“Una gran labor, transmitir medidas contra Covid-19 a comunidades”

Originaria de Oaxaca, Amalia Tello, migró a Estados Unidos; sin embargo, regresó al país para hacer locución en mixteco bajo, su lengua madre

“Una gran labor, transmitir medidas contra Covid-19 a comunidades”
Foto: Especial
Nación 03/05/2020 01:45 KARLA RODRÍGUEZ Y ALEJANDRA CANCHOLA  Actualizada 04:08
Guardando favorito...

Amalia Tello, de 60 años, habla mixteco bajo, es originaria de Oaxaca y viajó a Estados Unidos como migrante, pero regresó para convertirse en locutora en una radio indígena comunitaria. 

Lleva más de 40 años viviendo en San Quintín, Baja California. En su trabajo como locutora, narró a EL UNIVERSAL, tiene programas que van dirigidos a varios sectores: “Tengo un programa infantil y uno cultural, el cual también busca que las mujeres conozcan sus derechos para que de alguna manera sepan la importancia del empoderamiento”. 

Desde que la pandemia por el coronavirus comenzó, una de sus más grandes labores es la de traducir a las lenguas indígenas las indicaciones que el gobierno federal manda a la población. 

“Para mí es una gran labor. Estamos haciendo muchas traducciones que nos pide el IMSS-Bienestar, el INPI o la misma Secretaría de Salud. En las estaciones de radio en las que trabajo transmitimos entre cuatro y seis mensajes sobre las medidas sanitarias cada hora”, comentó.

Afirmó que esta actividad es importante porque ayuda a informar a los habitantes que no comprenden el castellano y o que no creen que el virus existe.

 A pesar de que en el municipio se han registrado pocos contagios y muertes por Covid-19, Amalia cree que es muy importante mantener informada a toda la población, en especial a las comunidades indígenas, las cuales además de cuidar su salud, deben luchar contra otros factores, como el hambre y la pobreza.

“Sé que en las comunidades no les han dado apoyos económicos, muchos de los pobladores trabajan como jornaleros y no saben qué medidas deben tomar, por eso creo que es importante traducirles los mensajes preventivos”, indicó. 

En San Quintín son dos las locutoras que se encargan de estos mensajes y que están preocupadas por la situación, por cuidarse y por procurar no enfermarse. 

“Soy locutora, pero también soy una persona de la tercera edad. Sé que estoy en riesgo, pero sé que mi labor va a ayudar a salvar vidas”, comentó. 

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios