Suscríbete

Se dispara el gasto de familias en medicamentos

Alertan alza en escasez de fármacos, lo que hace que los pacientes no obtengan sus recetas completas y compren de patente

Se dispara el gasto de familias en medicamentos
Lourdes Pardo padece hipertensión, diabetes y obesidad, y desde hace más de seis meses no ha recibido el medicamento que necesita para tratar sus males crónico-degenerativos. Foto: GISELA CASTILLO
Nación 14/02/2021 03:37 Perla Miranda Actualizada 05:08
Guardando favorito...

Aunado al desabasto de medicamentos en los sectores de salud privado y público, al aplazamiento de citas en clínicas de primer contacto y especialidades, así como al miedo de acudir a hospitales y contagiarse de Covid-19, aumentó el gasto médico de los mexicanos.

Especialistas, médicos adscritos al IMSS, ISSSTE y Ssa, integrantes de la industria farmacéutica, así como pacientes de diversos padecimientos consultados por EL UNIVERSAL alertan que a la crisis que ya había de escasez y falta de atención hospitalaria por la pandemia, se suma que pacientes han tenido que desembolsar para atender enfermedades como diabetes, hipertensión, VIH, cáncer, afecciones gastrointestinales, y además comprar vitaminas y suplementos.

En 2019, el país ocupó el segundo lugar entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con más gasto de bolsillo; esta situación aumentó con el Covid, afirmó Hortensia Reyes, directora del Centro de Investigación en Sistemas de Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). El gasto de bolsillo no es algo que vivan las personas que no tienen seguridad social, dijo, también los que son derechohabientes deben completar lo requerido de sus tratamientos.

También lee: Ensayo identifica el segundo fármaco que reduce el riesgo de muerte por Covid-19

“Se asume que las personas que tienen seguridad social o el ahora Insabi tienen resueltos sus problemas de salud, pero no, si les surten una receta a medias deben completarla de su bolsa, lo que es un gasto extra; otra situación de alarma es que muchas personas que se atienden en el IMSS o ISSSTE prefieren muchas veces ir a los consultorios adyacentes a farmacias, incluso si son diagnosticados con diabetes o hipertensión; lo que hacen es comprar de patente”, dijo.

El Programa Sectorial de Salud 2020-2024, publicado por el gobierno de México, indica que antes de que llegara el coronavirus a México, tres de cada 10 recetas no se surtían por completo; la meta de la actual administración era que para 2024 todas las recetas expedidas por el sector Salud se surtan en su totalidad; en 2020 el objetivo fue ocho de cada 10.

De acuerdo con el informe Mapeando el desabasto en México: reporte de la plataforma Cero Desabasto 2020, publicado por el colectivo Cero Desabasto, el cáncer fue la enfermedad que más reportes de escasez tuvo, con 596, mientras que en 2019 esta cifra fue de 117; le sigue diabetes, con 334 denuncias, contra 152 del año anterior, y la hipertensión, con 174; tuvo un alza de 8%.}

También lee: Soportan frío por un “No hay, vuelva mañana”

El documento señala que el ISSSTE presenta la mayor escasez de medicamentos para enfermedades cardíacas (atorvastatina), oncológicas (fulvestrant, ciclofosfamida y letrozol) y de manejo para la diabetes (insulina, sitagliptina y linagliptina).

El IMSS encabeza las listas en la omisión de quimioterapias y en fármacos oncológicos (ciclofosfamida), inmunosupresores (biktarvy, stribild) y trastornos mentales (metilfenidato y valproato de magnesio), además de falta de insulina y clopidogrel para hipertensos y diabéticos.

Además, el reporte enfatiza que cuatro de cada 10 personas consideran que el desabasto se debió a prácticas de corrupción. “Es decir, que mil 900 personas han detallado que de marzo a diciembre hubo prácticas de corrupción involucradas en su caso, y 40% reportó un sí seguro”.

feb13-desabastomedicinas.gif

Al respecto, Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), mencionó que el desabasto que se ha generado no ha sido sólo por la pandemia de coronavirus, sino por los cambios en la manera de adquirir fármacos, y que a pesar de que no se trata de desabastos generalizados como en el caso de fármacos oncológicos, sí afecta la economía de las personas.

“Es alarmante, y los que más padecen sin duda son los pacientes, porque con un medicamento que no les surtan en una institución de salud pública implica una inversión con la que no contaban, además hay que tomar en cuenta que mucha población se quedó sin empleo y hay quienes cobran la mitad o un porcentaje de su sueldo”, refirió.

También lee: Historias pandémicas de dolor: “Revocaré el poder a AMLO”

El director de Amelaf aseguró que la industria farmacéutica en México tiene la mejor disposición de hacer equipo con el gobierno. “Se requiere planeación, si no, no hay manera, y lo que nosotros queremos decir es que la industria quiere colaborar, todos debemos coordinarnos y hacer lo que nos toque para que todas las personas que requieran un medicamento tengan acceso a éste”.

La Asociación Nacional de Farmacias (Anafarmex) reconoció que hay escasez de “algunos medicamentos”, así como un incremento de precios, pero resaltó que debido a la pandemia de Covid, la fabricación de diversos fármacos se vio alterada.

“Ha habido desabasto de medicamentos oncológicos y de algunas enfermedades crónico-degenerativas, pero es porque con la pandemia la fabricación se vio alterada, hubo demanda inusitada, pero el desabasto no es generalizado, sólo unas medicinas”.

Temas Relacionados
medicinas medicamentos Covid-19
Guardando favorito...
Recomendamos

Comentarios