Morena saldrá de Palacio Nacional en 2024: Gustavo de Hoyos

El cofundador de Sí por México ve algunos aciertos del gobierno de AMLO aunque, asegura, hay más desaciertos por lo que busca "sacar a Morena de Palacio Nacional en 2024"

Morena saldrá de Palacio Nacional en 2024: Gustavo de Hoyos
Fotos: Carlos Mejía. El Universal
Nación 11/12/2021 01:26 Ángel Delgado Actualizada 03:50
Guardando favorito...

Su voz es amable y mesurada, pero su decir es serio y contundente cuando expresa que México merece un mejor gobierno y debe transitar a una alternancia en el poder. Gustavo de Hoyos Walther tiene claros sus objetivos y no le preocupa ser señalado en las mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO),  de quien piensa que  “le ha fallado a México”.

La sobriedad del empresario bajacaliforniano concuerda con la de su oficina. Carente de ostentación y adornada sólo con unos cuantos cuadros, el mayor lujo lo ofrece el ventanal: la vista del paisaje del sur de la ciudad, en la que los edificios predominan sobre los árboles. El ambiente invita a la reflexión que esta vez versa en un balance del gobierno de AMLO que De Hoyos considera ha sido el peor, en el peor momento: la pandemia de Covid-19

Reflexivo, el cofundador de la asociación Sí por México considera que en los tres años de la autollamada cuarta transformación no todo han sido errores y rumbo a la consulta de revocación de mandato no quiere que el presidente se vaya sino “que cumpla porque ha hecho un mal gobierno”.

Ante ello, lamenta que la falta de un buen gobierno haya ocasionando una crisis de seguridad que durante la pandemia se refleja en el sector salud y la “incapacidad evidente de los responsables, tolerada culposamente por el presidente, (que) ha tenido como efecto la pérdida de cientos de miles de vidas, que se pudieron evitar”.

Recomienda a los inconformes con el gobierno de López Obrador y los  simpatizantes de Sí Por México a no participar ni del proceso de recaudación de firmas ni en la consulta, pues “la alternancia verdadera se verá en 2024 y en el camino habrá que trabajar”.

El exdirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reitera que si se lleva a cabo la consulta de revocación de mandato y AMLO saliera del cargo, el Congreso con mayoría de Morena buscaría elegir a alguien parecido.

“El resultado hipotético de la revocación sería tener un clon de López Obrador, y eso justamente es lo que no nos podemos arriesgar a tener”, advierte.

gustavo_de_hoyos_entrevista_132670577.jpg

No todo ha sido malo en el gobierno de AMLO

Sus 20 años de maestro son para De Hoyos una experiencia bajo la cual hace un balance de la primera mitad del sexenio de AMLO.

Resalta que hay cosas buenas que rescatar como el aumento al salario mínimo y “los programas sociales que llegaron para quedarse”, aunque precisó que hay que cambiar los errores cometidos.

El empresario también rescata de la gestión de AMLO la austeridad del presidente “en sus traslados y su seguridad porque es algo que vino a corregir algunos excesos del pasado”. 

En contraste, De Hoyos Walther identifica errores graves de la autollamada cuarta transformación que ha llevado a México a “una deconstrucción institucional, pérdida de la certidumbre, un retroceso del federalismo, una intolerancia rampante y una afectación a la libertad de comunicación”.

También destaca que a AMLO le falta “dejar atrás su carácter de líder político y líder opositor”, por lo que lo califica como un líder carismático, “un muy buen comunicador y un pésimo presidente”.

Rumbo al 2024

Aficionado al senderismo, deporte que demanda concentración, determinación, precisión y agilidad, Gustavo De Hoyos precisará de estás habilidades para sortear los complejos senderos de la política nacional en los que la oposición no ha podido hacer mella de los errores del presidente; sin embargo, el empresario considera que “en 2024 Morena saldrá de Palacio Nacional”, pues el país, asegura, “está listo para un gobierno de coalición”.

El cofundador de Sí por México se dice concentrado en trazar una ruta política rumbo a las elecciones de 2022 y 2023 y las presidenciales de 2024. 

Más que tener pretensiones como candidato a la presidencia, el abogado por la Universidad Autónoma de Baja California dice estar “ dedicado a tratar de construir desde Sí por México una coalición de unidad” y así “crear las condiciones para que haya una coalición y el candidata o candidato que resulte cuente con todo el apoyo” del sector empresarial, la ciudadanía y las fuerzas políticas opositoras.

A su vez, ve como un desacierto que AMLO, a la mitad de su administración en lugar de centrarse en gobernar aliente la sucesión y haya desatado un proselitismo anticipado que, dice, es un despropósito, ya que “el presidente anunció esta calentura anticipada hace que sus funcionarios se distraigan de sus funciones y encargos fundamentales”.

Reafirma que Sí por México postula que la oposición debe tener una candidatura de unidad “para que pueda hacer converger en su entorno a toda la oposición”, por lo que considera no es tiempo de pensar en perfiles rumbo al 2024, si no que debe de empezar a definirse a principios de 2023, pues “francamente (ahora) me parece muy adelantado”.

gustavo_de_hoyos_entrevista_132670653.jpg

¿Sí por México tiene posibilidades en las elecciones presidenciales de 2024?

Cuestionado sobre las posibilidades reales de Sí por México en las elecciones de 2024 frente a perfiles de los destapados del presidente como Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, el exdirigente de la Coparmex se detiene, esboza una breve sonrisa y apresura su respuesta: “cuando hay una candidatura opositora exitosa, se puede sobreponer a todo el aparato oficial”.

Además expresa que confía en el sistema democrático que “se caracteriza por su capacidad de alternancia” y agrega que ante la visibilidad de los perfiles presidenciables del oficialismo “la posición de campeón y retador es normal en la democracia” y agrega que en el caso mexicano “a los retadores les va muy bien”.

Sobre su percepción del músculo político mostrado por AMLO el 1 de diciembre en el zócalo, donde congregó a 200 mil personas con motivo de su tercer informe como presidente, el empresario manifiesta que el mandatario cayó “en un exceso de celebración” pues a diario se sirve de las “mañaneras” para hablar de su gobierno.

Señala que el evento del zócalo abona a mitificar la figura del presidente, lo que, agrega, “va contra el espíritu discreto y cuidadoso que le corresponde a un gobernante que se define como republicano”.

Reforma energética, el "decretazo" y la militarización del país

Acostumbrado al trato y disenso con otros mandatarios, como Peña Nieto, para Gustavo de Hoyos no es ajeno el clima de desencuentro y polémica que puede vivir el sector privado y el gobierno en temas como reformas constitucionales, en las que de Hoyos se ha manifestado siempre en favor del trato justo para las empresas y sus trabajadores.

Respecto a las decisiones de gobierno y reformas propuestas con el presidente López Obrador, el exdirigente de la Coparmex asegura que AMLO polariza a la sociedad con sus mensajes y lleva los temas de interés nacional como la reforma energética, por ejemplo, a una discusión binaria de buenos y malos y estigmatiza al sector privado como causante de los problemas nacionales, lo que ve como “absolutamente falso y malintencionado”.

Ante ello, ve mal la denostación de AMLO contra el sector privado porque, dice, el gobierno no puede operar sin un sector privado que genere trabajos e impuestos, pues “cada centavo de cada programa público proviene de la actividad de los particulares pagando impuestos, derechos o aprovechamientos”.

También califica como un “error histórico” a la reforma energética que asegura  “apuesta a los cuasi monopolios estatales, a las energías sucias y la inseguridad jurídica” que le hacen perder competitividad al país y es una “mala propuesta para las empresas, los consumidores y para el medio ambiente”.

Del decreto presidencial que vuelve de seguridad nacional las obras del gobierno de AMLO, señala que es autoritario “contrario al Estado de Derecho y genera o induce a la opacidad, que es el preludio de la corrupción” ya que coloca la voluntad presidencial por encima de todo orden legal y da salida y aprobación en cinco días a cualquier proyecto de la 4T.

El presidente López Obrador también ha dado a las fuerzas armadas control de la seguridad pública, la gestión de proyectos como el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas y el tren maya, lo que contraviene la sobriedad y trabajo institucional del Ejército, lo que De Hoyos ve como “un despropósito que está gestando las condiciones para que México transite a un ultra militarismo”.

No obstante, dice que las fuerzas armadas obedecen las instrucciones de quien constitucionalmente es su jefe supremo pero “estamos presenciando una deconstrucción y debilitamiento del orden civil respecto del orden castrense” y no podemos permitir esa involución pues se corre peligro de ver a futuro el gobierno federal plagado de mandos militares.

Así, el empresario manifiesta su preocupación en que los militares caigan en manejos corruptos porque “aunque tienen mejor formación que los civiles, tampoco están vacunados en cuanto a las tentaciones de la corrupción”, por lo que le preocupa que a mediano y largo plazo la tentación haga a los mandos castrenses dejar de lado su responsabilidades primordiales.

ardm/acmr

Comentarios