¿Quién es Florian Tudor "el Tiburón", líder de mafia rumana y de banda de la Riviera Maya?

Tudor está acusado en Rumania de tres delitos: intento de asesinato, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada, por los que seis de sus colaboradores fueron condenados a penas de entre tres y 10 años de prisión

Florian Tudor "el Tiburón", jefe de la banda de la Riviera Maya
Nación 27/05/2021 15:12 Redacción Actualizada 11:23
Guardando favorito...

Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvieron en la Ciudad de México a Florian Tudor, supuesto líder de la mafia rumana, en cumplimiento a una orden de captura provisional con fines de extradición.

El rumano se encuentra en las instalaciones de la FGR, confirmaron a EL UNIVERSAL fuentes oficiales.

Tudor está acusado de dirigir un grupo dedicado a instalar cajeros automáticos en diversos destinos turísticos para clonar las tarjetas de los usuarios.

Uno de los robos que se le imputan en México fue cometido en el año 2019 en cajeros de BBVA por 150 millones de pesos con tarjetas clonadas, señalaron fuentes federales.

En marzo pasado un tribunal de Rumania ordenó su captura por intento de asesinato, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada, razón por la que dicho país solicitó a México su colaboración para capturarlo.

Lee también: Detienen a Florian Tudor, señalado de ser líder de la mafia rumana

¿Quién es Florian Tudor? 

Florian Tudor, presunto líder de una banda rumana clonadora de tarjetas en Quintana Roo, tiene una lista de amistades cercanas; se hallan políticos de diversa monta, empresarios e incluso gerentes locales de bancos. Entre los primeros destacan líderes del Partido Verde, como el dirigente estatal, José de la Peña Ruiz de Chávez, al que la UIF le congeló cuentas.

También ha sido señalado René Bejarano, dos de cuyos cercanos, ligados al grupo de Tudor, asistieron como invitados especiales al banquete inaugural del gobierno López Obrador, en Palacio Nacional, en diciembre de 2018. 

Lee también: La incómoda cita a la mafia rumana 
 

Intento de asesinato, chantaje y red de delincuencia organizada

Tudor está acusado en Rumania de tres delitos: intento de asesinato, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada, por los que seis de sus colaboradores fueron condenados a penas de entre tres y 10 años de prisión.

La ficha señala que Tudor, con fecha de nacimiento 7 de octubre de 1976, tiene una orden de detención preventiva por el delito de chantaje.

La banda de "el Tiburón", señaló una corte rumana, alteró hasta 100 cajeros automáticos en la Riviera Maya, en Cancún, así como en Sayulita, Puerto Vallarta, y Tijuana, para poder robar datos de tarjetas de crédito de turistas y retirar dinero de sus cuentas.

Lee también: Florian Tudor, en la lista de fugitivos de la Policía de Rumania

El origen de la banda rumana

La operación de la banda rumana inició en marzo de 2014, cuando a través de una empresa fachada de nombre Top Life Servicios, firmó un contrato con banco Multiva para instalar cajeros automáticos de la marca Intacash en centros turísticos, los cuales fueron utilizados para clonar tarjetas de los turistas y robarles su dinero.

Multiva es parte de un conglomerado operado por Olegario Vázquez Aldir, miembro de una de las familias más adineradas de México y designado en 2018 en el consejo asesor empresarial del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Algunas de las tarjetas clonadas en México eran utilizadas para sacar el dinero en otros países. Los skimmers y recaudadores de la banda operaban en Indonesia, India, Barbados, Granada, Paraguay, Brasil, Japón, Corea del Sur y Taiwán.

Lee también: Florian Tudor fue recibido como cualquier ciudadano: Rosa Icela Rodríguez

“Controlamos alrededor de 100 cajeros con chips instalados en ellos… En promedio, cada máquina copiaba cada mes unas mil tarjetas. Retirábamos alrededor de 200 dólares de cada una de estas tarjetas. 20 millones de dólares retirados cada mes”, declaró un exintegrante de la banda que se convirtió en testigo de la fiscalía rumana.
 

Grupo de Tudor con protección de funcionarios 

El grupo de Tudor tiene la protección de funcionarios estatales de Quintana Roo, aseguró en entrevista el exdelegado de la Fiscalía General de la República (FGR) en aquella entidad, Javier Ocampo García, quien en coordinación con otras instancias del gobierno federal y del FBI encabezó en 2019 una investigación sobre las presuntas operaciones ilícitas de la banda de rumanos.

El 30 de marzo de 2019, la Policía Militar y la Policía Municipal de Puerto Morelos establecieron un puesto de revisión en el kilómetro 21 de la carretera que comunica a Cancún con el poblado de Leona Vicario, en donde arrestaron a Florian Tudor y a su socio y paisano Cosmin Adrian Nicolae, al encontrarles dos armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas y alrededor de 500 mil pesos en efectivo.

También se retuvo como sospechosa la camioneta Cadillac, color negra, en la que viajaban Tudor y su socio; el vehículo era propiedad de una agencia vehicular de San Pedro Garza García, Nuevo León, pero llevaba placas de Quintana Roo.

La Policía le aseguró a Tudor una pistola calibre 9 milímetros marca Glock, con cargador y 14 cartuchos, además de 16 mil 500 dólares y 164 mil 800 pesos en efectivo. A su socio le decomisaron otra pistola y 12 mil dólares, según consta en la carpeta de investigación FED/QR/CUN/0000261/2019. Por la portación de las armas, ambos fueron vinculados a proceso penal.

FBI tras los pasos de Tudor

El FBI seguía los pasos de Tudor por su presunta participación en una red que había saqueado fondos de cajeros automáticos en Nueva York.

A dos días de que se efectuara la reunión en la capital de Rumania, un juez emitió una orden para que agentes de la FGR, en coordinación con policías estatales, realizaran una serie de cateos en inmuebles que las autoridades vinculaban con Tudor.

A raíz de aquellos cateos, Tudor arremetió contra el entonces delegado de la FGR, Javier Ocampo García, y contra el Secretario de Seguridad de Quintana Roo, Alberto Capella Ibarra, a quienes acusó de extorsionadores y de saquear su residencia.

Denunció que el verdadero objetivo de los cateos fue robarle joyas, arte, dinero en efectivo y material informático.

Desde su casa, en conferencia de prensa, Tudor denunció tortura

“Durante mi detención fui torturado físicamente y psicológicamente. Nos robaron nuestras pertenencias, alrededor de 67 millones de pesos, de acuerdo a los peritajes que obran en la carpeta iniciada en la Fiscalía Anticorrupción y Asuntos Internos de FGR”, declaró en una conferencia de prensa a la que convocó el 15 de marzo de 2020 en el exterior de su residencia en Cancún.

Desde febrero de este año, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto informó que se ordenó el bloqueo de 79 personas físicas y morales relacionadas con la mafia rumana a través de la llamada Operación Caribe.

Con información de Méxicanos contra la Corrupción***

om/rdmd 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios