Va Salud por compra de 200 unidades móviles

Solicita a Hacienda proyecto de inversión cifrado en mil 250.3 mdp; busca sustituir a las actuales, pues considera que son obsoletas y representan un riesgo al personal

Va Salud por compra de 200 unidades móviles
Las unidades médicas móviles están compuestas por un médico, una enfermera y un promotor de salud. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 21/12/2020 03:38 Noé Cruz Serrano Actualizada 10:46
Guardando favorito...

Para evitar brotes epidemiológicos en comunidades sin acceso a servicios sanitarios, la Secretaría de Salud (Ssa) comprará 200 unidades médicas móviles (UMM) que serán distribudas en 29 entidades federativas.

Es decir, se llevará el servicio a localidades con una población menor a 2 mil 500 personas, refirió la dependencia federal, para garantizar el acceso a atención médica de primer nivel y evitar que se desplace a grandes distancias hacia clínicas y hospitales en donde existen los riesgos epidemiológicos.

La adquisición de estas unidades, cuyo costo total lo estima la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en mil 250.3 millones de pesos, vendrá a sustituir igual número de UMM que actualmente resultan obsoletas y en malas condiciones, ya sea porque “se encuentran fuera de servicio por siniestros o pérdida total y porque implican altos costos para su reparación y mantenimiento”, describió la institución.

También lee: Personal del IMSS Yucatán apoyará en la CDMX ante contagio de Covid-19

En el proyecto de inversión Sustitución de 200 Unidades Médicas Móviles Tipo 0, la dependencia asegura que 94% de estos equipos especializados —de un total de 741 de diferente capacidad resolutiva a nivel federal y que conforman el complemento a la red de servicios de salud— “ya cumplieron con su vida útil de cinco años de uso; sin embargo, tienen asignada la platilla de personal completa, de acuerdo con su clasificación y por su tipo de unidad y servicios que prestan para atención primaria.

“[Por ello] que requieren ser sustituidas para evitar mayores interrupciones en los servicios médicos de aproximadamente 3 mil 957 localidades, donde habitan 348 mil 486 personas”, refirió.

La UMM Tipo 0 sirve para transportar al personal e insumos de salud con plantilla asignada que se integra por un médico general, una enfermera y una promotora de la salud, quienes laboran en jornadas de ocho horas. La atención médica que se brinda es a través de recorridos conforme a rutas definidas. La normatividad señala que la UMM deberá cumplir 20 días en ruta cada mes y que se deben realizar por lo menos dos visitas a cada localidad en un lapso de 30 días.

Las rutas de las unidades abarcan 11 mil 451 localidades, de las cuales 17.5% se encuentran en Durango; 7.8% en Chiapas; 6.7% en Chihuahua; 5.5% en Michoacán; 5.3%, Baja California Sur en y 5.27% en Guerrero.

Estas seis entidades federativas representan 47.7 % del total de las localidades en las rutas que recorren las UMM. La unidades ofrecen servicios de atención primaria a la salud como lo son: acciones de promoción de la salud y prevención de enfermedades, y consultas generales.

Cuentan con equipos portátiles auxiliares de diagnóstico en sangre y orina, y para la toma de muestras a fin de detectar el cáncer cérvico-uterino. También disponen de medicamentos, material de curación e instrumental médico para cirugía menor.

También lee: IMSS se compromete con medicamentos complementarios para niños con cáncer

De acuerdo con los registros del Programa Fortalecimiento a la Atención Médica (PFAM), este año han operado 459 UMM, lo que representa 62% de la flotilla de esta estrategia y, con ellas, se atiende a 65% de las rutas que tienen que recorrer.

Bajo el supuesto de que todas las 741 unidades estuvieran en operación, se podrían otorgar 2 millones 32 mil consultas y 7 millones 831 mil acciones de salud.

Por ello, la Ssa considera importante “el hecho de que se autorice un proyecto de sustitución de UMM, a fin de evitar seguir fomentando factores que pongan en riesgo la vida de los trabajadores, y continuar brindando los servicios de primer nivel a la población beneficiaria del programa, ya que las unidades son la única estrategia de acceso a la red de servicios de salud para la población más vulnerable que habita en localidades remotas”.