaciones y avanzaron para tener un mejor desempeño. Hubo también regresiones y contradicciones, reformas constitucionales progresistas y leyes secundarias regresivas. Así, el Estado mexicano pasó de un entramado autoritario y vertical, con una presidencia todopoderosa y un partido hegemónico, a un equilibrio entre poderes y una pluralidad relativa, pero significativa.

No era posible garantizar los derechos humanos, la transparencia o el sufragio efectivo con un sistema presidencialista autoritario y un partido hegemónico. La ruta mexicana de tránsito encontró en la creación de espacios autónomos la forma de garantizar derechos fundamentales de una democracia. Fue mediante la autonomía como se logró arrancarle funciones al presidencialismo y establecer equilibrios con los otros poderes, de otra forma no hubiera sido posible. Así nació la Comisión de Derechos Humanos, que tiempo después pudo tener autonomía; así surgieron los organismos de transparencia que se han convertido en un campo de lucha en contra de los manejos discrecionales de la alta burocracia. Las luchas electorales dieron como resultados una institucionalidad que garantiza comicios competidos y que el voto cuente y se cuente para formar gobiernos. Sin el IFE en 1997 el PRD no hubiera ganado la ciudad de México, y sin el INE Morena nunca hubiera ganado la presidencia en 2018. Estas instituciones autónomas se han vuelto campos de lucha para la defensa de derechos y demandas sociales y, a pesar de que a veces han tenido desempeños alejados de sus objetivos, también han sido un piso firme para tener políticas públicas contra la discriminación, combatir la violación de derechos humanos, garantizar el derecho a la información, luchar en contra del fraude electoral o de los abusos contra la libertad de expresión. Sin embargo, para AMLO se trata de una burocracia costosa y prescindible. Está equivocado.

¿Es mucho dinero lo que se invierte en estos organismos autónomos? El presidente sólo ve gasto y recursos que no se destinan para apoyar sus programas y sus grandes obras de infraestructura. Si de racionalizar recursos se trata se debería hacer una evaluación completa de lo que aportan estos espacios, de lo que han hecho para garantizar derechos. El presidente considera que su voluntarismo es suficiente para que las cosas funcionen bien en el gobierno y ya vimos que no. Cuando dice que estos organismos no han servido de nada porque hay corrupción y se tapa información, se podría decir lo mismo con lo que hoy gasta el gobierno en seguridad, en donde las cifras de muertos crecen día con día, a pesar de todo el voluntarismo y el gasto que invierte el actual gobierno.

Por supuesto que es necesario hacer una evaluación del gasto en seguridad y revisar la estrategia. El dinero presupuestal que se invierte en organismos y en políticas públicas necesita ser evaluado de forma permanente. Lo cual implica que la permanencia o cancelación de un organismo no se puede decidir con meras aversiones y prejuicios.

Los organismos autónomos son necesarios; las instituciones como Conapred han generado narrativas y políticas que es importante mantener y, sin duda, mejorar. Muchas veces la misma clase política, en donde se incluye a la que forma parte de la 4T, impide que estos espacios funcionen democráticamente. Estas instituciones, a pesar de todos sus problemas, nos dan garantía y armas para la defensa de derechos fundamentales; hay que entenderlos como inversiones y no como gastos…

Investigador del CIESAS.
@AzizNassif

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios